Se cumplen 20 años del lanzamiento del primer teléfono móvil inteligente

Se cumplen 20 años del lanzamiento del IBM Simon Personal Communicator, el que está catalogado como el primer smartphone de la historia. Este teléfono de grandes dimensiones ofrecía funciones propias de una PDA gracias a una pantalla táctil LCD y conexión a Internet para consulta de correo electrónico.

Hoy en día nuestro teléfono móvil nos permite realizar una interminable cantidad de tareas. Consultar el correo electrónico, navegar por internet, reproducir videos y música, o jugar a videojuegos que hace años no se imaginaban ni en consolas de sobremesa. Los usos y aplicaciones de los smartphones han ido mucho más allá que la simple función de permitirnos hablar por teléfono sin usar la línea fija.

Han pasado 20 años desde que se lanzara el primer teléfono móvil inteligente, el IBM Simon Personal Communicator. Este dispositivo salió a la venta en el mes de agosto de 1994 y la empresa que lo desarrolló, IBM, no logró alcanzar con él un gran éxito aunque colocó 50.000 terminales en el mercado. Hay que tener en cuenta que por aquel entonces, los teléfonos móviles estaban enfocados a sectores de población más reducidos, ya que no todos podían permitirse acceder a ellos o simplemente todavía no se había creado las necesidades que posteriormente irían apareciendo. Pero el IBM Simon Personal Communicator quiso ofrecer a sus usuarios algo más además de la simple comunicación a través de la telefonía móvil, y para ello empezó a introducir funciones propias de una PDA.

simon-funda

Un teléfono móvil inteligente con funciones de PDA

Fue el primer dispositivo que incluyó algunas funciones añadidas como la consulta de correo electrónico, calendario pare eventos, conexión a fax y funcionalidad de pantalla táctil. El manejo de la pantalla LCD se realizaba por medio de un lápiz digital y contaba también con accesorios complementarios como una funda de cuero protectora adaptada a las dimensiones del dispositivo, una batería adicional y una base para su carga. El teléfono era muy pesado –algo más de medio kilo-, en la línea del resto de terminales móviles que y su precio de venta rondaba los 900 dólares de la época, lo que lo convertían en un producto enfocado para ser usado sobre todo en el ámbito empresarial, donde se requiría el uso de las funciones de PDA que aportaba este nuevo gadget.

Simon 2

En su interior montaba una CPU Vadem de 16 MHz y su memoria interna era de tan solo 1 MB.  Aunque estas prestaciones suenen ridículas comparadas con las de los equipos más básicos que podemos encontrar hoy en día disponibles en las tiendas, cabe recordar que el IBM Simon Personal Communicator fue el primer dispositivo de la historia que ofrecía estas funcionalidades. Actualmente los teléfonos móviles inteligentes son pequeños ordenadores de tamaño bolsillo que sustituyen a diferentes dispositivos electrónicos y solo el tiempo nos dirá que otros avances podremos ver en el campo de la telefonía móvil.