Prueba del Tesla Model S, conoce cómo será el futuro de la telefonía móvil dentro de un coche

Seguramente hayas oído hablar del Tesla Model S, un coche eléctrico que es considerado el más avanzado del mundo en términos de comunicación. Si quieres saber más acerca de esta pieza única en el sector de la tecnología y cómo será el futuro de la telefonía móvil dentro de un coche, te animamos a que sigas leyendo.

Los compañeros de MovilZona tuvieron el privilegio de probar durante el Mobile World Congress que ha tenido lugar en nuestro país, más concretamente en la ciudad de Barcelona, una de las piezas más singulares que existen actualmente dentro del sector de la tecnología, el Tesla Model S, un automóvil eléctrico y conectado que como decíamos, está considerado en este sentido como el más avanzado que existe actualmente en el planeta.

El que podríamos llamar primer coche/smartphone dispone no está disponible aún en Europa, únicamente podrán tener acceso a esta joya aquellos ciudadanos estadounidenses que dispongan de 92.500 euros al cambio para gastarse. Telefónica ya ha comenzado las gestiones para suministrar los servicios de telecomunicaciones a este vehículo cuando haga su puesta de largo en el Viejo Continente, por lo que quizá, no falte mucho para que este acontecimiento se produzca.

Las peculiaridad de este automóvil, tal y como podéis observar en el vídeo, es que integra a la perfección muchas de las aplicaciones que hasta ahora estaban destinadas a los dispositivos móviles, gracias a un panel de control digital que se sitúa detrás del volante y una enorme pantalla táctil de 17 pulgadas y resolución Full HD que encontramos en el salpicadero. Esta pantalla puede utilizarse como una tableta cualquiera, además de disponer de herramientas suficientes para ajustar los reglajes del coche.

En términos de conectividad cuenta con Bluetooh para comunicarse con el teléfono móvil y conexión 3G. La gran pantalla sirve para visualizar a todo detalle los mapas de navegación, cualquier página web y quizá uno de los aspectos más útiles, consultar el consumo de energía actual y la previsión del tiempo restante hasta agotarse.Incluso puede configurarse como punto de acceso WiFi, para aquellos pasajeros que no dispongan de tarifa de datos, o simplemente quieran ahorrarse esos “megas” que tan justos llegan a final de mes en muchos casos.

Como podréis imaginar, los usos que le podemos dar van mucho más allá, desde escuchar radio online, realizar y recibir llamadas, etc. El apartado musical resulta sorprendente gracias a una interfaz que permite distribuir el sonido por diferentes zonas del vehículo. La cámara que permite visualizar la parte trasera, es a parte de curiosa, muy aprovechable para diferentes fines.

Todo sin olvidarnos de la función principal de un coche. El Tesla Model S dispone de potencia suficiente para acelerar de 0 a 100 Km/h en tan solo 4 segundos, situándose a la altura de algunos modelos deportivos de alta gama como Ferrari o Porche. El siguiente paso, debe y esperemos que sea, adaptar esta tecnología a los coches “normales” para que todos tengamos acceso a las ventajas que proporciona.