Sí, puedes ahorrar dinero si desconectas todo esto en vacaciones

Aunque podemos ahorrar conociendo cuáles son los electrodomésticos que más consumen o incluso comprando electrodomésticos con etiquetado más eficiente, lo cierto es que nada es más efectivo que apagar por completo algo para conseguir el máximo ahorro. Esto puede sonar evidente y también ser algo que no podemos hacer en el día a día. Sin embargo, las vacaciones de verano, en las que mucha gente pasa varias semanas fuera de casa, son un momento perfecto para apagar desenchufar algunos electrodomésticos y dispositivos si salimos de viaje en vacaciones. La OCU ha calculado el ahorro que conseguiremos.

Mucha gente se pregunta si es necesario apagar los electrodomésticos si nos vamos de vacaciones. La respuesta rápida es que sí, ya que, según los cálculos realizados por la Organización de Consumidores y Usuarios OCU, podemos ahorrar hasta 20 euros con ese simple gestos. No obstante, el ahorro no es el mismo y dependerá del tipo de dispositivo.

¿Qué aparatos desconecto en vacaciones?

Además del ahorro que conseguimos al no utilizar la lavadora, secadora o placa de inducción, se puede ahorrar apagando estos dispositivos:

Dispositivos en stand-by

La lucecita roja en la tele, el reloj del microondas… todas esas funciones que nos permite encender más rápido un dispositivo o consultar información de forma rápida, consumen energía. Por ese motivo, lo más recomendable es apagaros. Se estima que consumen el 10% de la energía del hogar y, para un consumo de 4.500 kWh al año, supondría un ahorro de 7,5 euros al mes.

Frigorífico o nevera

Si vamos a estar varios días o semanas fuera de casa, lo ideal es apagar la nevera. Un frigorífico combi funcionando durante un mes puede suponer un coste de entre 3,5 euros y 7 euros en función del modelo, capacidad, eficiencia, etc. Se recomienda vaciar, limpiar y dejar la puerta abierta para evitar malos olores. En caso de necesitar dejarlo encendido por tener comida o algo que necesitamos conservar, se recomienda subir la temperatura para reducir el consumo energético. En algunos modelos podemos dejar funcionando sólo una parte, aunque se trata de opciones muy concretas.

Termo eléctrico

Otro elemento con el que podremos ahorrar dinero es el termo eléctrico. De hecho, muchas personas recurren a un enchufe inteligente para encenderlo a distancia o programar su encendido sólo a unas horas del día. Durante las vacaciones, lo podemos apagar y ahorrar entre 7 y 10 euros al mes en función de su capacidad.

Pequeños electrodomésticos

Aunque su consumo puede ser escaso en algunos como cafeteras, tostadores o robots de cocina, lo mejor es desenchufarlos por completo en vacaciones. Tampoco dejaremos conectados cargadores de smartphone.

Fuente > OCU

¡Sé el primero en comentar!