Movistar anima a sus clientes de ADSL a pasarse a la fibra óptica

Movistar quiere aprovechar su base de clientes de ADSL para potenciar la adopción de sus conexiones de fibra óptica. Para ello ha iniciado una nueva campaña comercial en la que anima a sus usuarios a contratar Fusión Fibra 4G ya que ésta cuenta con el mismo precio de Fusión 4G con ADSL.

El operador histórico ha retomado su estrategia de contacto directo con el cliente para que éste dé el salto a su conexión más veloz, los 100 megas de fibra. Hace unos años ya nos hicimos eco de campañas similares, en las que comunicaba a sus clientes de ADSL con cobertura de fibra la posibilidad de contratar esta conexión dadas las ventajas que ofrece hora de acceder a Internet.

Con ello también buscaba amortizar cuanto antes su inversión en la red de nueva generación. Dicho esfuerzo inversor ha seguido aumentando en los últimos años hasta multiplicar los hogares con cobertura FTTH y este 2014 se presenta como el año en el Movistar alcanzará los 7,1 millones de hogares con su nueva infraestructura.

En la nueva campaña informativa entre sus clientes ofrece su servicio convergente Movistar Fusión Fibra 4G, el cual recuerda que tiene un precio similar al de Fusión 4G ADSL (60,38 euros al mes con IVA). El objetivo de esta iniciativa es que el usuario dé el salto a Fusión Fibra Máxima (72,48 euros), que mejora las condiciones del servicio móvil (llamadas ilimitadas y 1 GB) al margen de disponer de los 100 megas de banda ancha fija.

Movistar ya cuenta con 600.000 clientes de su conexión FTTH

La compañía es consciente de la necesidad de captar clientes de fibra ya que los considera de «alto valor» en comparación con los de ADSL. Un factor clave es la capacidad de retención del cliente que tiene esta tecnología, ya que por norma general quien contrata una de estas conexiones no suele cambiar a otra compañía debido a las ventajas del FTTH sobre el cobre.

Una oportunidad frente a la competencia

Las pocas ofertas por el momento de fibra de sus rivales son vistas desde el operador como una oportunidad para hacerse fuerte en un segmento que domina con claridad con 600.000 clientes. Jazztel, con el que la propia Movistar tiene un acuerdo de despliegue conjunto, es por ahora el más activo y apostó fuerte con el lanzamiento de sus 200 megas simétricos. Sin embargo, su cobertura es muy reducida frente la de Movistar, ya que apenas alcanza 1,2 millones de hogares.

A su vez, Vodafone y Orange también pretenden dar su particular acelerón en este segmento durante los próximos meses. Este recién iniciado mes de marzo es visto como el comienzo de su avance en el mercado de la alta velocidad fija, contando con 800.000 hogares con cobertura.