¿Cuál ha sido el peor Windows de la historia?

¿Cuál ha sido el peor Windows de la historia?

Alberto García

Desde hace años se han hecho chistes y bromas sobre cuál era la peor versión de Windows. La realidad es que todas han tenido muchas cosas buenas y otras muchas malas, siendo Windows 98 SE, Windows XP, Windows 7 y Windows 10 entre las mejores en tanto que eran las que menos errores tenían. Sin embargo, si hay que destacar algunas entre las malas tenemos que irnos a Windows ME o Windows Vista. Pero, ¿cuál de las dos fue peor?

Cada versión de Windows ha jugado un papel muy importante en el desarrollo de versiones posteriores. No habría Windows XP sin un Windows ME, y tampoco habría un Windows 7 sin un Windows Vista. Las grandes innovaciones en Windows han traído como consecuencia grandes periodos de inestabilidad por lanzar productos que no estaban probados lo suficientemente a fondo.

Windows ME: la peor versión de Windows con diferencia

Este es el caso que nos lleva a Windows ME, la que es probablemente la peor versión de Windows lanzada en la historia, como así lo atestigua su corta duración en el mercado. Fue lanzada el 14 de septiembre del año 2000, y Windows XP llegó al mercado el 25 de octubre de 2001: sólo un año y un mes después. Si lo comparamos con Vista, la duración de esta versión en el mercado fue algo superior. Windows Vista fue lanzado el 30 de enero de 2007, mientras que Windows 7 llegó al mercado el 22 de octubre de 2009, más de dos años y medio después.

Windows ME, o Millenium Edition, supuso una importante evolución con respecto a Windows 95 y 98, los cuales llevaban un lustro de asentamiento en el mercado y habían llevado a Microsoft a liderar el mercado de los sistemas operativos. Fue el primer sistema de Microsoft en no contar con una versión para 16 bits, pudiendo instalarlo sólo en los procesadores más recientes de aquel entonces. Además, fue el último sistema de Microsoft para PC en estar basado en Windows 9x, ya que Windows XP dio el salto a Windows NT.

Windows 2000 fue el primer sistema basado en NT, mucho más estable que 9x, pero orientado al sector profesional y a servidores. Como diferencia, Windows ME incluía programas como Internet Explorer 5.5, Windows Media Player 7 y Windows Movie Maker. Además, añadió opciones como Restaurar sistema, soporte para el Plug and Play, mejoras en TCP/IP, juegos o actualizaciones automáticas.

Sin embargo, la cantidad de errores del sistema fue descomunal. El sistema tenía unos requisitos para funcionar bastante altos, generando problemas de rendimiento en ordenadores no muy antiguos. Además, había pantallazos azules por todas partes, ocurriendo algunos de ellos incluso en el propio proceso de instalación del sistema. Esto hizo que algunos usuarios optasen por instalar Windows 2000 para una mayor estabilidad, a pesar de no estar orientado para los hogares, y ser 100 euros más cara que ME (200 frente a 300 euros). Esto provocó que la mayoría de los usuarios que lo compraron decidiesen volver a Windows 98 SE, así como otros actualizaron aceleradamente a Windows XP en cuanto estuvo disponible.

PC World nombró Windows ME como el peor Windows de la historia, y razón no le falta por el aluvión de problemas instalándolo, ejecutándolo, por problemas de incompatibilidad con hardware y software, e incluso por la dificultad para borrarlo.

Windows Vista tenía fallos, pero no tan graves como Windows ME

Windows ME tenía problemas desde la misma raíz. Windows Vista, sin embargo, tenía problemas y errores, pero no llegaron a alcanzar el nivel de ME. El listón lo tenía muy alto, ya que Windows XP fue un acierto total, y llevaba cinco años en el mercado; el mayor tiempo entre versiones de Windows, sin tener en cuenta que Windows 10 lleva ya 6 años en el mercado sin vistas de que haya una versión que lo vaya a sustituir próximamente gracias a la nueva filosofía de Microsoft de Windows como servicio.

Vista introdujo numerosas novedades, incluyen la interfaz gráfica Aero con transparencias y bordes redondeados, DirectX 10, Windows Media Center, Media Player 11, Internet Explorer 7, y los famosos gadgets que posteriormente fueron eliminados en Windows 8 por los numerosos problemas de seguridad que introducían en el sistema. También introdujo mejoras de seguridad, como Windows Defender, o la posibilidad de que el cortafuegos bloquee las conexiones que salen del sistema sin permiso.

Inicialmente se vendieron 20 millones de licencias, el doble de las de Windows XP en el mismo periodo. Sin embargo, una vez empezaron a salir a la luz sus numerosos fallos, las ventas cayeron en picado, y seis meses después del lanzamiento, su cuota de mercado era de sólo el 4,52%, frente al 82% de Windows XP. En 2009, cuando se lanzó Windows 7, su cuota llegó al 23,36%. Sin embargo, le duró poco, ya que en julio de 2010 fue superado por Windows 7.

Su lanzamiento tuvo muchas similitudes con Windows ME. Para empezar, los requisitos mínimos de instalación eran muy altos, haciendo que hubiera numerosos problemas de rendimiento. También había numerosos problemas de inestabilidad, problemas de drivers con multitud de hardware (incluidas tarjetas gráficas de NVIDIA), y programas que abrían incluso más lento que en Windows XP.

Microsoft se dio cuenta rápidamente de los problemas de Windows Vista, y el sistema operativo recibió al menos dos Service Pack que intentaron solucionar los problemas de estabilidad que presentaba el sistema. Sin embargo, finalmente Microsoft reconoció que lo mejor era lanzar una nueva versión del sistema con Windows 7, ya que para cuando esta versión arregló sus principales fallos, Windows 7 estaba ya prácticamente listo para su lanzamiento. Además, durante su vida útil, los fabricantes de ordenadores incluían un disco con Windows XP para quienes quisieran instalarlo en los que trajeran Vista de serie.

Así, Windows Vista en realidad no era tan malo, exceptuando algunos problemas de compatibilidad, y un excesivo consumo de recursos para la mayoría de ordenadores de la época. Windows ME, por su parte, estaba plagado de errores y no hubo manera de arreglarlo, y es sin duda el peor Windows de la historia.