Cada vez nos cambiamos más de compañía de Internet o telefonía móvil

El Panel de Hogares de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) siempre nos aporta datos interesantes sobre los hábitos de consumos de los españoles en relación con servicios como las telecomunicaciones, la energía o el gas. En la última edición conocemos que cada vez nos cambiamos más de compañía de Internet o telefonía móvil.

La dura batalla que se libra en el sector de las telecomunicaciones con ofertas, contraofertas, respuestas, promociones, promociones que contestan promociones, rebajas y un largo etcétera de movimientos, responde a la creciente voluntad de querer cambiar de operadora de los españoles.

Hace unos años era complicado imaginar tantas portabilidades y poco a poco se ha convertido en algo habitual. El precio suele ser el principal motivo para realizarla, pero también conseguir nuevos servicios que sí ofrece la competencia. Además, solemos hacer muchos de estos cambios esperando que nuestra compañía nos “ofrezca algo más de amor”.

Cada vez nos cambiamos más de compañía de Internet o telefonía móvil

Ya en 2015, los usuarios del sector de las telecomunicaciones fueron los que más cambiaron de compañía. La tendencia ha seguido en 2016 e incluso se ha incrementado en porcentaje. El 11% cambio de proveedor de telefonía fija, el 10,9% de banda ancha y el 11,4% de telefonía móvil.

operador

¿Razón? Pues como hemos comentado hace un momento, abaratar la factura mensual. Esa razón llevó al 60% de los usuarios a cambiar de proveedor de telecomunicaciones fijas en 2016. Otra razón que aumenta de peso es la insatisfacción con la calidad del servicio del proveedor antiguo.

En tercer lugar, aprovechar una promoción temporal es otra de las razones que cada vez pesan más en la decisión de cambiar de proveedor. Finalmente, caen algo la consecución de beneficios por contratar una oferta empaquetada y la insatisfacción con la atención al cliente del antiguo proveedor.

operador

Sin embargo, la banda ancha fija es el sector con mayor número de usuarios que piensan que no se ahorrarán mucho dinero con un cambio de operador, pese a reconocer que no saben si les están ofreciendo una buena oferta.

¿La dificultad de cambiar? Los usuarios de telefonía fija, banda ancha fija (ADSL, fibra o cable) y telefonía móvil, son los que encontraron difícil o muy difícil el cambio de operador. Curiosamente, esto no supuso un problema para los clientes de gas o electricidad, sectores con más miedo al cambio históricamente.