Los juegos de Nintendo Switch están hechos para que nadie los chupe (y va en serio)

Actualidad

A diferencia de Sony y Microsoft, con videoconsolas construidas en prácticamente una única pieza sólida, Nintendo ha optado por un diseño modular que tiene sus pros y sus contras. La videoconsola viene ‘desmontada’ en cuatro partes diferentes: la base, la Switch, un Joy Con y el otro. Y sin embargo, tanto Xbox One como PlayStation 4 son un único cuerpo. ¿A quién le importa esto? A ti quizá no te debería suponer un problema, pero para los más pequeños de la casa es un riesgo, y Nintendo ha tenido que recurrir a algunos ‘parches’ para su diseño.

Más allá de lo que comentábamos anteriormente hay que añadir otro problema: los cartuchos. Porque las cinco piezas que componen la Nintendo Switch, al fin y al cabo, tienen el tamaño suficiente como para no suponer un riesgo a los más pequeños de la casa. Pero ¿qué hay de los videojuegos y el riesgo de ingesta de los niños? Pues existe, y Nintendo ha tenido que contemplarlo, más aún cuando los niños son su principal target como ha venido ocurriendo con sus videoconsolas anteriores, tanto las de sobremesa como las portátiles.

cartucho nintendo switch

Los cartuchos de Nintendo Switch son amargos, y se ha hecho así a propósito

Si no te lo estuviese contando ahora mismo yo, seguramente nunca te habrías dado cuenta, pero quizá tu hijo –o hija, si los tienes- sí se habrían enterado. Un disco tipo Blu Ray es complicado que un niño pequeño trate de llevárselo a la boca, pero un videojuego de Nintendo Switch, en formato cartucho y con un tamaño destacablemente inferior, sí podría acabar allí por error. Así que Nintendo ha decidido introducir en sus cartuchos una capa de benzoato de denatonio que, aunque no es tóxicoexplican desde Nintendo-, sí que produce un sabor muy amargo y desagradable.

Es un sabor amargo y que perdura durante un largo tiempo en la boca, de tal manera que debería impedir que cualquier pequeño de la casa decida volver a llevárselo a la boca, y por supuesto tragárselo. Es una demostración de varias cosas: que Nintendo es consciente de que su público son los niños pequeños, de que han tenido multitud de aspectos en el diseño de su videoconsola y videojuegos, y también de que el cartucho, por unas o por otras, no parece que sea el mejor diseño físico para un videojuego. Al menos, para los más pequeños de la casa.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • Francisco

    “no parece que sea el mejor diseño físico para un videojuego”

    Los discos de 3DS, psp, vita, todos estos son susceptibles a desmontarse y a ser chupados por menores..

    Lo primero, si es tan pequeño para no saber que se tiene que llevar a la boca, no le dejes manejar una consola que cuesta 300 €, y aun así si decides que juegue, tu eres el que tiene que preparárselo listo para jugar y estar pendiente. no se si tenéis hijos o sobrinos, pero a partir de cierta edad es mas recomendable que a otras.

    • ccartola

      Hombre, yo creo que se habla en el artículo de accidentes domésticos. El nene lo encuentra y se lo echa a la boca… o simplemente ha visto cómo se saca, saca el cartucho de la consola y a la boca.

      No creo que vaya el tema por donde lo has dirigido, honestamente.

      • Comentarista

        Tal y como está redactado el artículo yo he pensado lo mismo que Francisco, pero no creo que Nintendo los haya hecho así porque los destinatarios de sus consolas sean bebés, sino más bien lo que tú dices de los accidentes domésticos. Un detalle por parte de Nintendo, todo hay que decirlo.

  • Carlos

    Tiene que haber un equilibrio entre diseño, interés paterno, prohibición por las autoridades pertinentes, etc. para que los accidentes domésticos no se produzcan.
    No se puede trasladar la responsabilidad a un solo actor.
    El que Nintendo haga los cartuchos con mal sabor es su aportación a ese escenario. Eso es un punto a su favor. Si le unimos el cuidado paterno y la inspección/pruebas por parte de organismos de control podemos decir que, en este caso, se han puesto todos los medios para evitar desgracias.
    Un ejemplo que se me ocurre es el del capuchón de una marca de bolígrafos. Tiene un agujero para el paso de aire por si un niño se lo traga. Eso no quiere decir que los padres puedan dejar los capuchones tirados por el suelo de manera indiscriminada.
    Aún así, en ocasiones, se da un cúmulo de factores que provocan un accidente. En estos casos se vuelven a analizar esos factores y se revisan los protocolos de seguridad y control.