Descubre si tu PC cumple los requisitos de un videojuego con Can You RUN It

Descubre si tu PC cumple los requisitos de un videojuego con Can You RUN It

Carlos González

Can You RUN It es una herramienta en línea que analiza los componentes de hardware de nuestro ordenador para señalarnos si podremos, o no, ejecutar un videojuego en cuestión. Además, nos revela interesantes datos en relación con el hardware más utilizado para la ejecución de videojuegos.

Según esta herramienta en línea, casi dos millones y medio de usuarios -más de la mitad de los que han pasado por este análisis- se mantienen con 4 GB de memoria RAM, mientras que justo por detrás encontramos los usuarios que utilizan 8 GB de memoria RAM, que están por debajo de los dos millones. Con respecto a otros componentes de hardware, como el procesador, podemos ver en este test en qué posición está nuestro ordenador con respecto a los demás analizados y, además, nos devuelve información sobre la gama a la que corresponde, estableciendo en este sentido una diferenciación entre «extremo», «alto rendimiento» y otras categorías inferiores. Pero esto corresponde únicamente a la sección «Rank My Computer», quizá la menos interesante de su herramienta en línea.

Si nos centramos única y exclusivamente en Can You RUN It, gracias a su herramienta en línea podemos comprobar si un videojuego puede ser ejecutado por nuestro ordenador. Pero no se limita a darnos una «respuesta» afirmativa o negativa, sino que analiza todos los componentes de hardware necesarios y, a partir de este análisis, nos informa de qué componentes cumplen con los requisitos mínimos y los recomendados, y nos devuelve todo tipo de detalles en este marco.

captura-sims-requisitos

 

Como podéis ver en la captura de pantalla anterior, Can You RUN It nos indica si podemos ejecutar un videojuego, que se podrá, o no, según cumplamos los requisitos mínimos. Por otra parte, y con la intención de conseguir la mejor experiencia de uso, nos devuelve también información relacionada con los componentes de hardware recomendados, de forma que nos sea más fácil modificar alguna de nuestras «piezas» para ejecutar perfectamente un título concreto. Sin duda, es la forma más rápida de comprobar si cumplimos con los requisitos de hardware que exige un videojuego, tanto para expertos, como para aquellos que no entienden de hardware.