Si Windows 11 no te gusta, así puedes hacer que parezca Windows 10

Si Windows 11 no te gusta, así puedes hacer que parezca Windows 10

David Soriano

Windows 11 ha optado por un cambio en la interfaz que, si bien pretende que se traduzca en una experiencia más fluida y dinámica, puede que no sea del gusto de todos. Bien sea porque tu equipo nuevo lo lleva instalado de serie o porque tienes uno compatible con W11 y has decidido dar el salto, puede que lo que menos te esté gustando de la experiencia sea precisamente la parte estética.

Afortunadamente, hay una serie de parámetros que se pueden configurar para conseguir que el aspecto de tu Windows 11 se parezca al máximo a Windows 10 y así tengas lo mejor de sus novedades, con el toque vintage de la interfaz antigua.

Consigue un Windows 11 parecido a Windows 10

Como decimos, son muchas las ventajas de pasarse a Windows 11 si tienes un equipo compatible, pero también habrá cierta sensación de añoranza o directamente desagrado con algunas de las decisiones de diseño que Microsoft ha tomado. Por suerte, puedes conseguir revertir los cambios y tener una experiencia más parecida a Windows 10 que a su sucesor. Si tienes Windows 11, anota estos 6 pasos para conseguir un acabado de la vieja escuela.

En primer lugar, comienza con algo básico: cambiar el fondo de pantalla. Son muchos los que no personalizan el fondo de pantalla con una imagen propia y se quedan con aquella por defecto (y prueba de ella fue el exitoso césped de Windows XP). Puedes recurrir a descargar los fondos de pantalla de Windows 10 y cambiar el que tengas puesto, lo que será un buen punto de partida para que se parezca más a W10.

Más tarde, deberías mover tu barra de tareas. Microsoft ha apostado por colocar los iconos en el centro en Windows 11, pero por fortuna no es algo irreversible. Entra en el menú de Configuración presionando la tecla de Windows + I, y luego haciendo clic en Personalización. Buca «Barra de tareas» y luego dirígete a Alineación de la barra de tareas. Aquí podrás alinear la barra de tareas a la izquierda para que se asemeje más a Windows 10.

El tercer paso sería cambiar al explorador de archivos clásico. Presiona el botón de Windows + R para abrir la utilidad Ejecutar. A continuación, escribe «regedit» para entrar en el Editor del Registro. Dirígete a la barra de direcciones y escribe la siguiente cadena: «HKEY_LOCAL_MACHINESOFTWAREMicrosoftWindowsCurrentVersionShell Extensions». Una vez que lo hayas localizado, haz clic derecho en «Shell extensions» > Nuevo > Clave. Renombra esta clave como «Blocked» y entra en el menú de la derecha. Haz nuevamente clic derecho > Nuevo > Valor de cadena e introduce el siguiente valor «{e2bf9676-5f8f-435c-97eb-11607a5bedf7}». Simplemente guarda los cambios, reinicia tu PC y debería haber hecho efecto.

A continuación, vamos a recuperar el menú contextual antiguo. Para ello vamos a regresar al Editor del Registro y buscamos «HKEY_CURRENT_USERSoftwareClassesCLSID». Clic derecho sobre CLSID > Nuevo > Clave y la bautizamos como «{86ca1aa0-34aa-4e8b-a509-50c905bae2a2}». A continuación, en el menú derecho hacemos clic derecho, Nuevo, Clave y ponemos «InprocServer32». Una vez que hayas hecho eso, haz doble clic en Predeterminado. Encontrarás esa opción justo debajo de la nueva clave InprocServer32. A continuación, asegúrate de que el campo justo debajo de Información del valor esté vacío y luego presiona Aceptar. El último paso es reiniciar tu PC y esperar a que el cambio surta efecto.

Para volver al antiguo menú Inicio, deberemos nuevamente hacer uso del Editor del Registro. En esta ocasión busca «HKEY_CURRENT_USERSoftwareMicrosoftWindowsCurrentVersionExplorerAdvanced» y cuando lo tengas localizado, en el menú de la derecha haz clic derecho y selecciona Nuevo Valor de DWORD (32 bits). Aquí introduce el siguiente valor: «Start_ShowClassicMode». Haz doble clic en la entrada que has creado y luego escribe 1 en el cuadro Información del valor. Haz clic en Aceptar para guardar lo que has hecho y reinicia.

Menú inicio W11

Por último, elimina los molestos iconos de la barra de tareas. Este cambio es simple, solamente deberás dirigirte a Configuración y hacer clic en Personalización. Una vez aquí, haz clic en la barra de tareas y luego simplemente desactiva todos los elementos de la barra de tareas.

Aplicaciones que te ayudan con el cambio

Si no te sientes cómodo tocando tantas opciones de configuración y prefieres que una aplicación de terceros realice la mayor parte de cambios por ti, hay algunas opciones interesantes que van más allá de estos cambios de personalización que nos permite hacer oficialmente Microsoft.

Startallback

Probablemente la mejor se llama StartAllBack y, si deseas que tu PC se parezca lo más posible a Windows 10, deberías considerar su descarga. StartAllBack es un programa de personalización para Windows 11 que nos permite recuperar elementos de la interfaz de versiones previas, como Windows 7 y Windows 10, y que han sido eliminados por Microsoft. El programa cuenta con una prueba gratis de 100 días, a partir de los cuales es necesario comprar una licencia.

Fuente > ghacks

¡Sé el primero en comentar!