No me llega fibra óptica… ¿4G, ADSL o Internet por satélite?

No me llega fibra óptica… ¿4G, ADSL o Internet por satélite?

Carlos González

Tanto Movistar como Vodafone y Orange han acelerado el despliegue de fibra óptica, pero evidentemente la cobertura nacional de esta tecnología de banda ancha fija no alcanza a todos los usuarios de Internet. Y como alternativa, actualmente se puede optar tanto por 4G como por ADSL e Internet por satélite. Pero ¿cuál es mejor opción, y por qué?

internet

Ventajas y desventejas del 4G

Uno de los puntos clave es, sin duda, la cobertura. Mucho más amplia que en el caso de la fibra óptica, y también superior a las velocidades equivalentes de VDSL. Además, la latencia tiene también valores similares y la estabilidad en términos de velocidad es correcta. Evidentemente, tanto en términos de velocidad como de latencia, la situación varía de forma drástica en función del punto de conexión, la calidad de señal, y las frecuencias de emisión de nodos cercanos. Ahora bien, en su contra juegan los obstáculos físicos, luego la cobertura en interiores no es su mayor virtud salvo en el caso de los 800 MHz, de cobertura más bien escasa.

Ventajas y desventajas del ADSL

El ADSL tiene una enorme cobertura para velocidades inferiores a los 2 Mbps, luego en ningún caso comparable con la fibra óptica. Y también para velocidades en torno a los 10 Mbps. Las conexiones de 100 Mbps como máximo, que sí se podrían plantear como alternativa a las modalidades intermedias actuales de fibra óptica, el VDSL2, sí que tiene una cobertura realmente reducida. El gran problema del ADSL es el ruido y la atenuación, la pérdida de velocidad según la distancia a la central, y cómo afecta la saturación de la red al cliente final. La latencia, no obstante, tampoco está a la altura de una conexión de fibra óptica.

Ventajas y desventajas del Internet por satélite

Ping alto, esa es una de las grandes desventajas del Internet por satélite. Pero no es el único. La cobertura alta juega a su favor, y las modalidades disponibles en términos de velocidad son correctas como alternativa a la fibra óptica, aunque sólo frente a las modalidades de menores prestaciones, y a un alto precio en relación con las alternativas anteriores. Ahora bien, sin duda el gran problema del Internet por satélite es que en todas sus modalidades se impone un límite de descarga, aunque esto es algo que también afecta al 4G según la oferta de tarifas disponibles actualmente.