Todo sobre la tecnología 8K que va llegando a nuestras casas

Todo sobre la tecnología 8K que va llegando a nuestras casas

Roberto Adeva

Desde hace ya un par de años se viene hablando cada vez más fuerte del 8K y de su llegada a nuestros televisores. Hasta el momento son pocos los modelos de Smart TV 8K que podemos encontrar en el mercado, pero se espera que poco a poco vayan llegando muchos más. Sin embargo, son todavía muchos los que desconocen qué es exactamente este nuevo estándar de televisión y que nos aportará.

No hay ninguna duda que estamos presenciando el nacimiento del 8K, un nuevo estándar emergente para resolución en cine digital, gráficas de ordenadores y que poco a poco está llegando también a los televisores. A continuación, vamos a mostrar cuál es la resolución del estándar, qué diferencias encontramos con el 4K y qué ventajas y beneficios nos aporta el 8K.

Resolución del 8K

El 8K es un estándar de imagen relativamente nuevo definido principalmente por su resolución. Como su propio nombre indica, hace referencia a un número de píxeles horizontales, redondeado, que se corresponden con una resolución total de 7.680×4.320p (unos 33,2 millones de píxeles). Por lo tanto, se trata de un formato de imagen de Ultra Alta Definición que recibe ese nombre por sus casi 8.000 píxeles horizontales que lo forman.

mitv 8k

Para hacernos una idea, multiplica por cuatro la resolución estándar del 4K UHD al que ya estamos acostumbrados, ya que ofrece una resolución de 3.840×2.160p (unos 8,3 millones de píxeles) y por dieciséis la resolución Full HD, puesto que cuenta con 1.920x1080p.

Este gran incremento de la resolución, hace que los televisores 8K muestren píxeles que son totalmente inapreciables para el ojo humano desde cualquier distancia de visión.

Diferencias entre el 8K y el 4K

La principal diferencia entre ambos estándares es la mencionada anteriormente, su resolución. Y es que el 8K supone 4 veces más la resolución del 4K. Esto hace que el 8K ofrezca mayor definición y calidad de las imágenes, pudiendo llegar a ofrecer una experiencia totalmente inmersiva, puesto que el hecho de que los píxeles se multipliquen hace que se proyecten imágenes muchos más realistas.

Además los fotogramas por segundo que soporta este mayor estándar, hacen que al ser mayor la frecuencia de fotogramas, las imágenes en movimiento también sean mucho más naturales. En el caso del 8K hablamos de una frecuencia de unos 120 fps, frente a los 60 fps en los que ronda el 4K, por lo que ofrece imágenes en movimiento mucho más definidas y con mayor calidad.

De igual forma, el 8K es capaz de mostrar imágenes con un brillo muy alto, incluso por encima de los 4.000 nits (llegando incluso hasta los 10.000), sin embargo, aunque haya diferencias reales en cuanto a cifrar y posibilidades, varios estudios afirman que estas diferencias son, en su gran mayoría, inapreciables para la mayoría de personas. Unas mejoras que son apreciables en términos de detalles percibidos para personas con gran agudeza visual y a una distancia relativamente cercana a la pantalla.

Ventajas e inconvenientes del 8K

Según lo mencionado anteriormente podemos sacar la conclusión de que la principal ventaja del nuevo estándar en la gran resolución que nos aporta. Concretamente, implica una definición enorme y una mayor naturalidad en las imágenes, mostrándolas muchos más nítidas y reales.

Además, el 8K es capaz de mostrar imágenes con unos bordes mucho mejor definidos, sin rastro de píxeles y con una gran calidad cuando hablamos de imágenes en movimiento, lo que hace que la experiencia sea mucho más inmersiva.

Su gran resolución hace que otra de las ventajas del 8K sea la de reducir la distancia mínima de visionado con respecto a los actuales televisores 4K UHD, por lo que permite ver imágenes más nítidas, reales y sin pérdida de calidad o apreciación de píxeles a distancias más cortas.

Aunque lo cierto es que el despliegue real del 8K está aún por llegar, a día de hoy uno de los inconvenientes es que únicamente podemos encontrar unos pocos modelos de televisores que ofrecen esta elevada resolución. Además, son modelos de gama muy alta y con grandes dimensiones, por lo que suponen un elevado coste. Más aún, teniendo en cuenta que actualmente tampoco hay mucho contenido en dicha resolución para poder disfrutar de sus ventajas.

¿Hay contenido en 8K?

Teniendo en cuenta que el contenido 8K es puramente digital, YouTube es una de las plataformas en las que podemos encontrar contenidos en dicha resolución. Concretamente, el primer vídeo en 8K que se subió a la plataforma de Google fue a mediados del año 2015, aunque no era exactamente 8K, puesto que era un reescalado del vídeo original en 6K. Sin embargo, a día de hoy podemos encontrar numerosas listas de reproducción:

Hemos visto también como a principios de este mismo año 2020, el canal italiano Rai y gracias a Tivùsat, anunciaba su próxima emisión del canal en 8K, algo que dará comienzo en los próximos meses de mayo o junio, justo antes del comienzo de los Juegos Olímpicos de Tokio, que todo apunta a que se podrán visualizar en esa resolución. Por el contrario, en nuestro país, tenemos una TDT con estándares bastante antiguos, por lo que el salto a la televisión en este novedoso estándar tendrá que esperar por el momento.

Todo apunta a que los primeros en hacer llegar contenidos en 8K a nuestras casas serán las plataformas de contenido en streaming como Netflix, HBO, Filmin, etc. Su gran demanda y el avance de las tecnologías en lo que a conexiones a Internet se refiere, hace pensar que el contenido en esta alta resolución llegará mucho antes a nuestras casas a través de estos medios.

Primeros Smart TV 8K

Todavía son muy pocos los modelos de Smart TV 8K que podemos comprar en nuestro país, tan solo algunos de los principales fabricantes como Samsung y LG ofrecen algún modelo dentro de su catálogo. No obstante, en el transcurso de este mismo año se esperaba la llegada de nuevos modelos, sin embargo, la crisis sanitaria provocada por el coronavirus en gran parte del mundo, está provocando también un retraso en la llegada de nuevos modelos con esta resolución.

8K

No obstante, estos son los principales modelos de Smart TV 8K que podemos comprar a día de hoy en España en sitios como Amazon y otros distribuidores. No obstante, como hemos indicado anteriormente, se trata de modelos de gama alta con precios que superan con creces los 2.000 euros, por lo tanto, debemos pensar si merece la pena comprar ahora un televisor 8K con esos precios y sin tener apenas contenidos en dicha resolución.