Limpiar tu tele con agua y otras cosas que no sabías que se podían hacer

Las Smart TV de hoy en día son auténticas obras de ingeniería. Estas consiguen mostrarnos una calidad de imagen espectacular en aparatos extremadamente finos y delicados, nada que ver con las televisiones más antiguas que eran mucho más gruesas. Al ser aparatos delicados, es muy importante que los mantengamos siempre lo más limpios posible, pero limpiar una televisión correctamente puede no ser algo tan fácil como puede parecer. Te contamos cómo limpiarlas correctamente.

Uno puede pensar de primeras que limpiar una televisión es como limpiar cualquier cosa, pero nada más lejos de la realidad. Estos aparatos son, como os decimos, bastante delicados, sobre todo en lo que se refiere a la pantalla.

Así es como debes limpiar tu televisión

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de limpiar una televisión es cuándo y cómo hacerlo. Si llevamos usando la televisión algunas horas, no es recomendable ponerse a limpiar de inmediato la pantalla, ya que esta estará caliente y eso no es lo correcto. Para limpiar la pantalla deberíamos esperar algunos minutos al menos a que la televisión se enfríe, y claro está, siempre hacerlo con la televisión apagada por completo (nada de limpiarla con la pantalla encendida y en negro). Además, procura hacerlo con la televisión desenchufada.

Otra cosa muy importante que debemos tener en cuenta es que no debemos rociar ningún producto en absoluto sobre la pantalla. En el mercado existen algunos que se comercializan precisamente para limpiar pantallas de todo tipo, pero te recomendamos que tampoco los utilices para evitar riesgos innecesarios en caso de que no sea de buena calidad. Hay que tener en cuenta que rociar productos directamente sobre la pantalla también podría llegar a provocar descargas eléctricas o incendios.

Entonces, ¿qué debemos hacer para limpiar la pantalla correctamente? Desde Samsung recomiendan que únicamente usemos un paño de microfibra totalmente seco para limpiar tanto la pantalla como el exterior de tu Smart TV. Este tipo de paños los puedes encontrar en prácticamente cualquier supermercado, y son estupendos porque al utilizarlos es imposible que arañemos o hagamos daño a nuestra televisión.

En caso de que con el paño de microfibras no consigas que tu televisión quede totalmente limpia (puede ocurrir que haya manchas realmente persistentes), la propia compañía coreana recomienda que uses un paño con una cantidad pequeña de agua, y lo uses suavemente sobre las manchas. Es importante reseñar lo de una pequeña cantidad de agua, ya que de lo contrario podríamos hacerle daño a nuestro dispositivo.

Si has utilizado este método es crucial que una vez retires las manchas de la televisión, seques la humedad que haya quedado en él con un paño de microfibra seco, no con papel absorbente o cualquier otra cosa similar. Además, es bastante probable que se quede algún tipo de humedad residual que no llegue a secarse con el paño de microfibra, por lo que deberías esperar algunos minutos antes de volver a enchufar y encender la televisión.

Cabe añadir que hay algunas cosas que debes evitar a toda costa para mantener tu televisión a salvo. Si no tienes, por ejemplo, un paño de microfibra, lo que debes buscar es un tejido suave que se le parezca lo máximo posible, huyendo por supuesto del papel o cualquier otro tipo de toalla o similar. Además, sería interesante que el agua que utilizaras para limpiar no fuera la del grifo, sino alguna destilada para evitar que las impurezas puedan dañar la pantalla.

2 Comentarios