MásMóvil, muy cerca de alquilar sus redes a otros operadores

MásMóvil se está tomando cada vez más en serio la papeleta de convertirse en el cuarto operador de nuestro país, después de agrupar a operadores como Yoigo o Pepephone y aunar fuerzas para poder competir en redes y número de clientes contra los tres grandes operadores de España.

MásMóvil, siguiendo los pasos de Orange como mayorista de red

Si hablamos de operadores que alquilan sus redes a otros operadores, tenemos que el rey indiscutible de ese segmento de mercado es Orange, con al menos una treintena de operadores que utilizan sus redes, como Amena, Jazztel, Simyo, y decenas de otros operadores móviles.

masmovil-antena

Movistar es el segundo en este campo, con operadores como Pepephone o Tuenti Móvil, y quiere tomar un papel importante en este segmento con movimientos como los realizados el mes pasado con Aire Networks, que ha pasado a ser OMV de Movistar en detrimento de Orange, que hasta ahora contaba en sus redes con los 120.000 clientes del operador. Por otro lado, Vodafone es el tercero, aunque ha reafirmado en varias ocasiones que no tiene especial interés en revender sus redes a otros operadores, siendo Lowi (y ONO si lo contamos por separado) su principal apuesta en este segmento.

A este segmento se va a sumar ahora, según las últimas informaciones, MásMóvil. El operador amarillo en la actualidad cuenta con red propia y red de Orange a su vez. En total, el grupo de MásMóvil cuenta con red propia de 3G y 4G con cobertura para casi el 90% de la población, aupado sobre todo por las redes propias con las que cuenta Yoigo. Es por ello que llevan unos meses incrementando su interés en convertirse en un nuevo operador mayorista a nivel de redes para revenderla a su vez a otros operadores. Junto con la red de Yoigo, MásMóvil también puede revender a otros la red de Orange.

Más competencia, precios más bajos

Desde la CNMC ven bien esta jugada, ya que favorecerá la competencia en España al incluir un cuarto operador que pueda revender su red a otros operadores, además de apoyar su argumento de que desregularizar el mercado es bueno para que haya más entrada de competidores y los precios finales disminuyan para los usuarios debido a esta competencia.

En definitiva, MásMóvil intentará emular a Orange en un negocio que de momento sólo ha apoyado fuertemente y con contundencia el operador naranja. En MásMóvil buscan potenciar todo tipo de despliegue para ir mejorando su posición de cuarto operador en el mercado, y de momento para la red móvil cuentan con la red y el apoyo de los reguladores de España. Veremos cómo le sale la jugada, en un año en el que se van a renegociar unos cuantos contratos de alquiler de redes de operadores móviles, y si alguno decide dar el paso a utilizar las redes de los amarillos.