¿Y si los anunciantes pudieran comprar nuestro historial de navegación?

Por suerte, existen leyes que protegen los datos confidenciales de los usuarios. Uno de estos datos es el historial de navegación, un registro donde encontramos todas las páginas webs que hemos visitado en los últimos tiempos. Como podemos imaginar, esta información es oro para muchos colectivos, uno de ellos las empresas de publicidad. Sin embargo, nos preguntamos por la llegada de una realidad donde los anunciantes pudieran comprar nuestro historial de navegación.

Toda esta reflexión surge después de conocer la voluntad de algunos legisladores republicanos para introducir cambios en las leyes que protegen a los usuarios en Estados Unidos y revocar así las normas de privacidad. En caso de salir adelante estas propuestas, nada impediría a los anunciantes y empresas de publicidad acceder a la compra del historial de navegación web de los consumidores por parte de los proveedores de servicios de Internet.

Nuestro historial de navegación ¿a la venta?

Varios senadores introdujeron resoluciones que deberán ser revisadas por el congreso de los Estados Unidos que anularían las reglas de privacidad de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), además de impedir que pudieran aprobarse normas similares en el futuro.

privacidad

Los principales grupos anunciantes de Estados Unidos (American Association of Advertising Agencies, American Advertising Federation, Association of National Advertisers, Data & Marketing Association, Interactive Advertising Bureau, and Network Advertising Initiative) han felicitado de todo corazón a los senadores y congresistas que están detrás de estas propuestas.

En caso de eliminarse esta regulación, los proveedores de Internet no deberían obtener el consentimiento explícito de los usuarios antes de vender o compartir los datos de navegación de los usuarios. Además, esto se extendería a otros ámbitos y datos personales, pudiendo ceder información a terceros.

El cambio de gobierno de Estados Unidos está resultando clave para este cambio de tercio en la forma de actuar de la FCC. Su nuevo presidente ha detenido la aplicación de algunos aspectos de la norma aprobada con mayoría demócrata y ahora buscarán derogar al completo las reglas de protección de la privacidad.

Por desgracia para los usuarios, todas las reglas aprobadas previamente pueden ser derogadas por la FCC o el Congreso, por lo que se tienen pocas dudas de que esto saldrá adelante en el futuro. El temor se ha instaurado entre los usuarios de Estados Unidos, aunque debido al alcance de sus servicios, gran parte de los usuarios podrán verse perjudicados de una forma u otra.

¿Qué os parece la situación?