Baterías de superóxido de litio para mejorar 5 veces la autonomía del móvil

Escrito por David Valero
Ciencia

Una batería de superóxido de litio puede ser la solución definitiva a los problemas de autonomía de buena parte de la oferta de teléfonos móviles que existe hoy en día. Este nuevo avance promete una mejora de la duración de la batería de al menos cinco veces con respecto a las actuales. Las baterías de litio-oxígeno ya se habían destacado como una de las alternativas de futuro en el mercado de los automóviles.

Hasta ahora el desarrollo de baterías de litio-oxígeno no había dado grandes pasos debido principalmente a una de las lacras en este tipo de proyectos de investigación, los altos costes de fabricación pensando en un hipotético lanzamiento comercial. La complejidad del proceso de creación de esta clase de baterías dejaba a las baterías de ion-litio como las más recurrentes a la hora de estar presente en multitud de dispositivos electrónicos como tabletas o smartphones, pero ahora, los investigadores han probado que utilizando un cátodo de grafeno es posible estabilizar superóxido de litio en la batería.

Pero un nuevo estudio publicado por la revista Nature, pone de manifiesto el potencial de estas nuevas pilas, capaces de multiplicar por cinco la autonomía de las baterías actuales. No obstante, el problema seguirá siendo el plazo en el que podamos ver aplicadas estas baterías a los productos de electrónica de la vida real, ya que si bien los primeros pasos dados por esta tecnología hablaban de casi una década de espera, Larry Curtis, uno de los integrantes del equipo de investigación que están trabajando en ellas no despeja la incógnita ya que “reconoce que todavía queda mucho trabajo por hacer”.

nivelbateriamovil

Las baterías de litio-oxígeno quieren revolucionar el automóvil

La Universidad de Cambridge demostró el pasado mes de octubre como las baterías de litio-oxígeno podían ser hasta un 90% más eficientes que las de ion-litio pudiendo recargarse además hasta 2.000 veces en estas etapas iniciales de su desarrollo. Esto hacía posible considerar la fabricación de un automóvil de propulsión eléctrica con una quinta parte de los costes actuales.

Aunque estos estudios no tienen una repercusión inmediata en el mercado de la telefonía móvil, ponen de manifiesto el interés en desarrollar nuevos componentes que mejoren la eficacia energética y la autonomía de dispositivos como teléfonos móviles, bien para poder usarlos por más tiempo o bien para dar soporte a otros componentes más potentes como es el caso de procesadores o pantallas.

Quizá te interese…

Frio y calor, los dos enemigos de las baterías que pronto serán historia

Apple reconoce un fallo en el porcentaje de batería de los iPhone 6s y iPhone 6s Plus

Crean una batería de litio capaz de enfriarse para que no explote

 

 

Fuente > Techradar