ADSL a 200 megas, una realidad cada vez más cercana

ADSL a 200 megas, una realidad cada vez más cercana

Javier Sanz

A medida que los despliegues de fibra óptica hasta el hogar van aumentando en los países más avanzados, los laboratorios siguen investigando sobre las posibilidades que sigue teniendo el famoso par de cobre. En Reino Unido se han publicado detalles sobre un nuevo proyecto que permite proporcionar hasta 200 megas de bajada a usuarios con VDSL que se encuentran relativamente cerca de su central.

El FTTH y el cable HFC se han consolidado como las dos opciones preferidas por los operadores para proporcionar banda ancha ultrarrápida. El problema fundamental es que los despliegues son muy costosos y además requieren tiempo ya que hay zonas donde las canalizaciones y la obra civil hay que hacerla prácticamente desde cero. Para esas zonas donde la fibra tardará años en llegar están apareciendo soluciones basadas en cobre que permiten soñar con banda ancha por encima de los 100 megabits e incluso más.

Pruebas en Reino Unido

La ciudad de York se ha convertido en un banco de pruebas donde los operadores están ensayando con diferentes tecnologías. Por ejemplo, la teleco openreach cuenta con más de 150.000 clientes conectados con tecnologías híbridas que combinan fibra y cobre. Básicamente lo que hace la operadora es llegar con fibra hasta un nodo situado en plena calle y desde ahí el último tramo es de cobre. Los resultados son francamente buenos y la empresa se ahorra por un lado el despliegue vertical hacia los hogares que es el más caro y por otro lado todos los problemas burocráticos que suponen pedir permiso a la comunidad de vecinos, etc.

La operadora también está empezando a desplegar el estándar G.fast que permite aumentar en el ADSL  la velocidad de forma considerable alcanzando incluso 1 Gbps en condiciones ideales. Según datos de la compañía, «han aumentado un 26% la velocidad en todos los códigos postales de Reino Unido» con esta nueva implementación. Además, las pruebas en laboratorio hablan de velocidades de hasta 200 megas a una distancia de 400 metros de la central. A día de hoy en España un abonado a esa distancia como mucho puede aspirar a navegar a 30 megas con cobre.

¿Llegará a España?

La empresa Sckipio, especializada en redes y líder en el estándar G.fast está siendo la encargada de suministrar los equipos a los operadores británicos. También han puesto en marcha un plan para instalar «amplificadores de señal» que permiten mejorar considerablemente la velocidad que reciben los usuarios. No hay que olvidar que el cobre está sometido a cientos de factores que perjudican al rendimiento final. Así por ejemplo influye el número de vecinos conectados en un determinado momento, el estado del cableado, la meteorología e incluso los dispositivos que haya conectados alrededor.  

ADSL Bonding

En nuestro país parece complicado pensar que veamos a corto plazo este tipo de mejoras. La única operadora que habló de «potenciar su ADSL» fue Jazztel cuando la fibra óptica era prácticamente una utopía. A día de hoy todas las compañías están centradas en despliegues masivos y selectivos de fibra pero a medida que pasen los años habrá zonas donde no llegará esta tecnología y es donde precisamente el nuevo potencial del cobre sea la esperanza de estos usuarios para navegar a velocidades ultrarrápidas.

Enlaces recomendados

Mide tu velocidad real en Testdevelocidad.es

Consejos para mejorar la velocidad de tu línea