Esta tarjeta de crédito cambia su código de seguridad cada 45 minutos

Escrito por Alberto García
Gadgets

La privacidad y la seguridad son dos factores clave a la hora de operar por Internet. A pesar de que hay mecanismos de prevención más que de sobra, e, incluso de solución en el caso de que tengan lugar, hay quien se mantiene receloso de operar por Internet con dinero. En Francia, por ejemplo, un millón de usuarios sufrieron algún tipo de fraude en banca online.

Para solucionar este problema, la empresa Oberthur ha presentado dos tarjetas bancarias en la segunda parte del MWC que se celebra en Shanghái, con la que esperan solucionar muchos de estos problemas de fraude online. Este sistema, según asegura el presidente, Didier Lamouche, será adaptado este año por algunos bancos europeos, y algunos de ellos podrían ser españoles si las negociaciones llegan a buen puerto.

tarjeta tinta electronica seguridad

La primera de estas tarjetas ha sido creada con los pagos online en mente. Incorpora un chip extra, y una batería que alimenta una pantalla de tinta electrónica, que cambia de código CVV cada 45 minutos. Estos tres últimos dígitos son imprescindibles para realizar compras online, ya que es requerido junto con el número de tarjeta y el nombre para poder gestionar los pagos.

Mucho fraude a pesar de la seguridad

Las estimaciones con respecto al fraude no tienen pinta de mejorar. De aquí a 2020, se espera el riesgo se multiplique por diez, ya que habrá cada vez más aparatos conectados, incluidos los del Internet de las Cosas. Cualquier dispositivo, como por ejemplo el coche, nos va a poder permitir hacer pagos, y si ese dispositivo no es seguro, estaremos en peligro. Actualmente, el 65% de los delitos relacionados con los fraudes de banca online se realizan sin tener la tarjeta de crédito presente.

Tarjetas ContactLess

Con esta tarjeta se evitarán este tipo de fraudes, incluso aunque los ladrones hayan hecho una copia de la tarjeta. La tarjeta utilizará un algoritmo que permitirá que sólo el banco conozca cuál es el código real en cada momento. El sistema de identificación será similar al que utilizan las tarjetas de claves actuales, sólo que ahora ya podremos prescindir de ellas. La batería de éstas durará lo mismo que la validez de la tarjeta, unos tres años, y tendrá el tamaño de un sello. Además, afirman que están trabajando en una nueva tarjeta que cambie de código cada 15 minutos.

Tarjeta con lector de huellas

La segunda tarjeta, que se encuentra en fase de pruebas, va más allá, e incorpora un escáner de huellas aún más seguro del que encontramos en los teléfonos de gama alta actuales. Gracias a esto, podremos asegurarnos de que es el usuario dueño de la tarjeta el que realmente hace el pago.

Estas tarjetas serán también compatibles con pagos contactless vía NFC.

Quizá te interese…

Venden un dispositivo en la Dark Web para robar tarjetas contactless a menos de 8 cm

El móvil será el dispositivo de pago del futuro, conoce cómo funciona

Samsung Pay ya disponible en España: establecimientos compatibles y todos los detalles

Apple Pay pasa de España

Fuente > El País

Continúa leyendo
Comentarios
5 comentarios
  1. Colchonero
    Usuario no registrado
    30 Jun, 16 11:21 pm

    La solución es más sencilla que todo eso: tarjeta de débito (no permite gastar más de lo que tienes en la cuenta) y tener siempre lo justo en la cuenta del banco (el resto debajo del colchón).

    1. gabi92
      Usuario no registrado
      01 Jul, 16 12:21 pm

      Las tarjetas de débito casi nunca funcionan en Internet. Pero es mejor adquirir una tarjeta prepaga con el banco y recargar lo necesario, incluso hay tarjetas virtuales para eso.

      1. Onix
        Usuario no registrado
        01 Jul, 16 3:49 pm

        Estás de coña no? Llevo años comprando con tarjetas de débito por Internet en más de 10-20 tiendas y jamás me las han rechazado.

        1. Xeahnotto
          Usuario no registrado
          03 Jul, 16 11:23 am

          Debe de estarlo. Las únicas tarjetas que he tenido siempre han sido de débito y aún no encontré un sitio web o establecimiento que no las aceptase.