Netflix quiere ofrecer juegos en streaming en tu televisión

Netflix cuenta con una amplia oferta de películas, series, documentales y todo tipo de entretenimiento. La plataforma ha llegado a lanzar en varias ocasiones contenido interactivo, donde las decisiones de los espectadores iban cambiando lo que sucedía en pantalla. Uno de los ejemplos más claros lo tuvimos con el capítulo de Bandersnatch de Black Mirror, y la plataforma parece que va a dar el salto a los videojuegos.

La información fue desvelada inicialmente por The Information, y posteriormente confirmada por la propia Netflix. Según el medio, Netflix estaba buscando contratar a un ejecutivo para dirigir la expansión de la compañía al mundo de los videojuegos en una nueva forma de ofrecer entretenimiento. Varias personalidades importantes de la industria habrían sido contactadas por la empresa.

Quieren explorar más «contenidos interactivos»

Netflix ya ha demostrado su interés en videojuegos en el pasado, con títulos licenciados basados en sus series como Stranger Things. A su vez, la plataforma ha adaptado también contenido de videojuegos como Castlevania. Una de las mejores series de videojuegos de Netflix ha sido The Witcher, a raíz de la popularidad que tuvieron las adaptaciones de las novelas a videojuegos.

En el pasado, el propio Reed Hastings reconoció que tienen mayores rivales en algunos videojuegos como Fortnite que con plataformas de streaming como HBO. En 2019 también reconoció interés en plataformas como Stadia o xCloud.

The Witcher

Ahora, la propia Netflix ha confirmado la información, y afirman que «sus usuarios valoran la variedad y calidad de contenido en la plataforma», por lo que cada vez ofrecen contenido que apele a más audiencias. Así, afirman que tienen ganas de ofrecer más «contenidos interactivos«.

Netflix podría tener su propio Apple Arcade

De momento no sabemos a qué puede referirse eso, pero puede ser que hagan nuevos juegos con un importante enfoque en la historia, o que incluso se conviertan en una plataforma de juegos en streaming que añada contenido de terceros, emulando algo parecido a lo que es Apple Arcade en la actualidad. Con ello, consiguen retener a los usuarios y atraer a jugadores a la plataforma. Conociendo lo poco que le gusta a Netflix pagar a terceros por contenido, es muy probable que inicialmente sólo ofrezcan juegos creados por ellos, y una vez empiecen a ganar cuota de mercado, ya vayan abriéndose a otros fabricantes.

El problema de ofrecer videojuegos en streaming es que podría limitar la cantidad de personas a las que puede llegar ese contenido, ya que hay muchas que no tienen una conexión con baja latencia o suficiente velocidad para poder ver un streaming de un juego, donde sí pueden por ejemplo descargar un capítulo o una película para verlo posteriormente sin conexión cuando se descargue.

Otros competidores de Netflix como Amazon llevan años intentando apostar por el mundo de los videojuegos, aunque la compañía ha cancelado muchos de sus proyectos como Crucible o New World. A pesar de ello, lo que está claro es que el sector del gaming puede suponer una nueva vía de ingresos para una plataforma que ya es muy popular, y que podría beneficiarse de esa popularidad para fidelizar usuarios y atraer a otros nuevos. Veremos con qué nos sorprenden.