La CNMC apoya a Yoigo frente a Movistar por el acceso de Pepephone al 4G

Parece que el caso a tres bandas entre Telefónica, Pepephone y Yoigo podría estar un poco más cerca de aclararse, ya que la CNMC habría dado la razón, al menos en parte, a Yoigo en el conflicto que limita el acceso del OMV a la red 4G del operador líder de nuestro país.

Como anunciábamos meses atrás, la filial de TeliaSonera estrechaba lazos con Pepephone y se iniciaba un conflicto por el cual Yoigo solicitaba que Telefónica permitiera el alquiler de su red 4G para uso de la operadora virtual mallorquina. El objetivo era el de ésta convertirse en el primer OMV que ofreciera cobertura 4G a sus clientes.

SIM-PepephoneTras la negativa de Telefónica, el conflicto fue llevado ante la CNMC la cual ahora se posiciona, al menos momentáneamente, a favor de Yoigo. La sala de regulación del consejo de la CNMC será la encargada de dar firmeza a la propuesta de la dirección de telecomunicaciones y servicios audiovisuales del propio organismo.

De concretarse en próximas fechas, permitiría la entrada en el mercado 4G del resto de operadores móviles virtuales, los cuales no verían limitada así su oferta frente a los grandes del mercado, con el beneficio que eso supondría de cara al consumidor final, quien tendría un mayor abanico de ofertas por las que decantarse.

Este movimiento permitiría a su vez a Yoigo matar dos pájaros de un tiro: por un lado potenciar su crecimiento para posicionarse en el mercado como operadora mayorista y por otro, a su vez, seguir incentivando la guerra de precios entre las operadoras.

Eduardo Taulet, CEO de Yoigo ya anunció hace unas semanas que el acuerdo con Pepephone respecto a la red 4G estaba estudiándose a falta de concretarse todos los puntos, y, sin duda, una resolución de Competencia en este sentido sería el espaldarazo definitivo. Además, la operadora de lunares por su parte, vería así paliada la desventaja debida a la imposibilidad de ofrecer la cobertura 4G a sus clientes, provocando en muchos casos la fuga de estos a las OMR, pudiendo continuar con su política de precios bajos sin verse limitada la oferta de servicios para sus usuarios.