Añadir una GTX 1070 a tu portátil sólo cuesta 600 dólares

Gadgets

En los últimos años están empezando a surgir cajas externas para ordenadores portátiles que permiten actualizar la tarjeta gráfica del mismo sin tener que comprar uno nuevo. Estas cajas hacen uso o de conectores propietarios, o de conectores con Thunderbolt 3, capaces de asimilar el ancho de banda generado.

Por 600 dólares le puedes añadir una GTX 1070 a tu portátil si tiene Thunderbolt 3

Este tipo de cajas tienen bastante sentido. Si nuestro ordenador cuenta con un procesador potente (un Intel i5 o i7 de tercera generación o superior, por ejemplo), y la tarjeta gráfica se ha quedado algo anticuada, actualizarla es una buena idea. Es una práctica muy común en los ordenadores de sobremesa, ya que es difícil saturar un procesador en juegos debido a que éstos están optimizados para llevar la mayor parte de la carga a la tarjeta gráfica.

aorus gtx 1070 gaming box

El inconveniente más grande que tienen estas cajas externas (eGFX) es su elevado precio, al cual hay que sumarle el de la tarjeta gráfica que queramos añadir. Eso cambia con la nueva Aorus GTX 1070 Gaming Box, una eGFX anunciada en la Computex que cuenta con una NVIDIA GTX 1070 en su interior. Y todo por el reducido precio de 600 dólares.

Estas cajas externas cuentan normalmente, además de con la tarjeta gráfica, con una fuente de alimentación que ronda entre los 400 y los 500 vatios (la de esta caja en concreto es de 450 vatios). Si estimamos que el precio de una fuente de alimentación así es de unos 30 dólares, y el de la tarjeta gráfica que equipa (una Gigabyte GTX 1070 Mini ITX OC), que cuesta 366 dólares, nos queda que la caja en sí cuesta 200 dólares. Un precio bastante ajustado, teniendo en cuenta que cajas similares en prestaciones cuestan 300 o 400 dólares sin gráfica.

Más portátil que otras soluciones del mercado

El tamaño de la Aorus GTX 1070 Gaming Box es por lo menos un tercio del tamaño de la Razer Core y la Alienware Graphics Amp, las cajas externas más vendidas en la actualidad y que lideran el mercado de estos productos. Al ser más pequeño, también se mejora su portabilidad, además de contar con una caja acolchada de transporte para evitar que se dañe. El peso del producto en sí es de 2 kg.

gamingbox

La parte trasera de la caja de Gigabyte ofrece la conectividad que es de esperar en una tarjeta gráfica además de otros añadidos: cuatro puertos USB 3.0, dos puertos DVI, un puerto HDMI, y un puerto DisplayPort de tamaño completo. Además, está el puerto Thunderbolt 3 a través de USB Tipo C con el que se conecta la tarjeta gráfica al portátil u ordenador de sobremesa en el que queramos conectarla.

Lo que no se sabe, de momento, es si Gigabyte va a vender esta caja por separado para poder introducir la tarjeta gráfica que queramos. La Aorus GTX 1070 Gaming Box va a estar a la venta en julio, y es compatible con cualquier portátil que tenga conector USB Tipo C con Thunderbolt 3 (incluidos los MacBook). El rendimiento no es el mismo que si enchufásemos la tarjeta a un ordenador de sobremesa, ya que el conector Thunderbolt 3 va a chipset y no tiene una línea PCI-E exclusiva. Aún así, es una gran mejora si te lo puedes permitir.

Escrito por Alberto García

Fuente > Anandtech