¿Las baterías del futuro? Igual que las de litio, pero 10 veces más baratas

La tecnología y sus avances han permitido que muchos dispositivos puedan tener mucha más autonomía y aguantar encendidos más tiempo. Desde móviles hasta mandos a distancia o incluso relojes. El material más común para las baterías siempre ha sido el litio, pero una empresa ha creado las que podrían ser las baterías del futuro, que además son 10 veces más baratas que el litio.

La empresa estadounidense Form Energy está creando un nuevo proyecto de baterías que podrían ser las que se usarán en muchos dispositivos en el futuro, ya que es una nueva fuente de energía que almacena mucha potencia y que es más efectivo que las fuentes de energía tradicionales que contaminan más.

Más resistencia y 100 horas de energía

En vez de litio, estas baterías estarían hechas de hierro y almacenarían hasta 100 horas de energía a un precio 10 veces más barato que las baterías de litio tradicionales que hay hoy en día.

Esta es una gran alternativa que usar junto a otras energías renovables como la energía solar, hidroeléctrica o eólica. Sin embargo, estas fuentes de energía renovables pueden a veces no estar disponibles al no hacer viento o que haya un día nublado, por ejemplo.

Por tanto, este proyecto de baterías tan duraderas supone una buena forma de acumular energía y además, barata.

Otras empresas ya han lanzado sus propios prototipos de baterías que acumulan mucha cantidad de energía, pero estas contaminan mucho al medio ambiente y no cuentan con mucha resistencia, ya que con el paso de los años se acaban desgastando.

Las baterías de Form Energy serían la clave para conseguir una fuente de energía que aguante más en el tiempo y mas barata.

Hierro y aire en vez de litio, la clave

Sus baterías de hierro usarían también el aire para provechar el oxígeno y así crear una reacción que genere energía. Esta fue una forma de tecnología que quedó obsoleta hace muchas décadas por diferentes problemas técnicos, pero que se volvió a usar desde hace 9 años ya que se encontró la solución a los inconvenientes.

Aun no existen especificaciones técnicas sobre estas nuevas baterías, pero la compañía asegura que tendrán mucha autonomía porque van a usar un ánodo de hierro que será el más grande construido nunca.

Sin embargo, la compañía no descarta que sus baterías de hierro y aire hagan desaparecer las de litio, sino que ambas convivan juntas, ya que según la situación una batería de un tipo puede ser más util que la otra.

Otro de sus puntos fuertes es que se fabricarán con materiales reciclables, lo cual favorece al medio ambiente. El proyecto ya cuenta con varias empresas detrás financiándolo todo. Por ahora todo lo recaudado es una cifra superior a los 250 millones de euros.