¿Merece la pena el nuevo router de Google?

Redes

“Más rápido, seguro y sencillo”, así es como la compañía de Mountain View nos ha vendido su router y el precio del mismo -200 dólares- nos invita a pensar que es de gama alta. Efectivamente, lo es, es un equipo completo con hardware puntero, pero con importantes deficiencias con respecto a productos competidores. Llega bajo un modelo innovadoren cierto modo, proponiendo su administración desde el móvil. La cuestión es ¿merece la pena el nuevo router de Google?

La respuesta es más que evidente para los que hacen un uso básico de la red WiFi, es decir, la mayoría de los usuarios. Ahora bien, hay a quien le interesan los router de altas prestaciones, y es este público al que está mirando Google con interés. El planteamiento de su nuevo dispositivo, evidentemente, nos hace pensar que próximamente habrá más router, más económicos, y más sencillos. De hecho, la firma americana ya ha confirmado que trabaja con ASUS en un dispositivo similar. Y si eres de los que mira a un router de 200 dólares con interés, entonces probablemente te hayas planteado si merece la pena, o no.

El de Google ofrece doble banda simultánea con WiFi ac, y garantiza un máximo de 600 Mbps sobre 2,4 GHz con una configuración MIMO 3T3R y TurboQAM para ofrecer 256QAM. En la banda de 5 GHz, la velocidad alcanza hasta 1.300 Mbps con la configuración MIMO 3T3R de tres antenas. Hablamos de un dispositivo con 80 MHz de ancho de canal y modulación de frecuencia en cuadratura -256QAM- que focaliza la señal con Beamforming. Además, incorpora una antena adicional para evitar la congestión, así como una focalización mayor con un reflector frontal para la antena 2,4 GHz. Hasta 128 clientes se pueden conectar de forma simultánea a la red WiFi.

El problema del router Google OnHub

Enorme rendimiento gracias al procesador de doble núcleo a 1,4 GHz y su memoria RAM de 1 GB. Ahora bien, sñolo contamos con un puerto Gigabit Ethernet para LAN, luego las limitaciones de este equipo son importantes con respecto a productos homólogos. Este dato es el que hace evidente que el router de WiFi está orientado a servir conexiones WiFi, mientras que el cable es un aspecto secundario, y nos forzará a utilizar un switch. Por lo tanto, merece la pena en tanto que el cable no sea nuestra opción ideal, o bien sea para nosotros realmente atractiva la posibilidad de configurarlo vía aplicación móvil. Lo que es evidente es que existen alternativas más completas, y con precios inferiores.

Más información en RedesZone.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone