La mayoría de usuarios que abandonan XP eligen Windows 7

La mayoría de usuarios que abandonan XP eligen Windows 7

Lucas Cruz

Los usuarios de Windows XP que tras el fin del soporte oficial por parte de Microsoft han tomado la iniciativa de cambiar el sistema operativo de su máquina, eligen en su mayoría Windows 7 y no la última versión del mismo, Windows 8.1 a pesar de las novedades introducidas con el Update 1.

Unas semanas atrás os contábamos que Gartner, conocida consultora tecnológica, informaba que durante el primer trimestre de 2014 se habían vendido 76,6 millones de ordenadores en todo el mundo, lo que suponía un descenso de tan solo el 1,7%. Más de medio año hacía que no se registraba un mes con una caída tan pequeña, datos propiciados en gran medida por el fin del soporte de Windows XP.

“Seguimos registrando un crecimiento positivo”

Fabricantes como Lenovo, por medio de Mohammed Hilili, confirman el buen momento que están atravesando gracias a este acontecimiento, “Seguimos registrando un crecimiento positivo” y explicaba como más usuarios de XP, a pesar de mostrarse reacios al cambio en muchas zonas, entre las que se incluye nuestro país, han comenzado a migrar a Windows 7 y 8 desde el día 8 de abril.

Las estimaciones iniciales indicaban que este 2014, gran parte del casi 30% de los ordenadores que siguen utilizando Windows XP actualizarían a una versión más reciente, así como esperan que las ventas no continúen en caída libre. Desde Redmond han hecho prácticamente todo lo que está en su mano para que así ocurra, lanzando mensajes y campañas para alertar a los usuarios sobre los riesgos de seguir utilizando XP del tipo: “Ni siquiera bastará con tener el antivirus actualizado“, “tu PC será 5 veces más vulnerable si no lo actualizas”, “honestamente, es hora de cambiar”, “si continúas usando XP tu ordenador seguirá funcionando pero será cinco veces más vulnerable a los riesgos de seguridad y virus”.

Microsoft, objetivo logrado a medias

La alta cuota de mercado de XP ha sido durante los últimos meses un dolor de cabeza para el gigante americano que realmente, parece que al fin ve recompensado su esfuerzo y empieza a ver los primeros frutos. Cada vez más usuarios, sea por la razón que sea, estarían actualizando sus equipos, motivo de alegría como decimos. Sin embargo, la mayoría de esos usuarios se está decantando por Windows 7 y su interfaz más familiar y no por Windows 8.1 como gustaría en Microsoft. Los cambios introducidos con el Update 1, de momento, no son suficientes para decantarse por la versión más reciente del sistema operativo, ampliamente criticada desde su lanzamiento.

Vulnerabilidad en Internet Explorer

Microsoft confirmaba que han descubierto una vulnerabilidad crítica del tipo Day Zero en el navegador Internet Explorer que afecta a las versiones que van desde la 6 a la 11. Se trata del primer problema grave encontrado tras el fin del soporte y los usuarios que aún utilizan Windows XP son los que más expuestos están a los ataques que se están registrando.