Este traje volador está fabricado con plástico impreso en 3D

La tecnología avanza muy rápido es cada vez mas común ver como proyectos que parecen muy lejanos y futuristas pero que en verdad no son tan lejanos. El concepto «volador» es de los más comunes en lo que a futurismo se refiere, ya que siempre se ha hablado por ejemplo de coches o aeronaves voladores.

La empresa británica Gravity Industries, encargada de la fabricación de trajes voladores, ha anunciado que va a desarrollar un nuevo traje volador basado en un sistema de propulsión eléctrica en vez de que queme hidrocarburos. Este traje que recibe el nombre de Gravity eSuit, se fabricará gracias a materiales plásticos impresos en 3D.

En concreto, el material usado será polipropileno impreso en 3D. La elección de este material es debido a su ligereza, resistencia y durabilidad, además de sus propiedades mecánicas y su capacidad de imitar la flexión de los huesos humanos. Hasta el mes de julio la compañía no dará a conocer ninguna imagen ni más detalles del producto. Tendremos un primer vistazo del producto en el Festival de Velocidad de Goodwood entre los días 8 y 11 de dicho mes.

Ventajas de un traje eléctrico

“Gracias al polipropileno y su naturaleza orgánica, la gente ve a un humano que está volando cuando alguien está en el traje volador. No están atados a un dispositivo o sentados en un vehículo, parecen estar volando de verdad y es esa distinción lo que marca la diferencia», menciona Mark Dickin, Gerente de Ingeniería de Moldeo y Fabricación Aditiva.

Traje Volador

Una de las claves de este nuevo traje es deshacerse de todo el calor y combustible alrededor del piloto, ya que las turbinas se calientan mucho y la gestión térmica es muy importante. Esta es la ventaja de que el traje sea eléctrico, ya que es mucho más seguro para el piloto llevar a sus espaldas una batería que una gran cantidad de combustible. Además, se tiene pensado que las turbinas sean sustituidas por ventiladores con conductos.

Antecedentes de la compañía

En 2019 la compañía consiguió batir un Record Guinness con su traje MK 3. Se llegó a alcanzar con un traje motor una velocidad de 136 kilómetros por hora, superando el anterior record que también poseía Gravity Industries en 2017, cuando con el traje MK 2 se alcanzó los 51 kilómetros por hora.

En ambos records, el piloto del traje fue el fundador de la compañía, Richard Browning. En los trajes anteriores también se usaron metales y polímeros para su desarrollo, destacando los elementos de fijación y estructura.

Traje Volador

Los anteriores trajes al estar hechos de metal en su mayor parte se tardaba unas dos semanas en fabricarlos y montarlos. Sin embargo, con este nuevo traje en el que predomina el plástico en su fabricación se puede llegar a tardar menos de 24 horas para construirlo, ya que gracias al plástico se pueden consolidar muchas partes y piezas únicas (incluyendo los conductos de enfriamiento).