España pasa del ridículo en el ADSL a ser el quinto país más potente en fibra

ADSL

Internet es capaz de mostrar dos realidades de España en un plazo de unos 20 años. En el caso del ADSL, hemos sido un país bastante ridículo con precios muy caros y un rendimiento muy por debajo de lo esperado, centrales saturadas y muchos problemas para los usuarios. La otra cara de la moneda la vivimos ahora con la fibra óptica, habiéndonos convertido en uno de los líderes a nivel europeo y el quinto país en el ranking mundial. Del ridículo del ADSL al paraíso de la fibra, así ha cambiado España en los últimos años.

España: del ridículo en el ADSL…

La tecnología ADSL, siglas para Asymmetric Digital Subscriber Line, hace uso del viejo cableado de par de cobre de la línea telefónica para llevar Internet a nuestros hogares. Existen muchos aspectos que complican su rendimiento, tales como la distancia de la central hasta la casa del abonado o el estado de la línea. Su implantación en España, allá por el principio de este siglo, sirvió para expandir Internet, pero también trajo muchos problemas.

España siempre ha tenido el ADSL más caro y lento de Europa. La baja calidad de las líneas de cobre, muchas de ellas con decenas de años a sus espaldas, junto con la tardanza en llegar de las ofertas, nos colocaron en una posición bastante lejana de nuestros principales rivales europeos y mundiales. En aquellos primeros años, 256 Kbps o 512 Kbps podían costar más de 40 euros al mes sin IVA.

Algo más tarde, comenzaron a llegar nuevos operadores con ofertas de 1 Mbps. Tuvimos que esperar bastante más para las polémicas ofertas de 20 Mbps, que en realidad omitieron durante bastante tiempo la palabra “hasta” para el cabreo de los usuarios. Esa mezcla de prácticas poco éticas, costes ocultos y rendimiento bajo, nos dejaron en una situación delicada.

ADSL cobertura España

… al éxito en la fibra óptica

Con toda esa historia a nuestras espaldas, pocos creían que podíamos darle la vuelta a la tortilla en unos pocos años. La “culpable” de todo se llamaba fibra óptica y los primeros planes generales para llevarla a buena parte del país empezaron a despegar. En el año 2005 se realizaron las primeras pruebas piloto por parte de Telefónica, ofreciendo en Pozuelo de Alarcón velocidades de 50 Mbps.

Más tarde se unieron otras como Orange y también había mucho movimiento de las cableras, con ONO a la cabeza. Aunque no desplegaban fibra óptica hasta el hogar, su apuesta por el HFC también ha resultado clave para cambiar el estado de las conexiones a Internet de nuestro país.

En el año 2008 se empezaron a comercializar las primeras ofertas de fibra óptica de Movistar, siendo la operadora más destacada en ese terreno. Durante los primeros años, su cuota de mercado se mantuvo por encima del 90%. La irrupción de Jazztel también resultó clave, ayudando a democratizar los precios y expandiendo el mercado hasta límites insospechados.

En pleno 2017 la situación es totalmente diferente a la que teníamos en el 2000 y los primeros años del ADSL. España tiene la red de fibra hasta el hogar (FTTH) más grande de Europa y la cobertura de los principales operadores se cuenta en millones de hogares (cifras de cobertura y despliegue de fibra actualizadas a septiembre de 2017).

Además, este año se ha producido un gran hito después de que las conexiones FTTH hayan superados a las conexiones ADSL activas por primera vez en la historia. Eso sucedió en el mes de julio con 5,7 millones de líneas de fibra por los 5,6 millones de ADSL contratadas en ese momento. En el periodo interanual comprendido entre julio de 2016 y julio de 2017, las líneas FTTH crecieron a un ritmo total de 1,6 millones de hogares.

¿Y eso en que se traduce? Pues que hemos pasado de ser un pésimo ejemplo de digitalización y telecomunicaciones en Europa a ser uno de los países más destacados del mundo. Según una estadística creada en diciembre de 2016, 10,7 de cada 100 personas ya tienen conexión de fibra óptica en España. Solo nos superan Noruega, Suecia, Japón y Corea del Sur.

Finalmente, sabemos que esto es algo que no termina aquí y los planes para los próximos años son igual o más optimistas. Sin ir más lejos, sabemos que Movistar quiere tener 25 millones de hogares cableados con fibra óptica en 2020, lo que supone llevar fibra óptica a todas las localidades de más de 1000 habitantes.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • Javier

    bien por nosotros aunque no podemos bajar el ritmo y espero que el precio tb se quede como esta almenos 3-4 años

  • Gabriel García

    ¿Cual es la velocidad mínima y máxima que pueden contratar en España?

    • Yo tengo contratado 500mb de fibra, el máximo creo que es 1Gbps. El mínimo ni idea.

    • Carlos

      Creo que el máximo es 1Gbps y el mínimo 20Mbps, aunque ese mínimo es “hasta” 20Mb pues al ser ADSL depende de varios factores, hay clientes a los que les puede llegar los 20Mb y otros a los que les llegará mucho menos, pudiéndose dar el caso de que les lleguen incluso solamente 1Mb.

  • A ver si eso mejora nuestra economía. Han hecho bien los deberes.

  • David Álvarez García

    Y el VDSL el cual fue introducido por JazzTel en primavera del 2010 para ofrecer 30Mb. En mercado residencial? Debiera de considerarse tb. Un hito.

  • Aun quedamos más de 5,5 millones de abonados a líneas por cobre xDSL en España (si bien han descendido en más de 1,2 millones de líneas desde julio de 2016 a julio de 2017, datos CNMC. Creciendo en un porcentaje similar las FTTH y demostrando como mucha gente que tenía ADSL o cobre ha pasado a conexiones de fibra óptica sea híbrida HFC o pura FTTH) Algunas a precio de oro, para la poca velocidad que dan. Y sin olvidarme de la gente que ni puede acceder a Internet. Además de añadir que no se puede acceder en muchas zonas de cobre a más de 20 Mbps. Es decir que como mucho se puede tener ADSL2+ y no VDSL. Fuera de que el VDSL esté prácticamente en desuso.

    Aunque el desuso del VDSL se entiende por dos factores principalmente:

    – El VDSL/VDSL2 si no se apoya en la fibra óptica, no tiene mucha razón de ser ya que solo llega a buenas velocidades hasta aproximadamente bucles de 1,2 Km desde la central a casa del abonado. A partir de esa distancia el VDSL es igual o incluso peor que el ADSL2+ (incluso en algunos casos con “vectorización”)

    – Debido al deficiente estado de la red de cobre. No se pueden ofrecer más de 20 Mbps, salvo en unos pocos cientos de miles de bucles. Y como entre especialmente este año 2017 y mucho más en 2018, muchísimos van a ser pasados a HFC/FTTH (es más estimo que entre julio de 2017 y julio de 2018, el descenso de lineas xDSL va a ser incluso superior al que hubo entre julio de 2016 y julio de 2017, mencionado arriba. Y calculo que quedarán poco más de 4,2 millones de lineas xDSL a julio de 2018. Pero bueno es casi más un deseo de que ocurra a que vaya a ocurrir. En cualquier caso, hay que mirar los ritmos de despliegue, instalación, cierre de centrales porque por momentos se ralentiza y obviamente eso afecta) pues no tiene mucha razón de ser. Instalar VDSL para luego cambiar a HFC/FTTH.

    Salu2

  • Carlos

    Pues muy bien. Ahora solo queda bajar, aunque sea un poco, los precios. Sí, ya lo sé, es utópico pero soñar es gratis… 😄