No ahorras nada: así funciona el 15% de FNAC para socios

No ahorras nada: así funciona el 15% de FNAC para socios

Carlos González

Hay un gran enemigo de las que anteriormente fueron solo cadenas físicas, como MediaMarkt y FNAC, y no es otro sino Amazon. La reducción de costes por la falta de establecimientos físicos, sus trabajadores y un largo etcétera, además de una estrategia mucho más agresiva en la adaptación de precios, han llevado a Amazon a convertirse en el Rey de las ventas online. Y para lidiar con su liderazgo, FNAC apuesta por un modelo de fidelización basado en una tarjeta para socios que, a priori, debería suponer un ahorro sustancial que preste a elegir su comercio sobre el resto. ¿Qué hay de cierto en ahorrar siendo socio de FNAC?

FNAC ofrece dos posibilidades a los que acepten ser socios de su comercio: socio propiamente dicho, y Visa FNAC. La primera de estas dos supone un 5% de descuento acumulado según explican en su página web dedicada a las ‘ventajas como socio’ y la segunda, además, permite el pago en el comercio –y otros, como cualquier VISA- con condiciones de financiación específicas. El carnet, que es la primera opción, tiene un coste de 15 euros para dos años y, como anticipábamos, incluye entre sus condiciones y ventajas un 5% de descuento para todas las compras en FNAC tanto en tienda física como a través de su página web, además de envíos en 24 horas de forma ilimitada y sin coste adicional, entre otras ventajas que detallamos a continuación. Pero ¿es un descuento real?

fnac

No (siempre) es un descuento directo, es un 5% de reembolso para próximas compras en FNAC

La primera argucia del marketing de fidelización de FNAC está en este ‘descuento del 5%’ que no es un descuento al uso para todos los productos sino un reembolso para futuras compras, y solo en determinadas secciones sí se aplica de forma directa. Es decir, por cada compra en FNAC se ‘recarga’ el 5% correspondiente al precio de la misma en la tarjeta o carnet, y se puede usar en próximas compras. Por lo tanto, en caso de hacer una compra de 100 euros contaríamos con un reembolso de 5 euros en forma de ‘puntos’ en la tarjeta. Y para la próxima compra es cuando ya podríamos gastar esos 5 euros. El descuento, por tanto, implica dos compras como mínimo, en cualquiera de los casos.

El descuento directo sí existe para algunas de sus secciones: de un 5% concretamente, en libros, música, cine, papelería, videojuegos, accesorios de consolas, juguetes, instrumentos musicales, software y merchandising.

¿Dónde está el problema en esto? En que FNAC se sirve de este descuento indirecto para marcar en sus tiendas y en la página web del comercio precios que no son reales. Si ahora mismo queremos comprar una Nintendo Switch, recién lanzada, en su primer día a la venta aparece en la página web de FNAC con un precio general de 329,99 euros que supera en 10 euros la oferta de Amazon o de MediaMarkt, y muestra un precio de 314,99 euros que sólo al pinchar sobre el mismo podemos ver que se trata de una ‘oferta exclusiva para socios’. La aceptamos, en principio, para ver si es real, y al avanzar en el proceso de compra acabamos encontrándonos con un precio final de 329,99 euros para el pedido porque ¡sorpresa! hay que sumar 15 euros por la renovación del carnet de socio. Es decir, era sólo un reclamo, y finalmente el precio son 10 euros más que en MediaMarkt o en Amazon, sus principales competidores.

fnac

FNAC es (casi) siempre más caro, incluso con su ‘descuento’ para socios

Para disfrutar de mejores precios hay que ser socio y portar una tarjeta física, algo que a priori ya supone una traba para algunos consumidores frente a las facilidades de sus competidores que, de forma directa, ya ofrecen tarifas más bajas para prácticamente cualquier producto. Sólo hay que echar un vistazo para encontrarse que el Samsung Galaxy S7, por ejemplo, tiene en FNAC un precio de 557,91 euros frente a los 464,90 euros por los que lo ofrece Amazon. Y así con decenas de productos que, eso sí, cuentan todos con un 5% de reembolso en el carnet de socio. Ni con él los precios son más bajos, puesto que en casos como este hablaríamos de 27,89 euros. Es decir, un reembolso que no alcanza –ni de lejos- la diferencia en el sobrecoste de FNAC.

La  ventaja de ser socio está en que por 15 euros (bianual) tenemos la posibilidad de solicitar envíos en 24 horas para cualquier pedido desde su tienda online, además de beneficios en la reserva de entradas, el parking gratis en establecimientos físicos, descuentos en establecimientos asociados, ofertas y promociones puntuales y el descuento del 5% directo –si existe- y siempre el 5% indirecto. Ahora bien, si revisamos la opción de su competencia, la que nos ofrece Amazon, la alternativa es Amazon Premium por 19,95 euros al año y además de los envíos en 24 horas de forma gratuita cuenta con descuentos en todos los envíosentregas en sábado y la posibilidad de solicitar el envío en el mismo día. A esto hay que sumar el acceso anticipado a promociones de BuyVIP, Amazon Premium Fotos para el almacenamiento ilimitado de fotografías en la nube, y Amazon Prime Video que es, aunque más limitado, un servicio similar al que presta Netflix en el vídeo en streaming.

El 15% de descuento recurrente en FNAC ¿rebajas de verdad sobre sus productos?

Y otro punto que necesariamente había que revisar es el 15% de descuento recurrente que FNAC utiliza cada cierto tiempo –con una alta frecuencia, las cosas como son– a modo de reclamo. Son rebajas puntuales que se llevan a cabo sobre determinados tipos de productos o marcas al completo, incluso sobre los productos de Apple en algunas ocasiones. Esta misma mañana he recibido personalmente la alerta de un 15% de descuento en smartphones, tablets y accesorios. ¿Es interesante? Voy a revisarla contigo, y de nuevo, a comparar con Amazon.

La página promocional arranca con el Samsung Galaxy S7 Edge por 647,91 euros, en Amazon por 550 euros. Continúa con el Galxy J3 por 152,91 euros, en Amazon por 126 euros; y también está el Samsung Galaxy A3 2016 por 224,91 euros, en Amazon por 194 euros. Y así con otros tantos productos que, si los revisamos uno a uno, nos encontramos con que a pesar del 10% puntualpara únicamente tres días-, están más caros que en los comercios con que compiten. Y sí, he dicho 10% de descuento porque, en cuanto accedemos al portal de rebajas, nos encontramos con que es un 10% directo, y sobre esto se suma el 5% de reembolso en la tarjeta de socio.