Las operadoras cobran hasta 30 euros de recargo por retrasarse en el pago de facturas

Los clientes de servicios de telecomunicaciones son penalizados con hasta 30 euros si se produce un retraso en el pago de una factura. Las asociaciones para la defensa de los derechos de los consumidores animan a los usuarios a denunciar estas comisiones abusivas antes las autoridades de consumo de su región.

A la hora de firmar cualquier contrato, conviene estar al tanto de todas las condiciones del servicio al que estamos accediendo para evitar después sorpresas desagradables debido a cláusulas que no habíamos contemplado. Uno de estos hechos sucede cuando el usuario de servicios de telecomunicaciones se retrasa por cualquier motivo en el pago de una factura, hecho que en la mayoría de ocasiones acarrea un gasto extra. Las grandes operadoras son las que infringen un castigo mayor a sus clientes si estos demoran el pago de una factura más allá de la fecha de vencimiento.  En algunos casos, el importe del recargo alcanza los 30€ y  desde las asociaciones de consumidores se denuncia esta práctica que consideran abusiva al producirse en ocasiones retrasos de pocos días o incidencias con el cargo bancario ajenos al propio cliente.

Las operadoras grandes, las que más penalizan

Las grandes operadoras como son Movistar, Vodafone y Orange son las que repercuten a los clientes un castigo más elevado, siendo la operadora de Telefónica la que encabeza la lista con un coste de 25 euros más IVA. Le sigue la operadora británica Vodafone que cobra a los clientes una comisión de 20 euros cuando el recibo es devuelto por la entidad bancaria donde estaba domiciliado. Orange por su parte, carga 21,78 euros por el impago.

En el otro lado de la balanza están empresas como Yoigo, que cobra 12,10 euros por este concepto o Jazztel que cobra solo 1 euro a los clientes que no paguen en plazo la factura. En el caso de Pepephone, el OMV de lunares no cobra ninguna cantidad a sus clientes, que no obstante penaliza el retraso con una suspensión temporal del servicio hasta que el cliente se pone al corriente.

comisiones

Las asociaciones de consumidores animan a reclamar

La propia FACUA-Consumidores en acción es una de las que hace hincapié en que se denuncien a aquellas empresas que carguen comisiones abusivas por no pagar a tiempo los recibos. Según argumentan, el castigo infringido es desproporcionado con el hecho ocurrido, como recoge la Ley General  para la Defensa de los consumidores y usuarios. Pero dado que es una práctica que está sujeta a unas condiciones contractuales aceptadas por el cliente, las empresas de telecomunicaciones siguen aplicando estos recargos aunque en diferente cuantía según cada una. Aun así, sobre este hecho la interpretación que se haga de la ley, por lo que es competencia de un juez la decisión sobre si existe o no un abuso al efectuarse este cobro e influirá en el fallo, tanto la cantidad adeudada como el tiempo de demora en el pago.  Aún así, asociaciones como FACUA proponen a los ciudadanos diversas días de denuncia ante las autoridades de consumo de su comunidad autónoma, y argumentan que hay que pelear por derechos de este tipo ya que cuando las empresas cobran conceptos erróneamente, no se indemniza en la misma proporción que cuando el perjuicio lo causa el cliente.

¿Consideráis desproporcionadas esta clase de comisiones a los clientes?