Dame La Velocidad Que Pago, la nueva campaña para que las operadoras garanticen la velocidad

No recibir la velocidad que se ha contratado se ha convertido en la principal queja de los usuarios de Internet. Aunque es un problema que se ha ido reduciendo con la irrupción de tecnologías que aseguran el ancho de banda (FTTH) lo cierto es que millones de personas navegan a velocidades muy por debajo de lo que indica su contrato. Por eso, la OCU acaba de lanzar la campaña Dame La Velocidad Que Pago.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha lanzado la campaña #DameLaVelocidadQuePago para denunciar que existen grandes diferencias entre la velocidad que los operadores anuncian y la real que disfrutan los usuarios. Con esta campaña quieren obligar a las operadoras de Internet a garantizar la información al consumidor sobre las posibilidades reales de su conexión y que esta le asegure la velocidad efectiva que su conexión puede soportar.

A través de Dame la velocidad que pago la OCU pide a los usuarios que se sumen a la campaña compartiendo y difundiendo el movimiento. Las promesas de altas velocidades deben cumplirse por escrito, o al menos es lo que ellos piensan. Por eso, quieren que por ley las operadoras tengan que cumplir con un mínimo de la velocidad prometida, que este mínimo esté garantizado en los contratos y que, si no pueden cumplir lo prometido, pues que no lo hagan pero que no incurran en publicidad engañosa.

Un problema del ADSL

Lo cierto es que la campaña llega algo tarde ya que se trata de algo que venimos sufriendo desde hace muchísimos años. Con la estandarización de las conexiones ADSL2+, los anuncios de estilo de “¡Que son 20Megas, a ver si te enteras!” llenaron las revistas y televisiones. La realidad era muy diferente, tan diferente que pronto los operadores tuvieron que introducir un “hasta” para intentar evitar las quejas.

adsl28qd

Sin embargo, el daño ya estaba hecho. La distancia del bucle de abonado a la central, el tráfico de Internet, las interferencias o los deterioros del cableado son motivos que influyen definitivamente en el rendimiento de las conexiones. La OCU exige que se introduzcan una serie de medidas para garantizar la velocidad real.

Por ello, exigen que sea obligatorio para el operador informar a cliente, antes de contratar, de cuál es la velocidad de sincronización de su línea individual. Esto hará que el cliente tenga toda la información antes de contratar y entonces decidir si lo hace o no lo hace. También creen que se debe obligar a la operadora a notificar por escrito al cliente la velocidad de sincronización y a garantizar en el contrato, como mínimo, el 80% de esa velocidad.

Quejas con fundamento

Evidentemente, los usuarios deben ser conscientes de algunos aspectos antes de lanzar su queja. Por ejemplo, deben realizar las mediciones de la velocidad de la línea con cable y no por WiFi. Aunque la tecnología WiFi ha mejorado enormemente con el paso de los años, todavía no puede ofrecer la estabilidad que ofrece una conexión cableada.

También es cierto que los operadores sólo han empezado a preocuparse por ofrecer un router con WiFi de calidad en los últimos tiempos. La llegada de las conexiones de fibra óptica ha servido para enterrar muchas de las viejas prácticas de las compañías y ahora los usuarios pueden exprimir mucho más sus conexiones de forma inalámbrica.

Mide tu velocidad en Test de velocidad

Aunque la OCU ofrece una herramienta en su propia página web para medir la velocidad y sumarse a la campaña, hemos comprobado que su funcionamiento no es demasiado preciso. No sabemos si por saturación o por otro motivo, en todas las mediciones que hemos realizado los resultados están por debajo de lo medido por otras herramientas, ya sea nuestro Test de Velocidad u otras populares de Internet.

Nuevo test de velocidad

En los últimos meses hemos trabajo muy duro para actualizar y poner al día Test de Velocidad. Esta herramienta permite medir la velocidad de las conexiones utilizando para ello la tecnología HTML5 y desterrando el Flash en su última actualización. Los usuarios de dispositivos móviles pueden utilizar la web o bien las sencillas aplicaciones que tenemos disponibles para iOS y Android.

¿Tenéis la velocidad contratada? ¿Con qué tecnología: ¿ADSL, HFC o FTTH? ¿Conseguirá la OCU que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo que modifique la normativa vigente?