Cómo configurar Windows 10 para ahorrar espacio si usas SSD y disco duro

Hardware

Si tienes en tu ordenador una configuración de hardware con disco duro y SSD, seguramente sea porque buscas el máximo rendimiento. Esto es habitual en configuraciones gaming, para acelerar la carga de videojuegos almacenados en el SSD, y del propio sistema operativo. Pero el disco duro cumple también una función clave, que es el almacenamiento masivo sin importancia –o sin tanta importancia- sobre la velocidad de carga de estos archivos. Pero ¿cómo hago que mis archivos se guarden en el disco duro, si uso un SSD?

Evidentemente, Microsoft es consciente de que hay usuarios que utilizan SSD y HDD en su configuración de hardware del ordenador. Y su sistema operativo Windows 10 está perfectamente adaptado a esto. Así que tenemos una posibilidad de configuración que nos permite usar un SSD para la instalación de Windows 10, así como para los programas que utilicemos de forma recurrente o necesiten la máxima velocidad; y por otro lado, usar el disco duro para el almacenamiento de archivos que no requieren de las prestaciones de la unidad de memoria en estado sólido.

Windows 10 te permite usar tu SSD para juegos, y el HDD para archivos, de forma automática

Si abres Configuración en tu ordenador con Windows 10 encontrarás una sección denominada Almacenamiento, y que permite modificar sus ajustes correspondientes. Aquí tenemos el sensor de almacenamiento, por ejemplo, para ahorrar espacio automáticamente. Pero lo que nos interesa es el apartado de Más configuraciones de almacenamiento, donde podemos seleccionar dónde guardar cada cosa cuando llega a nuestro ordenador. Pulsando sobre la opción Cambiar la ubicación de almacenamiento del contenido nuevo, Windows 10 nos va a dejar escoger dónde guardarlo siguiente:

  • Nuevas aplicaciones
  • Nuevos documentos
  • Nueva música
  • Nuevas fotos y vídeos
  • Nuevas películas y programas de televisión
  • Mapas sin conexión

Todos estos tipos de archivos se pueden modificar en la configuración de almacenamiento. Es decir, que podemos escoger que las nuevas aplicaciones se instalen en el SSD y que, sin embargo, todo lo demás quede guardado en el disco duro (HDD). De esta forma conseguiremos, automáticamente, ahorrar espacio en el SSD y exprimir su máximo rendimiento llevando los archivos ‘normales’ de forma directa al disco duro. No tendremos que estar revisando a cada momento dónde se guarda cada cosa.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • Michael DFirenze

    Muy intuil, ya que con “Guardar Como” que es la opcion por default para guardar archivos de internet se puede escoger el lugar que queramos.
    Lo ultil seria poder ejecutar las aplicaciones pesadas como juegos desde el SSD y guardar sus archivos en el HDD, eso si seria algo revolucionario.

  • David

    Por default?
    Dios mío de mi vida , lo que hay que leer….

  • Carlos

    “Evidentemente, Microsoft es consciente de que hay usuarios que utilizan SSD y HDD en su configuración de hardware del ordenador. Y su sistema operativo Windows 10 está perfectamente adaptado a esto.”

    Te has ‘pasao’, Carlos. Esta frase es apología del S.O, y te deberían aplicar la ley anti-terrorista y estar detenido 72 horas sin publicar articulos.

  • Eso en realidad también depende de las aplicaciones, de sus instalaciones y como estén programadas. Ya que no es la primera vez que usas “instalación personalizada” para que se instale algo en D: por ejemplo y se siguen metiendo muchos archivos en C: y se supone que si quieres instalar algo en D: es porque quieres que todo esté en D: Y hay programas que se instalan en C: por defecto siempre. Y ni siquiera te permiten personalizar la ruta o carpeta donde van a ser instalados.

    Y por otro lado no es muy bueno el mover carpetas del sistema como Archivos de Programa o Archivos de Programa (x86) a D: u otra unidad. Ya que hay programas que hacen un lío por esto.

    Salu2