Los problemas más comunes de los robots aspiradora: errores y soluciones

Los problemas más comunes de los robots aspiradora: errores y soluciones

Laura Aguilar

Los robots aspiradora son la mejor alternativa para mantener nuestro hogar en óptimas condiciones y realizar un mantenimiento constante sin tener que invertir tiempo todos los días en la limpieza del hogar. Ahora bien, estos dispositivos pueden presentar fallos en su funcionamiento a los que debemos estar atentos si queremos mantener nuestra casa en las mejores condiciones.

En este artículo revisamos cuáles son los problemas más comunes que suelen presentar los robots aspiradora y te contamos cómo solucionarlos. Además, revisamos también algunos errores básicos que debes evitar cometer si quieres mantener tu robot en las mejores condiciones posibles para que realice sus funciones de manera óptima.

El aspirador no vuelve a su base

Uno de los problemas más comunes que podemos encontrarnos a la hora de utilizar un robot aspiradora en casa es que éste no vuelva a su base. Estos dispositivos están preparados para regresar a su base y cargarse, siempre de forma automática, pero estos mecanismos pueden fallar si existen problemas en su funcionamiento.

Si detectas que tu robot no vuelve a su base para cargarse y te lo encuentras siempre en mitad del pasillo a llegar a casa, es posible que los problemas sean de sus sensores. Lo mejor será limpiarlos con algodones y un poco de alcohol. Si se acumula polvo en los sensores es posible que estos dejen de funcionar, provocando que tu robot no pueda regresar a la base. Revisa también que no te has dejado cosas por el medio o que no hay obstáculos como puertas o escaleras que impidan que el robot vuelva a su base. Si esto no funciona es recomendable que contactes lo antes posible con el servicio técnico.

El robot aspirador no carga

También puede suceder que tu robot regrese perfectamente a su base, pero que después no cargue. Este problema es todavía más común que el anterior y puede tener tres causas diferentes: que la base no funcione bien y no reciba corriente, que los contactos de carga estén sucios (para lo cuál es recomendable limpiarlos como te indicábamos en el punto anterior) o que la batería se encuentre afectada. Deberás comprobar los tres supuestos y solicitar un reemplazo del componente que esté fallando para que tu robot pueda volver a cargar. Recuerda que si todavía lo tienes en garantía puedes aprovecharla para obtener estos componentes sin recargo.

Deja suciedad

Otro de los problemas más comunes y a su vez más molestos es que el robot aspiradora deje de limpiar bien. Lo primero que puedes hacer para prevenir esto es realizar un correcto mantenimiento regular de tu dispositivo. En muchos casos, si no limpia bien es porque no estamos vaciando el dispositivo y limpiando sus diferentes componentes con regularidad. Esto provocará que se dañen, se saturen y dejen de limpiar bien.

En estos casos, es recomendable revisar si los cepillos se encuentran en mal estado. Algunos de ellos pueden limpiarse con agua caliente y recuperarán su forma original, pero es importante revisar las instrucciones de cada fabricante para el mantenimiento correcto en cada modelo.

Los filtros también deben revisarse. Si están desgastados o sucios afectarán al rendimiento del robot aspiradora. Debemos limpiarlos regularmente y sustituirlos cuando se encuentren dañados para que el dispositivo pueda seguir limpiando con normalidad.

El robot no se mueve

Si al llegar a tu hogar te encuentras a tu robot parado en algún lugar de la casa o si de repente se queda bloqueado y no se mueve existen diferentes causas, aunque todas ellas bastante similares. Si tu robot pasa sobre una zona desnivelada (por una alfombra o cualquier otro obstáculo) y deja de tocar el suelo, se quedará bloqueado.

Por otro lado, si siempre lo encuentras parado o bloqueado, es posible que tenga algún elemento en sus ruedas, como pelusas o piedras. Tendrás que limpiarlo bien y eliminar cualquier obstáculo o elemento que pueda impedir su movimiento para que pueda seguir moviéndose. Si continúa sin moverse por razón aparente, es recomendable contactar con el servicio técnico porque es posible que se deba a problemas de funcionamiento más graves y sea necesario repararlo.

Código error

Los robots aspiradora más modernos incluyen pantallas digitales. A veces, si tu dispositivo tiene algún problema puede presentar un código error en esta pantalla. En estos casos debes recurrir al manual de instrucciones de la aspiradora. Si no lo guardaste podrás consultar esta información online. De esta manera, podrás conocer el código error para solucionar el problema. Dependerá en gran medida de la marca y modelo de que dispongas que el código error signifique una cosa u otra. Los errores más comunes en estos casos nos comunican que debemos reiniciar el dispositivo o sustituir piezas que ya no funcionan correctamente, como la batería o los filtros.

La programación no funciona bien

También es un error bastante común que el robot aspiradora funcione a la perfección en la limpieza pero no puedas programarlo. Algunos robots realizan la limpieza a horas diferentes a las programadas o directamente no hacen caso a la programación y únicamente pueden activarse de forma manual.

Para solucionar estos problemas recomendamos probar primero un reinicio del dispositivo y volver a programarlo después. Si esto no funciona, podemos eliminar la programación actual manualmente y programar el robot de nuevo. Si sigue sin funcionar debemos revisar si se ha desprogramado o si realmente hemos programado la hora que pensamos.

No se enciende

Si tu robot aspiradora ni siquiera se enciende, ni con el mando a distancia ni desde el dispositivo limpiador ni desde la app móvil, es posible que tu robot se encuentre sin batearía. Puede pasar si llevas tiempo sin usarlo o si no te diste cuenta de que se terminó la última vez que limpió y no se ha recargado. Si tras la carga de la batería el robot sigue sin encenderse, lo más probable es que su sistema electrónico esté bloqueado. De esta forma, deberás realizar un reinicio de tu dispositivo. Si aún así no consigues hacerlo funcionar tendrás que contactar con el servicio técnico.

Consejos y recomendaciones

Además de tener en cuenta los errores y fallos más comunes que suelen presentar los robots aspirador, te presentamos algunos consejos a tener en cuenta para optimizar su funcionamiento.

  • Ubica correctamente la zona de carga. Si tu robot no tiene espacio para volver a su base te lo encontrarás continuamente sin batería. Además, no recomendamos ubicarlos en zonas cercanas al agua como los cuartos de baño. Debes colocarla cerca de un enchufe y mantenerla enchufada. Si no vas a usar el robot durante un tiempo, entonces lo mejor es guardarlo todo, pero no dejarlo desenchufado y acumulando polvo.
  • No te pases con su uso. Al limpiar de manera automática podemos tener la tentación de tener el robot enchufado continuamente, pero esto no es necesario y hará que se desgaste rápidamente. Con una limpieza al día bastará para mantener tu hogar libre de polvo y suciedad.

  • Es importante tener mucho cuidado con los obstáculos. Recoger las cosas del suelo para que el robot no se enganche y pueda realizar la limpieza de manera eficiente. También debemos tener mucho cuidado con las alfombras, tendederos y otros elementos con los que estos robots suelen presentar problemas. No te olvides de abrir todas las puertas de las habitaciones en las que quieres que limpie y de cerrar aquellas llenas de obstáculos o por las que no quieras que pase. Además, por curioso que parezca, también debes tener cuidado con la luz solar. En muchos casos si ésta es muy abundante los robots pueden identificarla como obstáculos y no limpiarán en ese lugar. Lo mejor es bajar las persianas o aprovechar las cortinas para prevenir estas cosas y programar el robot para que limpie cuando no estemos en casa.
  • Además, si tienes animales en casa y suelen tirar mucho pelo, debes saber que existen aspiradoras especiales para la limpieza del hogar que tienen en cuenta esta situación. Si dispones de un robot aspiradora clásico debes tener mucho cuidado con el cepillo central, ya que si no le realizas un mantenimiento regular el pelo de tu perro o gato puede llegar a romper este elemento.
  • Finalmente, es importante prestar especial cuidado a la hora de fregar con estos dispositivos. Es recomendable programar primero la aspiración y después el fregado, ya que en caso contrario nuestro hogar no quedará tan limpio. Además, no debemos poner mucho friegasuelos, porque podemos dañar el aspirador y provocar que queden restos en el suelo.
1 Comentario