Esta nueva molécula podría permitir transferir nuestro cerebro a un ordenador

Un grupo de científicos ha descubierto una nueva molécula que podría dar a los ordenadores la capacidad para hacer una toma de decisiones más rápida, gracias a un impulso adicional de velocidad y eficiencia. Así lo ha comunicado la Universidad de Limerick, que se ubica en Irlanda, la cual ha sido una de las instituciones que ha participado en este descubrimiento.

Esta nueva molécula debería permitir el desarrollo de un nuevo tipo de arquitectura informática mucho más rápida y que ahorrará más energía, con implicaciones generalizadas para dispositivos que usan Internet, sistemas con Inteligencia Artificial y otros campos del mundo de la informática.

Una toma de decisiones más rápida

La nueva creación está compuesta de 77 átomos y actúa como un nuevo elemento de circuito electrónico. El equipo de investigadores desarrolló esta nueva arquitectura informática inspirada en el cerebro y analizando las propiedades eléctricas de los cristales blandos que crecen a partir de las moléculas.

El descubrimiento lo hizo uno de los profesores implicado en el proyecto, que usó simulaciones por computadora ejecutadas en un superordenador del Centro Irlandés de Computación de Alta Gama.

El equipo realizó varias simulaciones y notaron que la molécula puede cambiar de forma muy rápida y limpia entre distintos estados debido a la asimetría natural dentro de sus enlaces metal-orgánicos. Esto hace que pueda tomar decisiones ultrarrápidas.

Con este nuevo circuito molecular, significa que la unidad de procesamiento por computadora ya no tiene que buscar datos para cada operación que hace, lo cual permite ahorrar tanto tiempo como costos de energía.

Todos los investigadores están muy entusiasmados con este descubrimiento que ofrece muchas nuevas posibilidades, ya que los dispositivos muestran todas las características de la computación cerebral.

Para empezar, son muchos los procesadores moleculares diminutos e idénticos que están conectados en red y funcionan en paralelo. Esto hace que muestren tanto redundancia como la posibilidad de que se puedan reconfigurar.

Un descubrimiento muy importante para el futuro

Por lo tanto, el dispositivo puede resolver problemas incluso aunque los componentes individuales no funcionan a la perfección todo el tiempo o de la misma manera cada vez.

La informática inspirada en el cerebro tiene un gran potencial para cambiar la forma en que interactuamos con tanto los ordenadores como con los robots o los sistemas que usan Inteligencia Artificial.

Uno de los profesores responsables de la investigación asegura que los nuevos elementos del circuito de su equipo podrían permitir la capacidad para hacer ordenadores tanto más rápidos como más pequeños y que consuman menos energía. Por tanto, este descubrimiento es muy importante para el futuro.

Hace un par de años, fue otro equipo de científicos el que presentó un ordenador inspirado en el cerebro que era capaz de leer emociones o de decir si una imagen era feliz o triste mediante el uso de aprendizaje automático.