Cómo funciona Omegle y por qué es una red social que no deberías usar

Hay muchas herramientas de chats o de videollamadas que usamos a diario pero algunas son algo diferentes en formas y contenidos. Es el caso de Omegle, un sitio web gratuito de chat y video que nos permite conocer personas y hablar con ellas. Son muchas las apps o webs que nos permiten conocer a otras personas (como Tinder y otras muchas herramientas para buscar pareja) pero Omegle se diferencia porque es anónima y mucho menos inofensiva que otras webs o apps similares.

Omegle es una plataforma o herramienta de moda aunque hace más de diez años que funciona, creada por Leif K-Brooks, un joven de 18 años de Vermont (Estados Unidos) cuando estaba en su último año de secundaria. Una peligrosa red social que se ha convertido popular entre menores y que apenas tiene filtros u opciones de privacidad y seguridad, pero son millones de usuarios los que acceden a ella a través de su página web.

Qué es Omegle para chatear

Omegle es una web o plataforma lanzada en el año 2009 y que busca ser un espacio online donde cualquier usuario puede chatear con otra persona desconocida con la que comparta intereses. La idea es conocer a nuevas personas que tengan los mismos gustos que tú y con las que podamos hablar de nuestros intereses.

Podemos acceder de forma anónima y su página principal define la plataforma como “una manera de conocer nuevos amigos, incluso si se practica distanciamiento social”. Automáticamente se nos empareja con otra persona para hablar con ella pero también, explican, “puedes añadir tus intereses y serás emparejado al azar con alguien que tiene alguno de estos intereses”. Es decir, puedes decir qué te gusta y automáticamente Omegle te asigna una persona con los mismos gustos para que hables con un desconocido que supuestamente tiene tus mismos intereses.

omegle web

El sitio se convirtió en un éxito desde su lanzamiento, consiguiendo más de 150.000 páginas vistas por día en el primer mes. Pero, además, desde el año 2010 está disponible no solo a través de conversaciones por voz o como una herramienta por chat de mensajería, sino que ahora también el mismo funcionamiento se aplica por videollamadas con las que contactamos a otro desconocido aleatorio.

Para qué y para quién es la web

Usar una plataforma para hablar con desconocidos es una práctica poco recomendable y bastante peligrosa en la mayoría de los casos así que dejan claro las reglas: debes tener más de 18 años o debes tener más de 13 años si tienes permiso de un adulto o permiso parental para acceder. ¿Comprueban nuestra edad? No. La página no necesita registro por lo que no tenemos que confirmar nuestra edad en ningún momento ni se aseguran que somos mayores de edad o tenemos permiso parental para poder conectarnos. Marcamos este check en la ventana emergente y ya podemos acceder.

¿Para qué sirve? Como hemos dicho antes, es una herramienta que nos permite chatear con personas desconocidas a través de una página web. No podemos elegir con quién hablamos y no necesitamos ninguna aplicación así que no es ni como Zoom ni como Skype ni como ninguna app similar.

Cómo se utiliza

Para usar Omegle no hay que identificarse. Podemos acceder sin decir nuestros nombres, sin dar ningún dato. Podemos hacerla desde la página web a través de cualquier dispositivo con un navegador: desde el teléfono móvil, desde el ordenador, desde la tableta… Simplemente accedemos a la página correspondiente y en la parte inferior veremos dos opciones “texto” y “vídeo” que podemos elegir para empezar a chatear. También nos permite elegir entre varias opciones de idiomas si pretendemos encontrar personas que hablen nuestra misma lengua en la web.

Además, en la parte inferior también podemos ver un recuadro que nos permite añadir intereses o gustos de forma opcional si queremos afinar más el encuentro.

omegle chat

Cuando hemos rellenado todos, empieza el chat. Tendrás que aceptar unos términos y condiciones que aseguran que solo puede usarse si eres mayor de trece años y que las personas entre trece y dieciocho años deben tener supervisión de un tutor legal. Una vez que marques las casillas (no hay ninguna comprobación de edad más allá de marcar este check) empieza el chat por texto o por vídeo.

omegle

Accedes a una ventana de chat o a una videollamada con una persona de la que no sabes nada. Es internacional, pueden ser usuarios de todo el mundo, y anónimo porque no tienes que decir quién eres. No hay nombre de usuario en los participantes, ni siquiera pseudónimo. Tampoco tenemos que decir la edad ni el género ni nada similar sino simplemente pulsar el botón y comenzar a hablar.

Riesgos y polémicas relacionadas con la plataforma

Hay muchas controversias en las que ha sido Omegle el protagonista desde su lanzamiento y especialmente en los últimos años. No es seguro utilizar una plataforma así que no tiene absolutamente ningún control sobre la privacidad, sobre los contenidos que se comparten. Antes de comenzar la conversación te dirán que los contenidos son monitorizado así que te piden que tengas cuidado. Pero son muchas las polémicas que ha protagonizado e investigaciones que alertan sobre su uso.

Desde que existen las videollamadas en Omegle se multiplican los problemas que han hecho que los menores de 18 años corran riesgo en esta web por contenido que se considera “dañino” y todo tipo de comportamientos relacionados con desnudos o contenidos sexuales. Como recogía BBC en febrero de 2021, una investigación de este medio hablaba sobre los riesgos de niños preadolescentes que se mostraban desnudos ante adultos a través de esta plataforma de chat de vídeo y chat de texto.

¡Sé el primero en comentar!