CAM, Screener, DVDRip… esta es la calidad de las películas de Internet

CAM, Screener, DVDRip… esta es la calidad de las películas de Internet

Manuel Naranjo

Cuando vamos a descargar una película, vemos que, aparte del nombre, aparece otra serie de siglas que nos marcan la calidad del archivo. Pues bien, si no estáis familiarizados con todos estos conceptos, os vamos a explicar qué son cada uno de ellos para que ya no tengáis la más mínima duda al respecto.

Al fijarnos en el nombre del archivo que queremos descargar o en la ficha de la web de descargas, veremos que nos indican distintos tipos de calidades, que no siempre se refieren a la imagen. También podemos tener especificaciones de cuál es el sonido de ese archivo y de que fuente se ha sacado la información de dicha película.

Algo que también debéis tener claro es que no siempre tiene por qué ser la misma fuente para la imagen y para el sonido.

Imagen: Formato, tipos y calidad

En este caso veremos cuál ha sido la calidad en la que se ha grabado el archivo de la película, es decir, si está en 720p, 1.080p, 2K o 4K. Pero no solo debemos tener en cuenta esto, sino también el nivel de compresión que se haya llevado ese archivo. Es decir, si tenemos un archivo con 5 GB a 720p y otro de 1,5 GB a 1.080p, siempre se verá mejor el de 720p porque está menos comprimido. En esto de la compresión tendrá mucho que ver el espacio que tengamos para descargar películas, porque si no es excesivamente amplio, a lo mejor nos compensa más grabar 4 películas de 1,5 GB que una sola de 6 GB, aunque esta última se verá bastante mejor.

resolucion-480p-a-4k.png

Formatos de imagen y tipos

La calidad de la película que bajamos también dependerá en gran medida cuál ha sido el medio del que se ha sacado dicho archivo. Es decir, no es lo mismo sacarlo desde una videocámara que desde un DVD, un Blu-ray o desde la señal de TV. Veamos cuáles son los distintos tipos, que como te dijimos antes, se indican en el nombre del archivo.

Cuando las películas se graban directamente desde una cámara de vídeo en el cine, tienen distintos tipos de calidad. Tanto el sonido como la imagen suelen ser bastante pobres, la única ventaja es que suelen ser películas muy actuales.

  • CAM: la calidad de imagen es realmente mala y el sonido es también pobre, ya que todo ha sido grabado con la cámara.
  • TeleSync (TS): la imagen sigue estando grabada por una videocámara, pero el sonido es un poco mejor, ya que es de los conectores para audífonos para personas con dificultad auditiva.
  • HDCAM (HDTS): es cuando la calidad a la que se graba la imagen es HD, pero no deja de estar grabada en la sala del cine.
  • DVD-Screener: en este tipo se utiliza la imagen DVD que obtenemos de la versión americana de una película que salió con antelación por aquellos lares. El sonido sigue siendo el de la sala, por lo que es de baja calidad.
  • WP: si vemos estas letras en un archivo, significa que esa versión de la película no está terminada o es diferente a la que después se lanza de manera definitiva.
  • Telecine: esto significa que la copia se ha realizado del rollo analógico pasándolo a digital. La calidad suele ser bastante buena, pero sin poderse comparar con el DVD o Blu-ray originales.

También puede ocurrir que el archivo que vamos a descargar haya sido sacado del streaming de alguna plataforma que la tiene antes de que salga en formato físico.

  • Korsub: esto quiere decir que la película ha sido grabada de un soporte de Corea del Sur, lugar donde suelen aparecer muchas películas antes de que lleguen a Europa. El problema es que casi siempre tiene los subtítulos en la pantalla.
  • HC: si además de Korsub también aparece HC (Hardcored), significará que los subtítulos están incrustados en la imagen.
  • WEB-DL: en este caso la fuente sale de una plataforma de streaming, de la que se descarga el archivo directamente y luego se pasa a un MKV. Tanto la imagen como el sonido suelen ser bastante buenos. En este tipo entraría plataformas como Netflix, Disney+, HBO o Hulu entre otras.
  • WEBRip: esto significa que la plataforma de streaming está cifrada, lo que obliga que el contenido se grabe por medio de una capturadora de vídeo. Si se quiere igualar la calidad del WEB-DL se tienen que hacer archivos más grandes.

No es muy normal que se vean películas grabadas de la televisión, pero sí que se ven muchas series, puesto que, si no están disponibles en ninguna plataforma de streaming, se tendrán que grabar directamente de la emisión televisiva.

  • TVRip: es una grabación directa de la televisión. Esta denominación casi no se utiliza en la actualidad.
  • DVB-Rip: se graba de la televisión, pero en este caso desde la señal TDT.
  • HDTV-Rip: ripeo desde la televisión digital de alta definición.
  • DSR-Rip: la señal se graba desde una emisión digital por satélite. Otra denominación que casi está desaparecida.

La calidad DVD sigue existiendo hoy en día, pero sí que es verdad que cada vez se utiliza menos, puesto que el Blu-ray le ha comido mucho terreno, puesto que la diferencia de calidad de imagen de uno a otro es sustancial y, dependiendo de la resolución, las diferencias del tamaño de los archivos no son enormes. Aun así, os vamos a explicar todos los tipos que existen.

  • DVD-Rip: el archivo se ha sacado completamente de un DVD, tanto la imagen como el sonido.
  • DVD-R: esto significa que se ha hecho una copia exacta del DVD, sin comprimir nada, por lo que la calidad es totalmente original.
  • BDRip/BRRip: en este caso se saca todo de un Blu-ray, tanto imagen como audio. El formato más pequeño es el que utiliza codecs XviD o H.264. Normalmente los que están comprimidos en 720p suelen ser de unos 4 GB y los de 1.080p se van a los 8 GB.
  • Bluray: Su peso puede llegar hasta los 12 GB con calidades de 720p o 1.080p.
  • BRFull (BDFull): son archivos de 30 GB o más, que nos otorgan la mejor de las calidades tanto en vídeo como en audio.

Formatos de vídeo

Los formatos de vídeo en los que suelen estar estos ripeos suelen ser:

  • DivX o XviD (AVI): este es el formato más utilizado en la actualidad.
  • VideoCD (VCD): este formato es bastante antiguo, otorga calidad de VHS y no se suele utilizar.
  • Súper VideoCD (SVCD): se basa en la compresión MPEG-2 con una calidad mayor que el VCD. Tampoco se utiliza mucho en la actualidad.
  • Matroska (MKV): es el formato en el que suelen venir los ripeos de un Blu-ray, al que acompaña el codec x264.

Calidad de audio y formatos

El sonido también es importante en cualquier archivo de los que estamos hablando. Por eso también es conveniente conocer los formatos de audio que más se usan.

  • ACC: usa fuentes estéreo 2.0 a bitrates de 192, 224 y 320 Kbps.
  • AC3: este es el formato de audio Dolby Digital con hasta 640 Kbps. También se le puede denominar DD5.1.

Pero sin duda, sobresalen a día de hoy, dos formatos: DTS y Dolby Atmos.

DTS y Dolby Atmos son tecnología de sonido surround de empresas que se formaron hace décadas y cuyas tecnologías han ido evolucionando hasta lo que conocemos hoy. En los noventa se lanzó Dolby Digital en la primera película con esta tecnología, Batman Returns. También en los noventa se lanzó DTS como competidor de la primera y se estrenó en 1993. Desde la década de los noventa hasta hoy ambas han ido evolucionando para ofrecernos la mejor calidad posible.

¿Qué diferencias hay entre ellas? LA tecnología es la misma o similar pero la principal diferencia entre Dolby Atmos y DTS:X es que en la segunda no hay ningún tipo de royalties pero sí lo tiene Dolby Labs con su tecnología. Dolby, sin embargo, es un sistema más aceptado en la industria y veremos en más dispositivos. Por ejemplo, en títulos de Netflix. Llegó antes, tenía ventaja y consiguió calar más.

Ambos son similares en calidad pero cada compañía o plataforma decide qué elegir cuando vemos películas por Internet. En el caso de Netflix vemos que es compatible con Dolby Atmos y veremos el logo en algunas de sus películas si tenemos un equipo compatible. También Movistar lo ofrece, por ejemplo. Podemos ver el icono de Dolby Audio junto con los contenidos disponibles y sabremos si disfrutamos de esta tecnología que mejora la calidad de audio.

home cinema 5.1

Codecs de vídeo

Algo en lo que debemos fijarnos es si nos indica algún tipo de codec que se haya utilizado para comprimir el archivo. Actualmente existen muchos codecs diferentes, cada uno con sus ventajas y sus desventajas. Los codecs más usados en la actualidad son AV1 y HEVC, y secundariamente, x264 y x265, puesto que son de código abierto y son gratuitos. También podemos ver cómo se usa XviD. Vamos a pasar a analizar los principales codecs:

AV1

Sus siglas corresponden a AOMedia Video 1, nace de la mano de la Alliance for Open Media, una alianza entre gigantes tecnológicos como Google, Inter, Amazon o Microsoft en 2015.  Las primeras pruebas del uso de este codec arrojaron resultados bastante positivos, pues mejoraba la compresión de vídeo entre un 30 y 40% con respecto a los codecs ya existentes. Posee una serie de ventajas que le hacen destacar con respecto al resto:

  • Hablamos de un codec de código abierto, gratis y de uso libre.
  • Compatibilidad optimizada, pues se puede hacer uso de él en cualquier sistema.
  • Mejora la calidad de las compresiones hasta en un 40%
  • Permite usarse en vídeos de alta calidad, llegando incluso a rendir en 4K o 8K

HEVC

Su terminación responde a las siglas en inglés «High Efficiency Video Coding «y llegó con el nombre técnico H.265 durante el año 2013.

La finalidad de este codec, igual que la de la anterior, era la de reducir el tamaño de los archivos multimedia y facilitar la transmisión de vídeos por internet en alta definición. Fue uno de los pilares fundamentales para que Netflix pudiera comenzar a emitir series en calidad 4K UHD. A diferencia del anterior, por este sí que hay que adquirir una licencia para poder usarlo y se encuentra disponible en Microsoft Store.

Las principales ventajas que encontramos en el uso de este codec son:

  • Al ser un codec que lleva más tiempo en activo, se encuentra mucho más extendido que el resto, consiguiendo la mayor compatibilidad de todos los codec existentes.
  • Hablamos de un sistema de codec terminado, frente a la versión de AV1 que sigue en fase de pruebas.

Xvid

Xvid (antes llamado XviD) es el nombre que recibe el códec desarrollado como un proyecto de software libre por programadores voluntarios de todo el mundo, después de que el proyecto OpenDivX cerrase en el año 2001. Xvid está basado en el estándar MPEG-4 ASP. Se trata de una alternativa libre a otros códecs comerciales de vídeo. Así, gracias a su calidad y eficacia se ha convertido actualmente en uno de los codecs más recomendados por los usuarios.  Como decíamos, Xvid se distribuye bajo una licencia de software libre. Se puede emplear en cualquier sistema operativo y dispositivo compatible sin limitaciones.

Como ventaja, las películas en Xvid ofrecen vídeos de alta calidad en archivos de tamaño reducido. También se comprimen en menos tiempo debido a que cuentan con un algoritmo de compresión más avanzado. Asimismo, es importante destacar algunos de sus beneficios más importantes:

  • Gran compatibilidad con una importante cantidad de reproductores.
  • Algunos reproductores disponibles en el mercado reproducen Xvid sin la necesidad de descargar otro códec adicional.
  • Es compatible con los sistemas operativos Windows y Linux.
  • Es compatible con las plataformas móviles Android e iOS.
  • Ahorra espacio en el disco.
  • Las transferencias son verdaderamente rápidas.

Diferencias y comparativa

Encontramos muchas similitudes entre los dos grandes formatos, pero si queremos apostar por un codec gratuito de alta calidad, nos decantaríamos por AV1, aunque si lo que queremos es apostar por una mayor compatibilidad, escogeremos el HEVC.

¿Merece la pena DVDRip o Bluray?

Evidentemente la calidad del Bluray es bastante mayor, pero también es cierto que tiene inconvenientes como el gran tamaño de los archivos si lo compramos con el DVDRip. Si un DVDRip está bien grabado no debería tener ningún tipo de problema a la hora de verse con muy buena calidad. Dependiendo de la exigencia de cada uno puede ser más que suficiente o querer todavía más perfección, algo que solamente nos lo va a otorgar dos cosas. Una, subir de resolución u otra irnos a sistema de vídeo con mayor calidad en los detalles.

Pero en ese momento nos encontramos en una disyuntiva, ya que el tamaño de los archivos con mucha calidad y se van a una cantidad de gigas muy grandes. Esto implica tener un disco curo con mucha capacidad, bien interno o externo. Si tenemos uno externo, podemos llevarlo a donde queramos y lo vamos a utilizar sin problemas, La pega es que dicho disco duro debe ser muy grande, ya que con diez películas perfectamente podemos estar en más de 300 GB de información consumida. Ya no hablemos si no tenemos un disco duro externo y queremos películas en Bluray, ya que la principal incidencia en la que tenemos que pensar es que si queremos sacarlo del disco duro debemos tener un pendrive con una gran capacidad, algo que existe, pero que se convierte en un problema cuando queremos llevar cuatro cinco películas, en ese momento la capacidad del pendrive se reduce considerablemente y puede que no tengamos espacio.

Si nos preguntáis si por calidad merece la pena el Blueray, podemos decirlos un sí, pero con nuestras reservas. Es decir, aquí va a influir mucho el gusto de cada uno y sus niveles de exigencia. Un DVDRip puede tener una excelente calidad sobre todo si está grabado al máximo de su capacidad, el tema está que cualquier Bluray de la misma calidad, le superará seguro. Pero eso no quiere decir nada, y que podemos conformarnos con un DVDRip de máxima calidad, ya que para la mayoría de las personas será absolutamente excelente. Pero si eres un gran aficionado a este tipo de dispositivos, evidentemente vas a querer el máximo que te puede ofrecer cualquiera de este tipo de archivos, porque seguramente sí que lo verás en un televisor o monitos donde la calidad sea primordial.

Esperamos haberos dejado algo más claro los casos en os que uno u otro sistema pueden ser válidos y para que tiempo de persona.

2 Comentarios