Internet será más rápido en Windows 10 gracias a HTTP/3

Internet será más rápido en Windows 10 gracias a HTTP/3

Alberto García

En 2013, Google anunció QUIC, sigas de Quick UDP Internet Connections. Este nuevo protocolo de red, también llamado HTTP/3, busca solucionar algunas de las limitaciones de UDP. Su implementación es similar a la actual de TCP+TLS+HTTP/2, pero hacer cambios en este protocolo actuales casi imposible porque está integrado en los kernels de sistemas operativos o en firmwares de dispositivos de red intermedios. Sin embargo, QUIC está construido sobre UDP, lo que hace que no sufra de esas limitaciones, junto con otras ventajas.

Entre esas ventajas se encuentran una enorme reducción en el tiempo de establecimiento de conexión, lo que reduce la latencia de las conexiones, a lo que hay que añadirle que hay multiplexado sin bloqueo de cabeza de línea, donde una línea de paquetes no se ve bloqueada por el primer paquete gracias a usar varias conexiones UDP de manera simultánea. Además, se mejora el control de congestión de red y se permite migrado de conexión.

QUIC reducirá la latencia y mejorará la velocidad en Windows 10

Desarrollado por Jim Roskind de Google y anunciado en 2013, la IETF todavía está en proceso de finalizar el estándar. Esto no ha impedido que empresas como Google y Cloudflare estén usando ya la tecnología en sus redes y clientes, donde por ejemplo Google Chrome ya es compatible con él. De hecho, Google afirma que más de la mitad de las conexiones a sus sitios web usan ya QUIC, representando entre un 3-4% del tráfico de Internet.

Microsoft ha desarrollado por su cuenta su propia librería QUIC, llamada MsQuic, y que han publicado en GitHub para que aumente su adopción. La compañía afirma que incluirá QUIC en el kernel de Windows 10 como parte del protocolo HTTP/3 del sistema operativo.

Windows 10 May 2020 Update podría retrasarse

No todo son buenas noticias, ya que Microsoft podría haberse visto obligada a retrasar el lanzamiento de May 2020 Update cuando la actualización ya estaba finalizada. La build final estaba lista para pasar a RTM y enviarse a los fabricantes, pero al parecer se ha descubierto una vulnerabilidad de día cero en ella que ha de arreglarse antes de lanzarse.

Así, en lugar de la semana que viene (había rumores del día 12), la actualización llegaría en la última semana del mes, donde el 28 de mayo se lanzaría de manera oficial y los usuarios que quisieran instalarla podrían hacerlo desde Windows Update pulsando manualmente en el botón. Los OEM recibirán la actualización el 5 de mayo, y los desarrolladores el 12 de mayo, según las últimas filtraciones.

A su vez, también se ha filtrado que Windows 10 20H2, la segunda gran actualización del año, será nuevamente una actualización menor al igual que ocurrió el año pasado. Por ello, ésta utilizaría May 2020 Update como base, introduciendo ligeros cambios y mejoras, evitando así que aparezcan nuevas incompatibilidades y fallos en los ordenadores de los usuarios. En una situación donde dependemos de la estabilidad de nuestros ordenadores, es de agradecer que Microsoft decida generar los menores problemas posibles. Esperemos que May 2020 Update no tenga graves errores en su lanzamiento.