Qué es el thermal throttling y por qué es necesaria una buena ventilación en tu PC

Hardware

La temperatura es uno de los factores que más tenemos que tener en cuenta a la hora de montar un ordenador por piezas. Es necesario que nuestra caja tenga un buen flujo de aire, sobre todo en fechas próximas al verano. Si la temperatura de algunos componentes es demasiado elevada, éstos tendrán un peor rendimiento, además de poder llegar a disminuir su vida útil o incluso provocar que el ordenador se apague directamente si la temperatura llega a puntos extremos.

Invierno frente al verano

En invierno la ventilación no es algo que suela preocuparnos. Incluso en mi caso ya conté que había quitado casi todos los ventiladores de mi ordenador durante los meses de invierno para tener la doble ventaja de prácticamente hacer desaparecer el ruido de los ventiladores, así como aprovechar el calor generado por el ordenador al estar los componentes a unos 5-10 grados más de lo que estarían si los ventiladores estuvieran funcionando a pleno rendimiento.

pc-gaming-invierno-veranoHacer esto requiere revisar las temperaturas cuando se están haciendo tareas extremas. En mi caso tengo una serie de gadgets en la pantalla secundaria que me permiten saber en todo momento la temperatura de mi procesador y de mi gráfica, entre otros. Gracias a eso, puedo comprobar rápidamente qué variaciones provoca quitar un ventilador o hacer un cambio de velocidad en los mismos.

Y es que la temperatura interesa conocerla porque podemos jugar con los niveles de ruido de nuestro ordenador, así con los niveles de potencia haciéndole overclock al procesador, u overclock a la tarjeta gráfica. Mientras la temperatura no se dispare, podemos ganar algo de rendimiento. Para ello es necesario tener una buena ventilación, con suficientes ventiladores en nuestro ordenador que generen una presión suficiente para que el aire frío entre a los componentes desde el frontal y el caliente salga por la parte trasera o superior del ordenador.

Thermal throttling: el enemigo que hay que evitar

Evitar temperaturas altas en nuestros componentes es muy importante. Los propios componentes tienen mecanismos de protección en el caso de que se alcancen temperaturas demasiado elevadas. Este término, conocido como thermal throttling, consiste en que el procesador o la tarjeta gráfica disminuyen su rendimiento (en este caso, a través de limitar la frecuencia) para que la temperatura disminuya. Hacer overclock sin tener en cuenta la temperatura puede hacer que incluso el rendimiento sea peor si se alcanzan límites donde se active el thermal throttling.

[/RelatedNotice][/RelatedNotice]

Mientras que es raro verlo en ordenadores de sobremesa con buena ventilación, limpieza, y un disipador mejor que el que trae el procesador, en ordenadores portátiles no es raro que se dé. Esto es debido a que las temperaturas a las que funciona un ordenador portátil son superiores por lo compacto de su diseño y al menor flujo de aire que reciben sus componentes, con ventiladores que no suelen sobrepasar alrededor de los 6 centímetros de diámetro.

Tanto los procesadores como las tarjetas gráficas tienen dos límites de temperatura: un límite a partir del cual empiezan a hacer thermal throttling, y un límite a partir del cual se apaga el ordenador para evitar daños. Aunque en invierno esto no es un problema, en verano sí que podemos llegar a encontrarnos con alguno de estos dos límites.

pc-gaming

La temperatura máxima en la que los procesadores Intel pueden empezar a hacer thermal throttling es de 100 grados, donde el rendimiento disminuye un 20% hasta que se alcanzan temperaturas aceptables. En tarjetas gráficas el límite suele ser algo menor, estando el límite en algunos casos alrededor de los 85 grados. Por ello, si se nos apaga el ordenador, lo más probable es que sea a causa de límites de temperatura en la tarjeta gráfica.

Para evitar problemas de temperatura, podemos tomar las siguientes medidas dependiendo del ordenador que tengamos.

En el caso de que tengamos un ordenador de sobremesa, es muy importante contar con varios ventiladores en nuestra torre. El flujo de aire normalmente va desde el frontal de la caja hacia la parte trasera. También existen ventiladores en la parte inferior de la caja, en la parte lateral, y en la parte superior, que permiten darle un empuje extra al aire para que fluya mejor por la caja. También es importante contar con una buena limpieza dentro de la caja y un buen orden de cables para permitir que el aire fluya bien y no encuentre demasiados obstáculos.

caja-ventilacion-flujo

En mi caso, tengo una NZXT Lexa S, que cuenta con bastante ventiladores y huecos para ellos. La caja incluía de serie un total de cuatro ventiladores: uno en el frontal, otro en la parte trasera, otro en la parte superior, y otro en la ventana lateral. El frontal es uno de los más importantes, ya que mete aire a la caja. El lateral es clave para la tarjeta gráfica, pues le aporta aire de manera directa. Los dos en la parte trasera y superior ayudan a expulsar el aire, siendo casi un complemento del disipador de la CPU que empuja el aire frío para tener frío el procesador, como podéis ver en esta foto.

nzxt-lexa-s ventiladores

En el caso de los ordenadores portátiles, las soluciones son más difíciles. Si os vais a comprar un portátil, es bueno revisar cuántos ventiladores tiene. Muchos portátiles prescinden ya en la actualidad de lectores de DVD para incluir un segundo ventilador y mejorar la temperatura. Si ya tenemos un portátil, podemos desmontarlo para limpiarle el ventilador, o comprar una base refrigeradora. Este fenómeno ocurre también en los móviles, y lo pudimos ver claramente con el Snapdragon 810, que tenía problemas de temperatura, cuyo rendimiento bajaba tanto que algunos fabricantes decidieron montar el Snapdragon 808, que no tenía problemas.

A pesar de ello, en verano es posible que, si jugamos durante mucho rato, el ordenador se apague porque no esté preparado para soportar tales temperaturas ni un rendimiento elevado durante largos periodos de tiempo. Una solución que puede parecer tonta en un principio no es una mala idea, como es poner monedas en las partes más calientes del portátil. El cobre, del que están hechas en parte algunas monedas, es un buen conductor térmico, y por ello se utiliza en los heatpipes de los disipadores.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • nova6k0

    Es muy importante tener una buena caja con ventiladores bien repartidos. La verdad es que ahora hay cajas realmente excelentes en este aspecto. Lo peor tener una caja pequeña, porque el calor en su interior va a ser considerable. Yo tuve una caja pequeña, encima en un procesador Pentium 4 Prescott, y casi podía freir huevos encima de ella, en verano.

    Salu2

  • Usuario Indignado

    He leído hasta donde has dicho ‘que le habías quitado casi todos los ventiladores en invierno’, momento donde me he compadecido de tu ordenador y he dejado de leer. Hay que ser muy ignorante, para pensar que eso es bueno para el equipo. Ni aunque el ordenador estuviera metido en una nevera, se le debe de hacer eso. Los flujos de aire son importantísimos en los equipos, no solo para ventilarlos correctamente, sino para evitar la acumulación de partículas electroestáticamente conductoras en los componentes, porque dudo que tu habitación sea un lugar con filtros de aire y partículas.
    Un poquito más de rigor, por favor

    • Alberto García Guillén

      Le he quitado los de la caja, dejando sólo los del disipador de la CPU y la gráfica. A 20 grados de temperatura ambiente, la CPU está al 15% de uso a 38 grados y la gráfica en reposo a 57 (con los ventiladores apagados por el sistema que usan las nuevas gráficas). Al 100% de uso el proce no supera los 71 grados, mientras que la gráfica no pasa de 74. Así que no es ninguna locura.

    • ruvelro

      Pues denúnciame, pero el mio trabaja en verano y en invierno sin un solo ventilador, solo el radiador de la refrigeración líquida.

      Y probablemente mi ordenador esté infinitamente mejor cuidado que el tuyo con tus flujos de aire internos…

  • Alberto

    Interesante artículo, es cierto que el airflow es vital para la buena refrigeración de los equipos, entre otras cosas por eso no me convence un portátil para jugar, siempre y cuando no tenga la necesidad de movilidad, prefiero 1000 veces un PC de torre.
    Saludos.

  • Pablo Blanco Fierro

    Lo de quitar los ventiladores para aprovechar el calor de los componentes para calentar la habitación…
    Precisamente lo que hacen los ventiladores, disipadores, etc. Es quitar calor a los componentes transfiriéndolo al entorno. Por esto encima de que “calentarías la habitación” de forma menos eficiente al apagar los ventiladores causas que los componentes alcancen mayor temperatura.
    Si lo que queréis es refrigerar el ordenador sin ningún ruido quizá se podría probar a sumergir el ordenador por completo en agua destilada (El agua pura es un magnifico aislante eléctrico, por lo que no haría falta circuito de refrigeración, ni bomba)