El nuevo Bluetooth 4.2 permite a cualquier dispositivo conectarse directamente a Internet

La tecnología Bluetooth lleva tiempo sirviendo como medio de conexión entre dispositivos a un mayor número de aparatos de nuestra vida cotidiana, pero desde hace algunos años se le achaca sus limitaciones frente a otras alternativas. Esto puede cambiar a partir de ahora con el nuevo estándar Bluetooth que permitirá a los dispositivos conectarse directamente a Internet.

El Bluetooth se avecina como una de las grandes tecnologías de la próxima década si sabe jugar bien sus cartas. El auge de la conectividad entre numerosos objetos y dispositivos (Internet de las Cosas) puede hacer que hábitos como hacer deporte o comprar, cambien radicalmente su significado haciéndonos la vida más fácil y el Bluetooth puede desempeñar un gran papel en esto. Con esa premisa se ha lanzado Bluetooth 4.2.

Algunas de las nuevas funcionalidades que incorpora permitirán a los dispositivos de baja potencia como por ejemplo una bombilla inteligente, poder conectarse directamente a Internet mediante el protocolo IPv6/6LoWPAN, a través de un punto de acceso o router, sin necesidad de usar otro elemento. Esto permitiría personalizar aún más cada elemento inteligente de nuestro hogar dotándolo de una mayor autonomía e independencia frente al resto de elementos conectados.

Bluetooth-dispositivos

Bluetooth 4.2: novedades pensadas para el Internet de las Cosas

Pero las novedades de Bluetooth 4.2 van más allá y entran en el terreno del rendimiento, la eficiencia y la seguridad y privacidad de los usuarios. Este estándar ofrecerá una sincronización de datos más rápida que el anterior –hasta 2,5 veces más- a la vez que más mejorará la gestión de energía, que será más eficiente gracias al mismo. Pero también se hace hincapié en la privacidad y es que los dispositivos conectados mediante Bluetooth 4.2 requerirán del consentimiento del usuario para poder ser conectados y rastreados por otros elementos.

La transmisión de datos entre dispositivos será hasta 2,5 veces más rápida

El ejemplo más claro de esto es la personalización que se quiere implantar sin ir más lejos en numerosos comercios de todo el mundo en el futuro, y que consistirá en la comunicación directa con un dispositivo weareable o con el propio smartphone para identificar al usuario y ofrecerle productos recomendados específicamente para el mismo.

La única mala noticia por el momento es la que respecta la disponibilidad ya que si bien el nuevo protocolo de Internet estará listo en pocas semanas, los fabricantes de dispositivos móviles y productos de domótica retrasarán un poco más la integración de la nueva tecnología Bluetooth 4.2 en sus dispositivos por lo que los efectos prácticos de la misma tardarán algo más en llegar.