Cómo mejorar la seguridad y proteger tu Raspberry Pi

Cómo mejorar la seguridad y proteger tu Raspberry Pi

Rocío García

La Raspberry Pi se estrenó hace ya más de diez años y su uso se ha globalizado como un mini ordenador que cabe en un bolsillo y que nos permite todo tipo de funciones, desde jugar a juegos retro de nuestra infancia hasta ver películas y series en la televisión sin necesidad de Smart TV. Son muchos sus usos y sus prácticas pero hoy analizamos si hace falta antivirus para Raspberry Pi, cómo se instala o cuáles son los posibles riesgos que tu microordenador puede tener en el día a día.

Dependerá del uso que vayas a darle a tu microordenador pero repasamos cuál es el principal antivirus para Raspberry Pi o cuáles son los consejos de seguridad que recomiendan desde su fundación para que la mantengas protegida de posibles ataques de piratas informáticos, de malware, de robo de datos, etc.

¿Qué es una Rapsberry Pi?

Como bien sabemos, una Raspbery Pi es un microordenador, una placa que funciona como un ordenador en miniatura con el tamaño de una tarjeta de crédito y que permite cualquier tipo de uso como reproducción de vídeo, simuladores de vídeojuegos, acceso a televisión o cualquier otro uso que quieras darle gracias a que tiene todas las funciones similares a un ordenador convencional y basta con añadir una carcasa o botones y periféricos que permitan conectar lo que queramos.

Dependiendo del uso que queramos darle a una Raspberry Pi es habitual que utilicemos un sistema operativo u otro. Por ejemplo, hay sistemas operativos para Raspberry Pi enfocados en emuladores de videojuegos retro y especializados, como es el caso de RetroPie, por ejemplo. Son muchos los sistemas operativos como LibreELEC, Ubuntu Mate, OSMC…

raspberry pi 4

¿Hace falta un antivirus en Raspberry?

Como ya explicábamos cuando recopilamos los mejores antivirus en Linux, no hay ninguna ley obligatoria que nos diga si es o no necesario apostar por un antivirus para Raspberry y dependerá del uso que vayamos a darle, el cuidado que tengamos, etc. Hay un menor número de amenazas o vulnerabilidades en Linux y también en Raspbian, un sistema operativo GNU/Linux basado en Debian.

Puede que no corras ningún riesgo y la mayoría de usuarios apuestan por no instalar ningún tipo de antivirus. No es un sistema invulnerable aunque haya mitos que aseguran que no pueden entrar malware pero se ha demostrado que no es así y que sí ha habido casos de malware que ha afectado a los microordenadores. Son menos comunes, sí, pero existen. Aun así, puedes apostar por instalar un antivirus para Raspberry Pi como Clam AV o bien seguir las instrucciones de seguridad que recogen desde la Raspberry Pi Foundation y que podrían bastar para protegerte del malware.

Con Internet o sin él

Si normalmente utilizadas la distro del emulador de consolas o vas a usar tu Raspberry Pi sin conexión a Internet, normalmente no necesitarás tener un antivirus para Raspberry Pi porque no correrás prácticamente ningún riesgo. Solo necesitarías en caso de que sí estuvieses conectado a Internet para evitar malware. No tienes por qué preocuparte en caso de que la uses sin conexión y conectándote a la red.

Raspberry Pi con Clam AV

Entre los mejores antivirus para Linux encontramos ClamAV, un antivirus para Raspberry Pi que puedes usar si te preocupa la seguridad de tu microordenador. Como hemos explicado en párrafos anteriores, los sistemas Linux suelen considerarse menos vulnerables o menos atacados por piratas informáticos pero esto también se debe a que la cuota de mercado es inferior y por tanto las amenazas informáticas suelen ser menores que en otros de sus competidores como Windows. EN el caso de Clam AV es uno de los mejores antivirus para Linux y antivirus para Raspberry Pi.

Lo que permite Clam AV en tu Raspberry Pi es realizar un escaneo antivirus de forma muy sencilla y para ejecutar el escáner solo deberás usar el comando clamscan para un uso básico en busca de malware. En caso de un escaneo de múltiples directorios, como explican desde la página web PimyLifeUp, podrás utilizar el comando clamscan – r/home /mount para buscar en todos los directorios principales. Por último, si detectas virus y quieres que se eliminen por completo puedes eliminarlos usando la opción de “—remove” aunque debes tener en cuenta que los archivos se eliminarán de forma definitiva de tu microordenador y no podrás recuperarlos.

Entre las ventajas que nos permite Clam AV es que podemos programar escáner antivirus para Raspberry Pi de forma periódica y así se encargará automáticamente de saber si hay o no malware sin necesidad de acordarnos y activarlo de forma manual.

ClamAV - Antivirus para Raspberry Pi

Consejos de seguridad para Raspberry Pi

Más allá de si decides o no tener un antivirus, la Raspberry Pi Foundation tiene una serie de consejos que puedes seguir para mejorar la seguridad y evitar brechas de seguridad. Como recogen desde dicha fundación, el nivel de seguridad dependerá del uso que vayas a darle a tu Raspberry Pi, si vas a conectarla o no a Internet. Pero sea como sea, hay una serie de consejos que puedes tener en cuenta según sus responsables y que apenas te llevará un tiempo seguir:

  • Cambia la contraseña predeterminada que utiliza Raspberry Pi. Puedes hacerlo desde la aplicación raspi-config y mejorará tu seguridad.
  • Cambia tu nombre de usuario. Todos los microordenadores llegan con un nombre de usuario predeterminado y puedes cambiarlo de forma rápida.
  • Como casi siempre en cualquier sistema operativo, asegúrate de actualizar. Basta con fijarse que tengas la última versión de Raspbian actualizada para que tengas todas las correcciones de seguridad en caso de que haya alguna brecha y puedan atacarte. Si tienes la última versión, esta brecha se habrá solucionado.
  • Mejora la seguridad de tu acceso remoto. Secure SHell, SSH, es un protocolo de acceso remoto que se usa de forma común para acceder a Raspberry Pi. Podemos mejorar la seguridad de estos accesos de varias formas, como por ejemplo usando una contraseña robusta o usar la autenticación de clave. Si usas el acceso remoto a tu Raspberry Pi, debes protegerla de ataques externos mediante estos procedimientos.
  • Instalar un firewall. Hay muchos firewalls disponibles para Linux. Muchos de ellos usan el proyecto iptables, que está instalado en Raspberry pero no está configurado, lo que puede resultar algo complicado. En el caso de que no quieras complicarte, puedes instalar Uncomplicated Firewall, que está diseñado para ser de fácil uso en Ubuntu.
  • Instalar fail2ban: Si usas tu Raspberry como servidor, el firewall dejará agujeros de forma expresa para dejar pasar el tráfico del servidor a través de ellos. Es en estos casos en los que puedes instalar fail2ban. Se trata de una aplicación escrita en Python, un escáner que examina los archivos de registro de Raspberry y busca actividades sospechosas.

Raspberry Pi 4