¿Te imaginas caminar por Marte? Con la realidad aumentada, puedes

Ciencia

La realidad virtual y la realidad aumentada está más de moda que nunca. Con la salida al mercado de gafas de realidad virtual como HTC Vive, Oculus Rift, Hololens, Google Cardboard, Samsung Gear VR, y un largo etcétera, las posibilidades que se abren son infinitas. En este caso, un proyecto conjunto realizado por Microsoft y la NASA, llamado OnSight, ha conseguido llevar la realidad virtual a un nuevo nivel; poder caminar por Marte.

Los científicos lo usan a diario. La oficina de la mayoría de trabajadores la forma una mesa y un ordenador. Pero, para estos científicos, trabajar significa estar en Marte. Después de tomar su café, se enfundan sus HoloLens y se ponen a visualizar el recorrido que ha realizado el rover más famoso de Marte, el Curiosity.

marte curiosity hololens

El rover, manejado desde la Tierra, está enviando constantemente información sobre el planeta rojo. Mediante una serie de fotografías de 360º, los científicos componen una imagen 3D en realidad virtual que permite explorar la superficie marciana como si estuvieran allí. Gracias a esto, pueden realizar observaciones mucho más intuitivas y naturales.

La elección de las HoloLens no es casual. Las gafas de realidad aumentada de Microsoft permiten proyectar contenido sobre una superficie física, mientras que las gafas solo lo proyectan virtualmente en el panel que incluyen. Esto ayuda a los científicos a no perderse y poder llevar mejor control de los datos que analizan.

Con los modelos que hacen en 3D, a escala real, aseguran que pueden llegar a caminar hasta 4 kilómetros seguidos, debido a los distintos escenarios que tienen recreados mediante ordenador.

Gracias a la recreación en tiempo real que realizan de lo que va viendo el Curiosity, pueden establecer cuál es el camino más seguro que debe seguir el rover. En fotos planas, se puede llegar a subestimar el tamaño de una piedra, pero gracias a la recreación en 3D, pueden verla en su tamaño natural.

Es esta sensación de realismo lo que asombra a muchos investigadores la primera vez que utilizan esta tecnología. Alguno incluso afirma que tiene que quitarse las gafas para limpiarse las lágrimas que le genera observar tal belleza. A pesar de que marte no tenga árboles ni océanos, es extraordinario poder tener la sensación de estar caminando por un planeta que tiene unos abruptos cañones y altas montañas.

A partir de este verano, los afortunados que vivan cerca del Kennedy Space Center podrán probar esta tecnología por sí mismos. La nueva era de la exploración espacial ha comenzado.

Quizá te interese…

Así de saturado luce un futuro con realidad aumentada

HoloLens, la realidad aumentada de Microsoft, tiene precio: 3.000 dólares

La realidad virtual podría suponer el fin de los comentarios en YouTube

Escrito por Alberto García

Fuente > Motherboard @ Vice