Estos neumáticos pueden resolver el problema de la autonomía de los coches eléctricos

Actualidad

El coche eléctrico sigue sin arrancar definitivamente a pesar de las subvenciones y nuevos proyectos que siguen llegando. Tal vez el espaldarazo definitivo a esta clase de motores pueda llegar la de mano de los neumáticos ya que Goodyear ha fabricado los nuevos BHO3, unas ruedas capaces de transformar en energía eléctrica el calor y la presión generados al rodar en carretera, para poder recargar los automóviles eléctricos y paliar el problema de la escasa autonomía de los mismos.

Aunque fabricantes como Tesla están alcanzando ya una autonomía cercana a los 1.000 kilómetros con sus vehículos eléctricos, el precio de los mismos y la falta de estaciones de carga todavía sigue causando que la mayoría de usuarios se decante por motores de combustión en lugar de optar por la tecnología del coche eléctrico. Quitando casos tan extremos, la escasa autonomía unida al tiempo necesario para su carga están provocando que esta clase de automóviles se utilicen en las grandes ciudades como opción para la movilidad, pero Goodyear podría tener la clave para solucionar este problema.

Los nuevos neumáticos inteligentes BHO3 han sido presentados en el Salón de Tokio 2015, un evento donde se han visto dos prototipos del fabricante que son capaces de generar electricidad debido al uso de materiales termoeléctricos que transforman el calor generado en la rodadura y al frenar. Además, el uso de material piezoeléctrico puede hacer lo propio al transformar la presión sobre la estructura del neumático.

apertura-supercargador-tesl

El coche autónomo también tendrá un aliado en los neumáticos

Pero Goodyear también ha querido pensar en el coche autónomo y con ese objetivo en mente ha creado el prototipo Triple Tube en su Centro de Innovación de Luxemburgo. Estos neumáticos usan una bomba de aire interna para ajustar su forma dependiendo de la necesidad que imponga la calzada. De esa forma podrá adaptarse a tres posiciones: una deportiva para mejor maniobrabilidad en seco, la Eco/Safety con menos resistencia y por último una posición especial para firme mojado con resistencia al aquaplanning para más seguridad.

El Triple Tube permitirá que el coche autónomo del que ya estamos viendo numerosos avances, pueda contar con una ayuda extra para garantizar la seguridad de las personas que viajan en su interior, adaptándose en cada momento según vaya encontrándose con un estado de la carretera cambiante.

¿Creéis que la tecnología de los neumáticos BHO3 podrá ayudar al coche autónomo a reducir el problema de la falta de autonomía?

Quizá te interese…

El futuro son los coches eléctricos, y estas las mayores mentiras para venderlos

Carsharing, ¿la solución para el coche eléctrico?

5 coches eléctricos que le plantan cara a los Tesla

Escrito por David Valero

Fuente > El Economista

Continúa leyendo
Comentarios
1 comentario
  1. Anónimo
    Usuario no registrado
    30 Oct, 15 9:41 pm

    Las ruedas si son futuro