Las teles MiniLED son tan buenas que ya vaticinan la muerte del OLED

Las teles MiniLED son tan buenas que ya vaticinan la muerte del OLED

Alberto García

2021 se ha convertido en el año en que el MiniLED ha llegado en masa a gamas de fabricantes como Samsung, LG o TCL con nombres comerciales como Neo QLED, QNED u OD Zero. Estos televisores son la última evolución del Full Array Local Dimming (FALD), con más zonas de iluminación independiente que van camino de solucionar sus principales inconvenientes frente al OLED. Gracias a ello, un nuevo estudio vaticina que el OLED dejará de ser la tecnología líder en la gama alta.

Según un informe de UBI Research, TCL será quien lidere el desarrollo de MiniLED, pero el mercado seguirán liderándolo gigantes como Samsung y LG. Para el año 2024, los televisores MiniLED habrán adelantado por mucho a los OLED en cuota de mercado.

La tecnología MiniLED será la reina en los próximos años

La tecnología MiniLED permite pasar de cientos de zonas de retroiluminación LED a miles de ellas. Eso permite controlar mejor la iluminación del televisor, con grupos de LED que se pueden apagar para reducir el blooming alrededor de objetos iluminados sobre fondo negro, también conocido como «efecto halo» por parecer que tiene una aureola blanca alrededor.

Los televisores MiniLED utilizan Quantum Dots que se encargan de controlar la luz azul que les llega con los LEDs desde detrás. Sin embargo, esto genera blooming porque los grupos de LED alejados de ese elemento están apagados, pero el grupo de LEDs en los que se muestra el contenido están encendidos, aunque muestren el color negro, ya que el panel de quantum dots que hay delante de los LEDs no bloquea el 100% de la luz que emiten los paneles. De esta forma, utilizar luz azul frente a la blanca permite obtener un brillo mayor, un mejor color, y un mayor rango dinámico.

Un panel MiniLED con tantos LEDs azules como píxeles sería equivalente al OLED, ya que se podría controlar el pixel de manera individual. Esto es lo que hace la tecnología MicroLED, donde Samsung es la única que de momento se ha aventurado a lanzar modelos comerciales este año. Sin embargo, con 100.000 zonas de dimming local ya estaríamos teniendo resultados con una diferencia prácticamente inapreciable con respecto a un OLED.

El coste de los televisores MiniLED es de la mitad que los OLED

Hacer esto, sin embargo, dispara el coste de fabricación de un televisor y lo pone al mismo nivel que el de un OLED. El coste de los MiniLED anunciados este año, con unas 3.000 zonas de dimming, tiene un coste de fabricación que es la mitad que el OLED, permitiendo seguir ofreciendo precios competitivos.

El coste de cada panel MiniLED es de entre 250 y 1.100 dólares para un televisor de 65 pulgadas con 10.000 zonas de dimming local. El precio del televisor, dependiendo del número de zonas, puede oscilar entre los 1.500 y los 6.000 dólares. Según UBI Research, este año se distribuirán unos 2,5 millones de Smart TV MiniLED 4K y 8K.