Windows 10 tiene el mejor antivirus y es gratis, ¿por qué instalar otro?

Windows 10 tiene el mejor antivirus y es gratis, ¿por qué instalar otro?

Alberto García

Actualmente, hay muchos antivirus en el mercado. Entre los mejores antivirus para Windows 10 tenemos más de una decena de programas que se encuentran entre los mejores del mercado al ofrecer una excelente protección un excelente rendimiento, y una excelente usabilidad. Entre ellos se encuentra Windows Defender, empatando en protección con otras soluciones del mercado. Entonces, ¿qué motivos hay para instalar otro antivirus?

Windows 8 fue el primer sistema operativo de Microsoft en incluir un antivirus nativo, aunque era mucho peor que otras soluciones de terceros. Incluso en los primeros años de Windows 10, Windows Defender era una primera barrera básica contra las amenazas más conocidas, y su protección dejaba mucho que desear. No obstante, con el paso de los meses, la detección de malware del sistema ha mejorado hasta el punto de situarse entre las mejores del mercado.

Windows Defender ha mejorado, pero no todo es color de rosa

Según AV-Test, Windows Defender obtiene un 6/6 en todas las categorías analizadas de seguridad, usabilidad y rendimiento, algo que no sólo consiguen 8 antivirus de los 22 que analizaron en su última prueba, y superando a opciones como Norton, Avast, AVG, ESET o BitDefender en rendimiento o usabilidad, ya que en protección todos obtienen la mejor nota.22 antivirus windows 10 2020

Así, si vemos el histórico de puntuaciones de AV-Test para Windows 10, hasta 2015 la protección era casi nula. Poco a poco fue mejorando para en 2017 alcanzar su primer 6/6, y desde entonces no ha bajado de 5,5/6. El problema es que las pruebas de AV-Test no son perfectas, y algunos investigadores critican que pueden llegar a ser demasiado laxas.

defender historial

Hay muchos motivos para instalar otros antivirus

Así, en sus pruebas no quedan registrados algunos problemas de rendimiento que suelen afectar a Windows Defender frente a soluciones de terceros, por raro que parezca. En sus pruebas, Defender apenas arroja falsos positivos, pero en el mundo real la situación es totalmente distinta, donde es uno de los que más detecta; sobre todo con archivos ejecutables que intenten hacer cualquier tipo de modificación en el sistema que pueda parecer sospechosa.

A todo eso hay que sumar que el control parental de Windows Defender sólo funciona en Edge, y si usamos Chrome el bloqueo no funciona. La interfaz también es complicada de usar que otras soluciones, haciendo difícil configurar Windows Defender. Además, las actualizaciones de bases de datos no se actualizan a diario como sí hacen otros antivirus. Con Defender tampoco tenemos protección en páginas web ni detecta JavaScripts maliciosos, por lo que si entramos en una web peligrosa no nos la va a bloquear.

Este último motivo ya de por sí es suficiente como para instalar otro antivirus, pero lo que sí es cierto es que si tienes cuidado con lo que visitas y descargas en Internet, Windows Defender es una solución básica muy buena para poder usar un PC con tranquilidad en la actualidad, donde cada vez es más complicado infectarse con un virus.