Samsung convertirá los vídeos a resolución 8K usando inteligencia artificial

Televisión

El CES 2018 arranca con muchas novedades entre los principales actores del sector de la tecnología. Samsung suele ser uno de los más destacados todos los años y este no parece que vaya a ser una excepción. Los coreanos han presentado la nueva Samsung Q9S QLED de 85 pulgadas. Aunque no hemos visto imágenes del modelo, sí se han dado a conocer aspectos clave de su tecnología. Por ejemplo, que este modelo es capaz de convertir los vídeos a resolución 8K usando inteligencia artificial.

Samsung ha anunciado que lanzará este nuevo modelo de televisión a finales de año, siendo el primero de la firma coreana con tecnología 8K e inteligencia artificial. Según han explicado, esta será clave para “re-escalar” el contenido original de cualquier vídeo a la resolución nativa del televisor, es decir, 8K. La tecnología propietaria de Samsung se encarga de convertir la resolución del vídeo original a la del televisor para que cada escena luzca con la mejor calidad posible. Además, funciona con vídeos de cualquier fuente.

Convertir los vídeos en 8K usando inteligencia artificial

Mientras que las televisiones 4K o UHD, llamadas indistintamente de esas dos formas, siguen popularizándose, las primeras televisiones 8K empiezan a asomar en las diferentes ferias de la tecnología. Pese a que todavía quedan muchísimos años para que sean algo habitual en nuestras casas, los fabricantes sacan músculo con las novedades que serán más frecuentes en los próximos años.

Samsung 8K

El problema de los nuevos televisores, tanto con resoluciones 4K como 8K, es que no todo el contenido está adaptado y el que lo está, no es precisamente mayoritario. Por eso, hasta que el contenido esté presente de forma masiva, los fabricantes se las arreglan para “re-escalar” el contenido original. Sin embargo, con la entrada en escena de la inteligencia artificial, todo subirá un escalón.

La inteligencia artificial de Samsung cuenta con una enorme base de datos que analiza millones de imágenes para re-escalar los vídeos con resoluciones más bajas. Esta tecnología selecciona el filtro correcto y convierte el vídeo para que sea disfrutado con la máxima calidad en 8K, procesando la imagen hasta 64 veces.

Además, la inteligencia artificial de la televisión de Samsung no se queda en la imagen y también optimiza el sonido para algunas escenas del vídeo. Por ejemplo, si estamos viendo un partido, la televisión aumentará el sonido de los espectadores para tener una experiencia mucho más cercana a la realidad.

Este televisor no se ha mostrado físicamente y solo conocemos su tecnología, aunque sabemos que llegará en la segunda mitad del año junto con una versión “reducida” de 65 pulgadas.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > sammobile