Crean piezas de silicona impresas en 3D para distintas partes del cuerpo

Cuando nacieron las impresoras 3D no podíamos llegar a imaginar todo lo que iban a ayudarnos. Estas máquinas nos permiten construir casi lo que queramos en tan solo unas pocos días o incluso menos, dependiendo del tamaño. Lo mejor de todo es que cualquier persona puede comprar una impresora 3D y tenerla en su casa ya que son muy accesibles a la hora de conseguirlas.

Gracias a esta tecnología de la impresión en 3D muchas empresas han visto formas de usarla para facilitar su trabajo, como por ejemplo en el sector de la arquitectura o en el científico y médico.

Unas prótesis que son de gran ayuda

En esta ocasión, una empresa de Francia que lleva dedicándose durante muchísimos años a la creación de materiales que ayudan al movimiento de las partes del cuerpo de las personas, ha recurrido a la tecnología de impresión en 3D para crear piezas de silicona que pueden usarse para distintas partes del cuerpo.

Este tipo de material no supone ningún problema a la hora de estar en contacto con la piel, ya que se puede doblar fácilmente y no es duro, lo cual hace que sea cómodo. Además, gracias a las impresoras 3D se pueden fabricar muchas más unidades de estas piezas en menos tiempo, ahorrando así muchos costes a la empresa y ganar tiempo.

Prótesis 3D

Este tipo de productos es ideal para personas que sufren movilidad reducida o incapacitadas para moverse por haber tenido en el pasado algún accidente.

La silicona, un gran material

La silicona es un material que presenta unas características perfectas que le permiten amoldarse a la piel sin suponer ninguna incomodidad para la persona que lleve la prótesis puesta. De hecho, es un material muy común que se usa en muchos elementos que vemos en el día a día en muchas construcciones.

El hecho de crear estas prótesis con impresoras 3D permite que estas sean más finas o anchas o que contenga agujeros, dependiendo de para que parte del cuerpo se trate. Son todo ventajas, ya que hacer esto de forma artesana llevaría mucho más tiempo.

Prótesis 3DLas impresoras 3D pueden hacer estos materiales más duros o blandos, aguantar mejor las situaciones del entorno, ser más suaves o ásperos, o hacer que sea más fácil o difícil de manejar, entre otras cosas.

Un ejemplo de piezas que ya se han creado son una especie de guantes, una pieza que se introduciría y taparía todo un dedo de la mano o una plantilla para los pies.

Es tal el éxito de estas prótesis que la empresa ha decidido hacer una colaboración contra compañía con la finalidad de ofrecer cursos en línea para formar a las personas que lo deseen sobre impresión 3D.