Chrome 57 reduce un 25% el consumo energético de las pestañas

Chrome 57 reduce un 25% el consumo energético de las pestañas

Carlos González

La última actualización del navegador web de Google, Chrome 57, llega con una amplia cantidad de mejoras de seguridad habituales de estos lanzamientos, pero hay algo especialmente útil para ordenadores portátiles. Según ha explicado Google en su blog oficial, la eficiencia energética de su navegador web es uno de los pilares clave en el desarrollo actual del mismo, y con Google Chrome se ha reducido de forma sustancial el consumo energético que provocan las pestañas en segundo plano. Las causantes también, por cierto, de que Chrome consuma memoria RAM en exceso.

Aunque el navegador web es una de las aplicaciones más básicas para los usuarios, y la mayoría de los usuarios lo tenemos instalado y en uso, también es una de las mayores fuentes de consumo de recursos en nuestros dispositivos. Tanto de energía como de CPU, RAM y disco. Y el primero de los problemas, la compañía de Mountain View asegura haberlo solucionado en gran medida con su actualización a Chrome 57. Ahora, con esta versión recién lanzada –hace unos días-, Google asegura que se consume un 25% menos de energía con respecto a las versiones anteriores.

chrome

Ahora Google Chrome consume menos energía, un punto clave para los ordenadores portátiles

De momento Google, aunque cada vez introduce más modificaciones al respecto, no ha conseguido reducir el consumo de memoria RAM hasta un punto convincente. Pero sí ha trabajado sobre el sistema de pestañas en segundo plano para reducir de forma sustancial su consumo energético. Algo que afecta a los equipos con sistema operativo Windows, Linux y Mac, y que vendrá bien, sobre todo, a los usuarios de ordenadores portátiles. Con la novedad introducida, se consume un 25% menos gracias a que se ha retrasado la acción de los temporizadores para limitar la carga media sobre la CPU a tan solo un 1% de un núcleo, cuando se trabaja en segundo plano.

Así, el mecanismo sigue dejando trabajar de la misma manera a pestañas abiertas en segundo plano y en reproducción de audio o video, pero para el resto aplica una carga de recursos mínima que las mantiene disponibles, pero sin consumo energético y apenas de recursos. Las intenciones de Google, sin embargo, pasan por lanzar una actualización -más adelante- en la que se suspendan completamente las pestañas en segundo plano. Mientras tanto, este nuevo sistema reduce un 25% su consumo y rebaja considerablemente la carga de recursos.