Qué es Kick y cómo funciona la alternativa de Twitch para streaming

Qué es Kick y cómo funciona la alternativa de Twitch para streaming

Justo Romanos

¿Te suena el nombre de Kick? En pocas horas ha revolucionado el panorama streamer al posicionarse como el rival más sólido con el que se ha encontrado Twitch desde sus orígenes. La nueva plataforma ya está «robando» nombres famosos de la industria al servicio de Amazon y, uno de los motivos, es la gran cantidad de dinero que pagan. ¿Quieres saber qué es Kick y que te contemos cómo podrías comenzar a hacer streaming ahora mismo?

Twitch es una barrera difícil de superar que tiene alrededor de 150 millones de usuarios activos cada mes. Se ha convertido en el servicio de streaming por excelencia y ha conseguido batir a YouTube para tener miles y miles de personas pendientes de los streamers de moda. Seguro que has escuchado hablar de Ibai, de IlloJuan y muchos más. Y lo hacen a través de esta plataforma. Pero no es la única y su éxito no quita que existan otras alternativas. No obstante, eso no ha impedido que ahora que el servicio ya ha pasado su momento de mayor éxito, aparezca un rival que amenace con reducir su cuota de mercado. Su nombre es Kick y aunque todavía está en su fase beta, ya ha dado muestras de que tiene capacidad para dañar a Twitch tal y como esta plataforma lo hizo anteriormente con YouTube. La vida sigue en los servicios de streaming.

Que Twitch sea el más popular no significa que sea el único. Aunque fue un éxito durante unos meses y quizá no ha logrado lo que se esperaba (ser un buen rival para Twitch) puedes tenerlo en cuenta como una alternativa. Por si tienes inquietud por stremear o ya cuentas con tu propio canal de YouTube o Twitch y estás buscando nuevas formas de monetizar tu contenido, hemos preparado esta guía en la que te vamos a explicar todo lo que necesitas saber a día de hoy para aprovechar el servicio.

Así es Kick

Dicen algunos que «Kick es demasiado bueno para ser verdad». ¡Pero no hay que dramatizar! De momento las cosas son como son y Kick está dando solución a muchos de los problemas con los que se ha encontrado Twitch en los últimos tiempos. Sus responsables dicen que piensan en los creadores de contenido y que intentan ajustar todas sus políticas de manera que sean favorables para ellos. En la práctica, es justo lo que están haciendo y eso es algo que se ha notado en poco tiempo, puesto que algunos nombres importantes de la industria, como el de Adin Ross, ya han dejado Twitch para pasarse a su nueva competencia.

¿Pero de dónde sale Kick? Esa es posiblemente la principal incógnita que plantea la plataforma y lo que, al mismo tiempo, hace que algunos streamers estén con la mosca detrás de la oreja. Porque en otros casos se ha proclamado la propiedad y se ha dado algún nombre, pero en el caso de Kick… nadie públicamente ha dicho «Kick es mío». Lo único que se están haciendo son conjeturas que posiblemente no estén nada desencaminadas.

Lo que se sabe es que han aparecido ofertas de trabajo en las que se indica que Kick.com es una iniciativa de inversión de los fundadores de Easygo y Stake.com. En el caso de Easygo es una start-up australiana, mientras que Stake es una web de criptoapuestas. Otro dato que confirma esta relación es que, con anterioridad, había moderadores de Stake que estaban controlando el subreddit dedicado a Kick. Así que, en cierta manera, todo resulta bastante obvio. Habría que saber si Stake está dando soporte temporal mientras Easygo toma los mandos y conduce el proyecto.

¿Cómo ser streamer en Kick?

Tanto si ya tienes cuenta en Twitch como si empiezas como streamer, verás que el proceso es sencillo. Entra en la web de Kick y pulsa en “Registrarse”. Tendrás que hacer el registro manualmente o entrar con tu cuenta de Google o de Apple si prefieres ahorrar tiempo. En el caso de hacerlo de forma manual deberás introducir correo electrónico, fecha de nacimiento, nombre de usuario y elegir contraseña. Después de eso te enviarán un código de 6 dígitos que tendrás que introducir en la siguiente pantalla. No tienes que teclear cada dígito, ya que funcionará con simplemente copiar-pegar.

Después acepta los términos y condiciones para continuar con el proceso. Con eso ya estarás registrado y dentro de la plataforma. Podremos empezar a utilizarla a nuestro favor. Verás que, en la esquina superior derecha, aparece un emoji sonriente de color verde. Como apreciarás, el color verde es la principal seña de identidad de Kick. Pincha en el emoji y se abrirán las siguientes opciones: Canal, Panel de control del creador, Subscriptions, Configuración y Cerrar sesión. Te hablamos de algunas de estas secciones a continuación (de cerrar sesión no te vamos a explicar nada, como ya puedes imaginar).

Canal

Haz clic y entrarás en tu canal, el cual puedes personalizar con un tipo de interfaz que recuerda mucho a la de Twitch. No es que el equipo de Kick haya pensado en reinventar la rueda, sino que han buscado ofrecer un entorno familiar para que los streamers se pasen a su servicio sin dramas ni complicaciones. En este menú puedes editar todo lo que se te ocurra pulsando en el botón “Editar”, el cual se encuentra en la zona superior, justo al lado de “Personaliza tu canal”.

Al hacer clic en el botón es cuando se abrirá ante ti todo el menú de opciones que tienes que editar a la hora de darle un aspecto personal a tu canal. Piensa que, si te vas a dedicar a ello, necesitas que tu canal refleje tu personalidad y que se diferencie de los de otros streamers. Puedes hacer lo siguiente:

  • Cambiar tu avatar eligiendo uno de los genéricos (una taza de café, un imán o una cartera, todo con cara y ojos a modo de emojis) o elegir una foto de tu disco duro de un máximo de 4 MB.
  • Edita el banner de tu canal con una imagen de 1200 x 480 píxeles.
  • Añade un banner de canal offline que se mostrará durante 2 minutos en el momento en el que termines tu stream. Tiene que estar a 1080p y tener un peso menor a 4 MB.
  • Cambia el nombre de usuario (previa configuración de autenticación de dos factores), pon biografía o modifica el correo electrónico.
  • Rellena las redes sociales: Twitter, Facebook, Instagram, YouTube, Discord y TikTok (no se da opción de introducir perfil de Twitch).

Panel de control del creador

Es tu centro de control y el lugar que vas a ver mientras estás haciendo la emisión de streaming. Se divide en cuatro apartados: Stream, Achievements, Comunidad y Ajustes. En el centro de la pantalla de Stream tienes la vista preliminar de tu emisión y en una barra superior aparece tanto la cantidad de espectadores como los seguidores y el tiempo que llevas emitiendo en vivo. En la zona de la izquierda aparecerán las actividades de tu feed y debajo de esto el chat.

El propio sistema de chat goza de un buen número de opciones, así que no vas a echar nada de menos. Puedes silenciar usuarios, vetar a quienes no quieran que puedan escribir o mostrar marcas de tiempo, entre otras cosas. Por su lado, en la zona de la derecha están las acciones de moderador disponibles y más abajo aparecen varios parámetros que ayudan a personalizar el stream, como configurar el chat solo para seguidores o activar el modo lento.

Entrando en Achievements podrás ver los requisitos para ser afiliado, Comunidad te permitirá habilitar moderadores o usuarios con cargos especiales en tu chat, y en Ajustes activarás medidas de seguridad adicionales o accederás a tu clave de retransmisión. Luego te hablamos más de algunas de estas cosas que necesitarás saber para hacer stream en Kick.

Otras opciones

Por su lado, en suscripciones aparece la referencia de suscripciones que has realizado, el historial de pagos o los métodos de pago que hayas configurado. Y en Configuración lo que harás será abrir el menú de edición del que te hemos hablado en “Canal”. Parece que todavía hay algunas opciones que podrían añadirse en el futuro a este menú a la vista de que se podría decir que le falta ser un poco más intuitivo.

¿Qué requisitos hay para ser afiliado?

Todo el mundo comienza de 0, pero es obvio que algunos streamers lo tendrán más fácil que otros. En cualquier caso, no hay que desanimarse. Una de las características más interesantes de Kick radica en que la plataforma se presenta de forma muy amigable tanto para streamers con largo recorrido como para nuevas personas que estén pensando en hacer stream.

Si siempre pensaste que meterse en Twitch a estas alturas era difícil, esta podría ser una buena opción. Así, las condiciones para ser afiliado son solo dos:

  • Tener 75 seguidores.
  • Hacer stream durante un mínimo de 5 horas en total.

En ambos casos, el apartado Achievements del que te hemos hablado antes, irá recogiendo los datos para que puedas estar al tanto en todo momento de cuánto te queda hasta cumplir el objetivo de ser afiliado. Una vez alcances los dos objetivos, se desbloqueará el nuevo menú en el que puedes empezar a ganar dinero.

¿Qué tipo de canales y contenidos hay?

Kick sigue los pasos de Twitch, así que no te sorprenderá que muchas de las secciones coincidan y que los puntos en común sean obvios en todo momento. La plataforma está enfocada principalmente al gaming, pero también hay canales en los que encontrarás emisiones de otros estilos. Eso te ayudará, si piensas en hacer stream, a sentirte más flexible sobre el tipo de contenido que ofrecerás.

Así, por ejemplo, tienes canales dedicados a charlar (el clásico “Just Chatting”), a juegos determinados como Call of Duty of Fortnite, y también a actividades como música o emisiones de vídeos o series. No faltan canales que entran dentro de lo que algunos streamers no acaban de aceptar o que suelen ser objeto de polémica en más de una ocasión, como el dedicado a los slots y el de las emisiones en piscina o bikini.

Hoy por hoy parece que Kick tiene la intención de abrirse a todo y ser la alternativa para todo aquello que Twitch ha prohibido o que ha generado problemas para algunos streamers. Esto, no obstante, no se debería descartar que cambie en el futuro si Kick alcanza un grado de popularidad superior.

¿Cuánto paga Kick?

Esta es la meta de cualquier streamer: conseguir ganar dinero por hacer lo que te gusta. Los requisitos para ser afiliado no son altos, así que ahora lo importante es saber cuánto puedes llegar a ganar. De aportar información sobre ello se han ocupado algunos streamers famosos.

El streamer Ac7ionMann publica en Twitter que ha conseguido reunir 38.095,38 dólares para su próximo pago en Kick. Menciona que esta cifra se puede obtener con 7.000 suscriptores en Kick, mientras que en Twitch, para hacer la misma cantidad de dinero necesitaría 16.000. La diferencia es abismal.

Otro streamer, JaredFPS, también ha publicado sus ganancias. En una semana de estar trabajando haciendo emisiones en Kick, ha obtenido 3.800 dólares por una cantidad de 800 suscriptores. Comenta que, por esa misma cifra de suscriptores, en Twitch habrías ganado 2.000 dólares.

Imagen del usuario de twitter
Jake Lucky
@JakeSucky
Kick will continue to be a hot debate in the war vs. Twitch

But you can’t deny the life changing money being made by streamers who weren’t able to do so with Twitch’s split https://t.co/oopbDaavLt

01 de febrero, 2024 • 14:10

8K

56

Para entender mejor estas cifras solo hay que recurrir a las bases legales de Kick, donde se afirma que el negocio divide los beneficios de suscriptores a razón de 95-5% entre streamer y plataforma. Con esa división es obvio que la diferencia de ingresos va a ser elevada, puesto que YouTube ofrece una relación del 70-30% y el negocio de Twitch se estructura en un 50-50%.

Al mismo tiempo, hay que decir que Kick tiene pagos gestionados en el mismo día en el que los streamers hacen la solicitud de su crédito, lo que se diferencia del pago mensual por el cual apuestan sus rivales. A esto hay que añadir que también se han prometido ingresos que se pagarán en base a la cantidad de horas de stream que se realicen y al número de espectadores que haya.

¿Qué streamers están en Kick?

Debido a estas cifras de recaudación son muchos los streamers que ya están planteándose mudarse a Kick o, al menos, llevarse gran parte de su tráfico. Ibai Llanos, por ejemplo, ha hablado de ello y ha mencionado que se mantiene al tanto de la evolución de la plataforma para ver cómo avanza. También han dado su opinión streamers como El Xokas, El Rubius o Auronplay y, aunque por ahora los grandes nombres no están arriesgando su vía de negocio, sí que están al tanto del progreso del servicio para ver si este buen ritmo se mantiene.

Uno de los streamers que más rápidamente saltó a Kick fue Trainwreck, aunque posiblemente su decisión se vio motivada porque había sido baneado de Twitch. No obstante, abrió la puerta a que otros muchos streamers hayan hecho lo mismo. También están en Kick bajo contrato, los streamers Hikaru Nakamura, que triunfó en Twitch con el ajedrez y Destiny, que también sufrió el baneo de Twitch.

Si se confirma que Kick mantiene ese nivel de pagos y que el negocio resulta recomendable, lo más probable es que sean muchos más streamers los que decidan dar el salto. Llevarse a su audiencia a una nueva plataforma no debería resultarles demasiado complicado a la vista de los casos precedentes.

El crecimiento de Kick continúa adelante por medio de unos resultados que están captando la atención de cada vez más streamers. Se comenta que los responsables de la plataforma ya están organizando reuniones privadas con algunos de los nombres más conocidos de la industria con la intención de atraerlos a su servicio. La idea es que abandonen Twitch y que firmen en exclusiva por su plataforma. Uno de los streamers que ha confirmado que está en negociaciones es el El Xokas, quien ha dado a entender que existen muchas posibilidades de que termine cambiando de servicio para sus emisiones.

Lo que posiblemente está intentando la cúpula de Kick es atraer suficientes pesos pesados de Twitch para hacerse un nombre con todavía más autoridad y que así los demás streamers acaben mudándose a su plataforma de manera inevitable. También saben que necesitan más músculo para poder aguantar las cifras que continúa amasando su máximo rival, quien tiene una posición muy firme en el mercado. Pero tampoco hay que descartar que, aunque algunos grandes nombres como el de El Xokas se muevan a Kick, Twitch siga teniendo la exclusividad de streamers de primer nivel como Ibai. Y, en otros casos, no habría que descartar que hubiera algunos famosos de la red que deciden abrir canal y tener dos opciones donde emitir para ver cómo avanzan las cosas.

¿Kick es mejor que Twitch?

Está claro que Kick está proyectando un recorrido de captación brutal al usuario mediante una campaña de marketing agresiva para hacerle ver que se puede ganar mucho dinero con unos pocos suscriptores, que puede llegar a ser una ventaja, pero nadie dijo que transitar por este camino fuese fácil. Hoy en día hay millones de streamers que quieren destacar y llegar a lo más alto y lo cierto es que solo triunfan unos pocos o los de siempre. Y esto está pasando en Twitch.

Otros puntos a favor de Kick tienen que ver con la política de empresa, que no tiene tantas limitaciones ni restricciones como Twitch, por lo que los integrantes de la aplicación tienen total libertad de creación de contenido. Por consiguiente, la plataforma verde pretende causar furor en la interacción con los «viewers» en el chat en vio, de tal manera que busca conectar con la comunidad de una manera más revolucionaria.

Pero Kick también cuenta con una de las grandes inconvenientes y es que la sombra de Twitch es alargada. En este contexto, la aplicación australiana tiene muy complicado acoger streamers que ya se encuentran asentados y cómodos en la plataforma morada. Además, también conlleva el hecho de trasladar una gran audiencia a otro canal de streaming, una tarea ardua y complicada.

¿Tiene futuro?

Han sido muchas las plataformas de streaming que han intentado competir con Twitch y, por el momento, todas han acabado en proyectos fallidos o de bajo éxito. Mixer, por ejemplo, empezó pagando mucho a los grandes streamers y acabó condenándose de una forma terrible. Por otro lado, hay dudas acerca de si el equipo que gestiona Kick será capaz de aguantar el tipo cuando el negocio explote y llegue a estar en lo más alto, algo que posiblemente ocurra pronto teniendo en cuenta el dinero que pagan.

Porque, a diferencia de Kick, Twitch tiene a Amazon y YouTube es de Google, por lo que no hay duda de que son empresas que tienen músculo suficiente para aguantar contra viento y marea. No obstante, también es cierto que son servicios que tuvieron orígenes en los que su situación era muy distinta.

Hoy por hoy no es mala idea fijarse en Ibai Llanos y compañía y prestar atención a Kick y lo que ofrece y promete. Pero tampoco es una mala decisión optar por empezar a hacer stream y ver si tienes suerte. Como muchos streamers están afirmando, en estos momentos la situación en Kick es realmente buena. Por ello, si te animas, aprovecha, intenta sacarle partido y si el tren descarrila, ya tendrás tiempo de pensar un plan B.

¡Sé el primero en comentar!