¿Por qué no debería comprar un móvil chino y cuál es la alternativa?

El estudio estadístico del mercado de los teléfonos inteligentes demuestra que la demanda tienda en favor de los terminales chinos trimestre tras trimestre. Sin embargo, en muchos casos no es recomendable comprar un móvil chino. ¿Por qué no deberíamos comprar un móvil chino, y qué alternativas tenemos en ese caso?

Evidentemente, afirmar de forma ligera que «no debemos comprar un móvil chino» sería un error. Ahora bien, aunque suene a tópico, hay «móviles chinos y móviles chinos». Evidentemente, no tiene la misma calidad y ofrece las mismas garantías un fabricante que otro, y ese es el punto clave al que debemos atender cuando nos dispongamos a comprar un teléfono inteligente de origen chino. Antes de avanzar en esta materia, recordaremos que en los últimos resultados del estudio estadístico del mercado hemos podido ver cómo Huawei, Lenovo o Xiaomi van ganando posiciones, mientras que Samsung se mantiene líder desde hace ya tiempo.

Pero, ¿es que acaso hay una gran diferencia entre la surcoreana Samsung -asiática- y los «fabricantes chinos»? Desde luego que sí, dada la presencia occidental de Samsung y, además, la antigüedad de la compañía en nuestro mercado. En primer lugar, por los acuerdos con distribuidores asociados, así como las posibilidades de soporte técnico y las condiciones de garantía del fabricante. Pero no es sólo por estos motivos, sino también con los que desarrollamos justo a continuación.

apertura-telefono-chino

La garantía, un aspecto clave con fabricantes «desconocidos»

A estas alturas es difícil encontrar un usuario medio de teléfono inteligente que desconozca marcas de dispositivos móviles como Huawei, Lenovo, Xiaomi o Meizu, entre algunas otras. Sin embargo, estos son los catalogados frecuentemente como «fabricantes chinos», por su origen, o como fabricantes «desconocidos», por mantenerse en un nivel de popularidad bastante inferior al que disfrutan los «líderes» como Samsung, LG Electronics o Sony. Ahora bien, hay fabricantes que se desconocen aún en mayor medida, y es con estos con los que debemos estar atentos a las condiciones que presentamos.

Cuando un teléfono inteligente, y lo mismo nos ocurre con una tableta, presente algún tipo de problema técnico de fabricación con alguno de sus componentes de hardware, lo más normal es que la reparación se acoja a las condiciones de garantía del fabricante determinadas por la legislación europea. Sin embargo, cuando un terminal es importado es altamente probable que ni siquiera cumpla con los requisitos, en materia de garantía, establecidos en nuestro continente. Esto puede no suponernos ningún problema cuando la vida útil del equipo, o al menos los primeros dos año de uso, pasan sin haber sufrido ninguna consecuencia de una mala fabricación, o cualquier incidente derivado de lo mismo.

apertura-moviles-chinos

MediaTek, ¿a la altura de los procesadores Qualcomm?

El fabricante de chipsets y procesadores MediaTek se plantea como una de las mejores alternativas a Qualcomm y Nvidia, que sin duda son más caros. Así, MediaTek ha querido plantar cara a los más reconocidos del sector ofreciendo unas altas especificaciones técnicas en sus componentes de hardware y un precio mucho más económico de cara a los fabricantes, gracias a lo cual estos pueden vender sus equipos electrónicos a un precio menor.

El problema está en dos factores fundamentales. En primer lugar, no sólo es importante que la frecuencia de reloj sea elevada, entre algunos otros datos técnicos del procesador, sino que también debemos atender a cómo este se comporta en relación con el software, puesto que estamos ante una simbiosis que determina el rendimiento final, mucho más allá de los gigaherzios. Por tanto, hay que restar aquí un punto de confianza al fabricante que, con ciertos modelos de chipsets y procesadores, han demostrado no tener los drivers optimizados para el funcionamiento del software. ¿En qué se traduce esto? Sí, una potencia descomunal, pero graves problemas para poner en funcionamiento la asistencia GPS, la conectividad WiFi o algunos otros aspectos «vitales» en el día a día de un teléfono inteligente.

apertura-moviles-chinos

Un teléfono chino nos aleja de lo más interesante de Android

Probablemente este aspecto no interese a todos los lectores y será decisivo para los usuarios más avanzados, pero también es un factor que debemos valorar y, por lo tanto, que es necesario exponer. Una de las características más atractivas del sistema operativo móvil de Google, Android, es que está basado en Linux y, por lo tanto, es un sistema operativo «abierto». Así, gracias a esto, podemos disfrutar de permisos de superusuario -root-, lo que nos acerca a personalizar al máximo la experiencia con nuestro dispositivo móvil. Pero no sólo es importante poder rootear el equipo, o desbloquear el bootloader, sino que también es fundamental contar con una comunidad de desarrolladores que trabaje por y para el modelo que utilizamos.

Mientras que para teléfonos inteligentes populares -económicos o no, de gama baja o no- encontraremos todo tipo de modificaciones, ROMs y kernels, los dispositivos menos conocidos cuentan, en el mejor de los casos, con un sistema de rooteo. Por lo tanto, comprar un terminal «reconocido» es sinónimo de, haga lo que haga el fabricante, disfrutar siempre de la última versión de Android, todo gracias a los desarrolladores de grandes comunidades como XDA – developers.