La empresas de transporte en pie de guerra contra BlaBlaCar

La empresas de transporte en pie de guerra contra BlaBlaCar

Javier Sanz

La Federación Nacional de Transporte en Autobús ha pedido el cierre de Blablacar. Consideran que el portal de intercambio de coches evade impuestos y además hace competencia desleal contra los medios de transporte tradicionales. El vacío legal que hay en relación a esta actividad complica la petición de Fenebús.

¿Qué es Blablacar?

Se trata de un portal web que o permite a los usuarios encontrar conductores que van a realizar un viaje y deciden compartir una plaza. Por ejemplo, si un usuario necesita viajar de Madrid a Barcelona puede realizar una búsqueda y en el sistema aparecerán conductores que realizan el trayecto y cobran una pequeña cantidad para cubrir los gastos de gasolina, etc. Con la crisis económica y sobre todo con la viralidad de las redes sociales, este tipo de servicios, igual que los que permiten compartir habitación se han hecho muy populares. Tal es el éxito que Fenebús, ya ha puesto en grito en el cielo y ha pedido el cierre. Señalan que la actividad no está regulada y que la empresa no está pagando impuestos en España.

José Luis Pertierra, director de la asociación ha manifestado al portal Vozpopuli que a finales de enero cursaron una reclamación contra el portal ya que es «desleal que la propia web indique que hay más de un millón de conductores dispuestos a transportar viajeros sin necesidad de licencia». Además, el portavoz de la asociación considera que muchos transportistas están aprovechando el servicio de la web para hacer dinero con viajes expresamente diseñados para captar clientes. En realidad un usuario con un vehículo de siete plazas por ejemplo podría generar más de 200 euros completando el aforo en un viaje de Madrid a Barcelona.

Sin control

Fenebús también señala que no hay control sobre los conductores que participan en la web y recuerdan que puede haber usuarios que conducen sin puntos o que no tienen el seguro de responsabilidad civil en regla. Desde Blablacar contestan que «para eso están las autoridades».

Sea como fuere el portal prosigue con su actividad y su éxito es incuestionable. Según datos de Google, las búsquedas hacia el portal se han disparado en nuestro país y sólo son superadas por Francia. Además, prometen que en 2014 habrá un sistema de pago por tarjeta para reservar plaza y en ese momento sí será posible pagar impuestos mediante la aplicación del IVA.

blablacar Gráfico que muestra el crecimiento de BlablaCar en Google Trends

Cierre poco probable

Atendiendo a la legislación vigente es prácticamente imposible que las autoridades puedan actuar contra los responsables del portal. Básicamente porque existe un vacío legal que impide saber si la actividad es contraria a la legislación vigente. De momento desde BlablaCar se muestran tranquilos y prometen seguir mejorando su servicio web.