Este nuevo dispositivo puede recolectar energía bajo el agua

Un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte en Estados Unidos ha creado un nuevo dispositivo que cuenta con la capacidad de recolectar energía. Lo que lo caracteriza es que se trata de un material suave y que se puede estirar. Además, funciona en ambientes tanto secos como húmedos. Está diseñado para convertir el movimiento mecánico de del viento, las olas, las vibraciones de motores o el movimiento del cuerpo en electricidad para su uso.

Por tanto, su funcionamiento es el mismo ya sea debajo del agua como en el suelo. El elemento clave que permite que el dispositivo almacene energía es una aleación de metal líquido compuesta de galio e indio.

Un nuevo dispositivo para almacenar energía

Dicha aleación está envuelta dentro de un hidrogel que se hace con un polímero que cuenta con gran estabilidad y que es blando incrustado en agua.

Los iones en el agua dentro del hidrogel contienen sales disueltas que se ensamblan en la superficie del metal y pueden provocar que se produzca un cambio en el material. Al aumentar el área de la superficie del metal, existe una mayor cantidad de superficie que puede atraer la carga eléctrica.

Luego, esa electricidad creada por el material es capturada por un cable que está conectado el dispositivo.

Que su diseño sea suave es vital para que su función ya que así permite que cualquier movimiento deforme el material, lo que lo hace muy versátil para poder comenzar el proceso de almacenamiento de energía mecánica.

Su ventaja: recolectar energía bajo el agua

Se trata de un material muy elástico que puede llegar a estirarse hasta cinco veces más de su longitud en estado normal y sin riesgo de que se produzca una rotura.

Varios experimentos se hicieron para comprobar el funcionamiento del material. Se concluyó que con tan solo una deformación de unos pocos milímetros era más que suficiente para producir una cantidad cercana a los 0,5 mW de energía.

Aunque en un principio puede no tratarse de mucha cantidad, el equipo de investigadores asegura que es una medida comparable a otras tecnologías de recolección de energía que ya se han desarrollado.

Sin embargo, la gran diferencia de esta nueva tecnología que se ha desarrollado en comparación con cualquier otra similar que se ha hecho anteriormente es que esta puede funcionar sin ningún tipo de problema en lugares húmedos, a diferencia del resto que solo pueden hacerlo en ambientes secos.

En estos momentos, el equipo se encuentra trabajando con la finalidad de mejorar la potencia del dispositivo.