Así mejorará Telefónica la banda ancha en zonas rurales y alejadas

El apagado de las centrales de cobre con vistas al año 2020 se convirtió en la gran noticia del día de ayer, que tendrá una repercusión brutal en el panorama de las telecomunicaciones españolas. Los efectos colaterales de este cierran pasan también por ofrecer fibra óptica a las ciudades de más de 1.000 habitantes y por mejorar la banda ancha en zonas rurales o alejadas, algo que comenzará sin más dilación el año que viene y que pasamos a detallar cómo se realizará.

Movistar cerrará las centrales de ADSL en 2020 y las sustituirá por Fibra óptica, además de instalar muxfines que acortarán la distancia entre los hogares y las centrales para mejorar la banda ancha en zonas rurales o más alejadas de las grandes ciudades y núcleos de población. Esto mejorará considerablemente la velocidad de navegación de estas zonas. Pero ¿qué son los muxfines y que papel juegan en todo esto?

Muxfin es el acrónimo de MUltipleXor Flexible de Interfaces Normalizadas, un nombre utilizado por Telefónica para denominar a los nodos o concentradores de acceso. Explicado de forma resumida, son equipos de concentración que se utilizan para acortar la longitud de los bucles de abonado que discurren entre la central y el domicilio del usuario. Son fundamentales para el despliegue de las redes ultrarrápidas y se despliegan desde hace bastante tiempo con el objetivo de mejorar los servicios de voz.

Muxfin

El plan de Telefónica, que comenzará el próximo año 2015, tiene como objetivo la instalaciones de estos equipos en zonas intermedias entre las centrales y los hogares que se encuentren en zonas rurales o alejadas. La fibra será la encargada de llevar la señal desde la central hasta el Muxfin y desde ahí, el resto del cableado seguirá siendo el cobre.

La gran ventaja de esto es que se reduce la distancia del usuario con la central, ya que el muxfin intermedio utiliza la fibra para conectarse con la central y no tiene pérdida de velocidad. Los usuarios de zonas rurales con conexiones de 3 Mbps, verán como aumenta su velocidad debido a que el tramo de cable de cobre se reducirá drásticamente.

La idea se ve perfectamente en el mapa que os mostramos a continuación, donde la línea azul corresponde con la red de fibra óptica, el edificio de varios pisos con la central de Telefónica y las “casitas” con los nodos o muxfines que se conectan con la central por fibra óptica. El plan es colocar cada uno de esos nodos muy cerca de zonas rurales o alejadas, para poder ofrecer ADSL a más velocidad que la actual y garantizar un funcionamiento óptimo. Por ejemplo, en una urbanización muy alejada de la central, instalará un muxfin «al lado» de la misma y desde allí llegará con cobre a cada casa.

nodosvdsl