Quiero trabajar haciendo subtítulos para Netflix: así ganarás un dinero extra

Quiero trabajar haciendo subtítulos para Netflix: así ganarás un dinero extra

Justo Romanos

¿Tu sueño es trabajar para Netflix? ¡Debes saber que es posible! Uno de los trabajos que más fácilmente se pueden conseguir es el de trabajar en la empresa haciendo subtítulos. Si tienes conocimientos de idiomas, no vas a encontrarte con muchas dificultades para poder realizar este trabajo. ¿Pero por dónde empezar y qué necesitas saber para poder llevarlo a cabo? Te vamos a contar todo lo que necesitas saber para que puedas ganarte un dinero extra y que pongas tu nombre en las producciones de Netflix más de moda.

Los subtituladores de Netflix se cuentan a cientos en el mundo entero. Son profesionales freelance que se ocupan de poner subtítulos en las series y películas que se estrenan en Netflix, para que así cualquier persona tenga la oportunidad de entender lo que está ocurriendo en pantalla sin importar el idioma al que corresponda el audio. Aunque quizá nunca te lo hayas planteado, tú también podrías llegar a ser uno de estos subtituladores. ¿Quieres que te contemos cómo poner rumbo a este tipo de trabajo freelance con el que podrías llegar incluso a subtitular las mejores películas de Netflix?

Primero prepárate

Quizá empezar de cero y pensar en hacer subtítulos no sea tan fácil como te imaginas. Antes te tienes que preparar un poco para poder rendir al máximo en este trabajo que harás cómodamente desde tu casa y en tu tiempo libre. Por lo tanto, lo primero es que pienses bien en qué idioma vas a trabajar haciendo los subtítulos. La opción más sencilla es inglés-castellano, pero hay muchas otras posibilidades disponibles a la vista de que Netflix produce contenidos en el mundo entero. También es cierto que aunque la traducción del inglés es la que tiene un mayor volumen de contenido, también es la que cuenta con más competencia para recibir encargos, por lo que tenlo en cuenta. Otra opción es que hagas subtítulos a la inversa, de aquellas producciones que están en castellano para pasarlas a inglés. No obstante, este tipo de encargos son difíciles de recibir debido a que, a la hora de elaborar los subtítulos, se suele buscar trabajadores que usen el idioma de forma nativa.

Además de esto, tendrás que preparar tu ordenador y asegurarte de que tiene la capacidad necesaria para utilizar software especializado como EZTitles sin sufrir ningún tipo de ralentización. Una memoria RAM de al menos 4 GB es recomendable para no sufrir problemas durante las sesiones de trabajo.

Practica todo lo posible

Si no tienes experiencia previa, no te vendría mal practicar un poco. Puedes hacerlo subtitulando contenidos que haya en Netflix para ir familiarizándote con su entorno u optar por cualquier otra plataforma. Si te haces un perfil online en el cual se puedan ver tus trabajos, incluso los que hayas hecho de forma independiente, será más fácil que recibas visibilidad en el mercado freelance de los subtituladores.

Otro buen motivo para practicar es aumentar tu velocidad de escritura. Es necesario que puedas teclear rápidamente para que el trabajo como subtitulador en Netflix llegue a tener sentido dentro de tu día a día. Lo que se exige en Netflix a la hora de poder entrar en el radar de la empresa es alcanzar un mínimo de tecleo de 100 palabras por minuto.

Comienza la búsqueda de trabajo

Como te decíamos antes, el proceso no es tan fácil como entrar en una web, pasar una prueba y ya comenzar a trabajar subtitulando para Netflix. En el pasado existió un sistema conocido como Hermes, con el cual Netflix sí que facilitaba poder ser freelance en su plataforma de manera casi inmediata, pero hubo tantas solicitudes que al final el servicio decidió dejar de utilizarla.

Por lo tanto, tendrás que optar por una de estas formas para encontrar una vía que te permita comenzar a subtitular en Netflix. La buena noticia es que va a ser un proceso complicado hasta el momento en el que estés dentro. Una vez ya estés haciendo tus primeros subtítulos y Netflix cuente contigo, posiblemente tendrás trabajo continuado tanto como quieras. Por ahora opta por estos métodos para intentar lograrlo:

  • Comprueba las ofertas de trabajo de Netflix en su página web. Este listado te llevará exactamente a las ofertas correspondientes a su oficina de España.
  • ¿Conoces a alguien que ya traduce subtítulos en Netflix? ¡Pídele un poco de ayuda! Y si no conoces a nadie… en Twitter están muchos de los subtituladores, a los que podrías encontrar haciendo algunas búsquedas. Seguro que alguno responde amablemente tus dudas. ¡Sé amable!
  • Regístrate en páginas de ofertas de trabajo freelance, ya que suele ser en este tipo de lugares donde aparecen los anuncios en busca de subtituladores y traductores para Netflix. Normalmente no es Netflix quien publica las ofertas, sino agencias con las que trabajan.
  • Contacta con las agencias de doblaje y subtitulado que están oficializadas por Netflix. En España son las siguientes: Best Digital, Deluxe Media, Eclair Group Companies, SDI Media y VSI. También puedes echar un vistazo a sus bolsas de trabajo.

¿Qué hacer si te contactan?

¡Será tu momento! Ahora te encuentras ante el momento más crítico, puesto que tendrás que pasar la prueba que te hayan planteado para poder convertirte en subtitulador. Por lo general, te vas a encontrar ante un examen en el cual tendrás que hacer una revisión y también demostrar tu capacidad para elaborar subtítulos. Todo dependerá de la agencia con la que estés hablando, pero mentalízate de que habrá un proceso de selección en el que tendrás que dar lo mejor de ti mismo.

Después será el momento de hablar de precios. Estas tarifas no están actualizadas, porque suele haber embargos de confidencialidad que impiden que las tarifas lleguen a la red. Pero hace unos años se pagaban 12 dólares por minuto en contenidos que estuvieran en inglés. Estos precios aumentan o se reducen dependiendo del idioma. Por ejemplo, una traducción de subtítulos de un anime en japonés a castellano se pagaba, en el último dato que tenemos disponible, a 26 dólares por minuto. Pero el japonés siempre ha sido uno de los idiomas más cotizados, así que es mejor que no hagas muchas cuentas hasta que ya tengas un pie en la industria.

Cuando ya te hayan aceptado, tendrás que gestionar tu tiempo de la mejor manera posible para cubrir todos los encargos que recibas por parte de la agencia. A veces tendrás que subtitular todos los episodios de una serie, puesto que suele ser lo más recomendable para que los subtituladores puedan mantener una serie de términos en los subtítulos. Asimismo, deberás esforzarte mucho y pensar que tu nombre aparecerá al final de los programas, al menos en la mayoría de los casos. ¿Estás preparado para ser subtitulador de Netflix? ¡Mucha suerte!

¡Sé el primero en comentar!